Priyanka Chopra, la historia de acoso y superación de una estrella de Bollywood en Hollywood

La actriz, que fue Miss Mundo en 2000 y se casó en 2018 con Nick Jonas, publica a los 35 años su autobiografía ‘Unfinished’

Priyanka Chopra en un festival de cine en Marrakech, Marruecos, en diciembre de 2019.
Priyanka Chopra en un festival de cine en Marrakech, Marruecos, en diciembre de 2019.Lilian Wagdy (Reuters)

Priyanka Chopra solo tiene 35 años, pero su vida ha sido tan elástica, ha dado para tanto, que ha decidido escribir su autobiografía. Eso sí, la actriz (de Bollywood, primero; de Hollywood, después) afirma que es un retrato vital sin terminar, y ese título le ha puesto, Unfinished, “Inacabado”, El libro sale a la venta este jueves 11 de febrero y en él la también esposa del músico Nick Jonas detalla episodios de su vida, logros y fracasos que la han llevado a convertirse la estrella de origen indio más pujante del cine occidental y que la han dotado de una fortuna de 40 millones de euros.

Diversos medios, de The Independent a People, han tenido acceso a extractos del libro antes de su publicación. En ellos Priyanka Chopra —o Chopra Jonas, como ha decidido firmarlo, adoptando el nombre de su marido para “honrar a la tradición”, como ha afirmado— recoge la carrera que arrancó hace 20 años y que la ha aupado a las colinas de Hollywood. Nacida en Jamshedpur, India, hija de padres médicos en el Ejército, de niña cambiaba de residencia de forma habitual. Con 12 años su familia decidió mandarla a estudiar a Estados Unidos con una tía, para regresar tres años después a su país natal. Iba para ingeniera aeronáutica, pero a los 17 años su hermano la animó a presentarse a un concurso de belleza: si se iba de casa él se quedaría su habitación. Y así en 2000 ganó Miss India. Meses después, Miss Mundo. Ella cree que no fue por su belleza exactamente, sino por su “elocuencia y ambición”.

Dice en una entrevista que ha concedido a The Guardian que tiene “ambición de ganar”. “A todo el mundo le gusta ganar, pero a mí solo me gusta ganar. Quiero ser la que logre hacer lo que nadie puede”, afirma en la charla. Algo que surgió después de ese periplo por Estados Unidos, del que acabó harta y con la autoestima por los suelos. Tras pasar por Nueva York e Indianápolis, el peor momento llegó al recalar en Newton, Massachussets. Los niños la insultaban en el colegio, le decían que volviera a su país. “Vete y llévate a tu elefante”, le gritaban, como recoge en su libro, donde dice que lo llevó todo a la parte personal: “Mi confianza se hizo trizas. Siempre he tenido mucha, pero en ese momento estaba insegura de quién era, de dónde estaba”.

Portada del libro 'Unfinished', de Priyanka Chopra.
Portada del libro 'Unfinished', de Priyanka Chopra.AP

El retorno a India fue el comienzo de su historia de éxito. Si en EE UU, cuenta, quería encajar, en su país no le importaba destacar, ser diferente. Recuperó la confianza. “Mis padres nunca me dijeron: ‘¡No, porque lo digo yo! Eso te da un sentido de ti misma. Es el mayor regalo que me han hecho mis padres: que mi opinión, mis ideas, mis sueños importaban”, cuenta Chopra a People al hilo del libro. De ahí que en el volumen relate que la muerte de su padre en 2013 la sumió en una profunda depresión.

El camino no estuvo exento de dificultades. En Bollywood, también conoció el machismo: un director le dijo que lo único que le importaba era sacarla en ropa interior. Pero logró superar la misoginia del sector y se convirtió en una estrella que, dejando atrás el éxito, se lanzó a perseguir el sueño americano. Incluso trató de forjarse una carrera como estrella del pop en EE UU. “Fue terrorífico, sentí mucha presión. No tenía ningún precedente”, cuenta al diario británico.

Además del miedo y de la soledad que vivió en los primeros momentos, también se enfrentó al sexismo. Durante un encuentro con un director ya en EEUU, cuenta: “Me miró largo rato, evaluándome, y luego sugirió que me operara el pecho, me arreglara la mandíbula y añadiera un poco más a mi trasero. Si quería ser actriz tenía que ‘arreglar’ mis proporciones y él conocía a un gran médico en Los Ángeles al que mandarme. Mi entonces agente estuvo de acuerdo con esa evaluación”, rememora ahora. Todo ello la dejó “asombrada y con un sentimiento de ser muy pequeña”. Por supuesto, dejó a ese manager y siguió adelante.

Nick Jonas y Priyanka Chopra, el día de su boda.
Nick Jonas y Priyanka Chopra, el día de su boda.instagram

En 2002 debutó por la puerta grande en Estados Unidos, protagonizando el éxito global Quantico, la primera serie de televisión encabezada por un actor de origen hindú. Desde entonces, y con más de 60 títulos, ha vivido a caballo entre Los Ángeles y Mumbai, aunque ahora, tras el estreno de la exitosa The White Tiger (que protagoniza y también produce) y mientras espera la llegada de la franquicia Matrix 4, está instalada en Londres para rodar un nuevo proyecto con Amazon Studios. Ahora se define, cuenta en el Guardian, como “actriz, productora, autora, empresaria, y haciendo pinitos en la tecnología”.

Igual que su trabajo, sus inversiones se han diversificado. Es embajadora de buena voluntad de Unicef, tiene su propia fundación en pos de la salud y la educación; de hecho, dice que se considera “humanitaria, pero apolítica”. Además de haber invertido en la aplicación de citas Bumble y tiene una línea vegana de cuidado de cabello. Sus incursiones en el mundo de la belleza, sin embargo, no siempre le ha traído alegrías. Aunque en multitud de ocasiones ha dicho sentirse orgullosa de su piel, en su juventud hizo anuncios sobre cremas blanqueadoras, algo que las redes recuperaron hace un par de años y que le afearon. “No puedo volver atrás y cambiar lo que hice, pero puedo disculparme por ello, y lo hago sinceramente”, escribe ahora.

Como le dice al Guardian sobre Unfinished, “esta no es una biografía de ‘aquí estoy yo y mis laureles y logros’. Soy yo diseccionando mis fallos, vulnerabilidades, emociones y momentos en los que lloré sobre la almohada. Me sorprende hasta a mí misma porque nunca hablo de ello. Ni siquiera con mi familia, y aquí estoy, contándoselo al mundo, así que estoy muerta de miedo”.

La historia de superación y triunfo de Chopra multiplicó su exposición en 2018, cuando se casó en una boda de tres días por los ritos católico e hindú con Nick Jonas, uno de los hermanos y componentes de la banda musical Jonas Brothers. Pero él no es el protagonista de su libro. Lo es ella. Y todavía, como dice su título, le quedan páginas por escribir.

Sobre la firma

María Porcel

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, es Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País, lleva más de una década vinculada a EL PAÍS. Ha pasado por Cadena Ser, SModa y El HuffPost, donde implementó la estrategia de Redes Sociales y trabajó en la sección de Tendencias. También ha escrito para Vanidad, Business Insider o Marie Claire.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS