Jennifer Lopez, la poderosa voz de Estados Unidos

Cumplido el medio siglo, la artista se ha convertido en todo un referente del mundo hispano. De su poder e influencia da cuenta su presencia en solo un año en la Super Bowl y el Capitolio

Jennifer Lopez, en el Capitolio durante la toma de posesión de Joe Biden, el 20 de enero de 2021. En vídeo, su actuación.BRENDAN SMIALOWSKI / AFP (VÍDEO: REUTERS)

En Estados Unidos hay dos logros que miden el éxito y el poder de un artista.: la Super Bowl y la toma de posesión del presidente en el Capitolio. Jennifer Lopez está, según este barómetro, en la cima, ya que en un año ha sido protagonista en ambos eventos. Cantó en la final de Miami en febrero de 2020 junto a Shakira, en una actuación que revolucionó a medio mundo; y el 20 de enero lo hizo en la toma de posesión de Joe Biden. No fue solo una canción, fue un mensaje que recordó el poder latino que ella representa. Se arrancó por Woody Guthrie, el trovador cuya guitarra “mataba fascistas”, e interpretó This land is your land, a la que añadió unos versos en español reclamando “libertad y justicia para todos”. Su voz es en estos momentos la más poderosa de Estados Unidos.

Su novio, Alex Rodríguez, lo contaba días después. “Cuando íbamos en el avión camino de regreso a casa, Jen me enseñó las notas que llevaba escritas en unas cuartillas para su actuación. Me di cuenta entonces de la importancia de su presencia en el acto de investidura y de cómo ella ya había pasado a formar parte de la historia”. Curtida en mil batallas, JLo confesaba a la vez que estuvo muy nerviosa durante la actuación.

Jennifer Lopez, con Alex Rodríguez, en la toma de posesión de Biden.
Jennifer Lopez, con Alex Rodríguez, en la toma de posesión de Biden.Caroline Brehman / POOL (EFE)

Hace solo unos pocos años nadie daba un duro por ella. Lopez era una actriz hispana famosa por sus romances, protagonista de películas románticas y que buscaba un hueco en la música. Ahora nadie duda de su poder. Su lugar como cantante es incuestionable y su posición como artista también. Por si fuera poco, su unión con Alex Rodríguez es otra señal más de que ha cambiado.

La cantante se ha casado en tres ocasiones. La primera, con el escritor cubano Ojani Noa en 1997 y la segunda, con el bailarín Chris Judd cuatro años después. Ninguna de las uniones superó el año de vida. La más duradera llegó en 2004, cuando contrajo matrimonio con el cantante Marc Anthony. Fruto de su relación, que acabó en 2011, nacieron sus dos hijos: los gemelos Emme y Maximilian. Desde hace dos años está comprometida con Alex Rodríguez, la estrella deportiva reconvertida en empresario de éxito. La boda la han pospuesto una y otra vez. Ahora por causa de la covid, pero antes porque ella no encontraba motivos para tener prisa.

Shakira y Jennifer Lopez durante su actuación en la Super Bowl.
Shakira y Jennifer Lopez durante su actuación en la Super Bowl.Kevin Mazur (Getty)

Alex Rodríguez estuvo casado entre 2002 y 2008 con la psicóloga Cynthia Scurtis, madre de sus dos hijas, Natasha y Ella. El divorcio llegó tras saberse que él le había sido infiel con una bailarina de Las Vegas y publicarse otras relaciones extramatrimoniales. En los años siguientes, el exjugador de béisbol salió con las actrices Kate Hudson y Cameron Diaz y se le relacionó con Madonna y Demi Moore. Cuando comenzó salir con Lopez fueron muchos los que pensaron que se trataba de un romance más del deportista. El tiempo les ha quitado la razón. Rodríguez sigue a su lado y pese a ser toda una estrella ha sabido convertirse en el mayor admirador de su pareja.

Hay mujeres a las que los años les pesan. No a Jennifer Lopez, y ese es otro síntoma de su madurez. Las imágenes corroboran que está mejor que nunca. Ella lo sabe y presume de ello. Le gusta publicar fotos en sus redes sociales en su casa, vestida con ropa deportiva y con la cara lavada. Jura una y otra vez que no hay ni una gota de bótox en su cara y que su cuerpo se mantiene a salvo de la ley de la gravedad gracias a las horas que pasa en el gimnasio. Ese físico fibroso y trabajado lo lució en todo su esplendor el día en que por sorpresa se enfundó de nuevo en el ya icónico traje de Versace que había estrenado para los Grammy de 2000. Veinte años después el atrevido diseño le quedaba aún mejor. A sus 51 años la artista se encuentra a gusto con su cuerpo. Esa seguridad se nota y la transmite también en otros ámbitos de su vida.

Jennifer López, vestida de Versace.
Jennifer López, vestida de Versace.Getty Images

JLo es una mujer comprometida en defensa de los derechos de las mujeres y de los latinos. Cuenta en su haber con más de 40 millones de álbumes vendidos, más de mil millones de euros recaudados a lo largo de su filmografía, 140 millones de seguidores en Instagram y hasta un récord Guinness. Su trayectoria e influencia en el mundo latino ha sido reconocida en el pasado con el premio Vanguard de la cadena MTV, el Fashion Icon que concede el CFDA (Consejo de Diseñadores de Moda de América) y un puesto en la lista de las 100 personas más influyentes que elabora la revista Time.

“Que dos latinas hagan esto en este país y en este momento, nos da mucho poder”, decía Lopez en una rueda de prensa de presentación del show de la Super Bowl hace un año. “Estoy muy orgullosa de ayudar a que ese mensaje avance”. Las personas de herencia hispana en Estados Unidos suman 50 millones. Con Trump en la Casa Blanca fueron muchos los que alzaron la voz. Con Biden lo seguirán haciendo pero de otra manera. Y en uno y otro caso la de JLo será una de las más sonoras.


Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS