Justin Timberlake pide perdón por sus actitudes machistas con Britney Spears: “Sé que fallé”

El artista también se ha disculpado con Janet Jackson en un mensaje difundido en Instagram en el que asegura haber cambiado

Britney Spears y Justin Timberlake, cuando aún eran pareja, en 2002.
Britney Spears y Justin Timberlake, cuando aún eran pareja, en 2002.TOM MIHALEK (AFP)

Justin Timberlake ha pedido disculpas públicamente a Britney Spears después de que se difundiera un documental sobre su vida que aborda su relación y la manera en la que la trataba. Asimismo, también ha pedido perdón a Janet Jackson. “He visto los mensajes, las etiquetas, los comentarios y he querido responder. Siento profundamente todas las veces en mi vida que con mis acciones contribuí al problema, hablé cuando no tocaba o no defendí lo que era correcto. Sé que fallé. Entiendo que me quedé corto en esos momentos y en muchos otros y que me beneficié de un sistema que aprueba la misoginia y el racismo”, escribe el cantante en su cuenta oficial de Instagram.

“Específicamente quiero disculparme con Britney Spears y Janet Jackson, individualmente, porque me importan y las respeto y sé que he fracasado. Me siento obligado a responder porque todos los involucrados se merecen algo mejor y porque esta es una conversación muy amplia de la que quiero formar parte”, dice. A continuación, Justin Timberlake hace hincapié en que la industria musical tiene fallos y reconoce que facilita el éxito de los blancos. “Está diseñada de esta manera. Como hombre en una posición privilegiada considero necesario hablar públicamente de ello. Debido a mi ignorancia, no me di cuenta mientras estaba ocurriendo en mi vida”, añade.

El cantante considera que a lo largo de su carrera no ha sido perfecto y no ha sabido cómo lidiar con este problema y, además, incide en el hecho de que sus disculpas, aunque suponen un primer paso, llegan tarde y no pueden borrar el pasado. “Quiero asumir la responsabilidad por mis propios errores así como el hecho de ser parte de un nuevo mundo que ayude y apoye. Me preocupo por el bienestar de las personas a las que quiero y a las que he querido. Puedo hacerlo mejor y lo haré mejor”, concluye. Estas disculpas han sido apoyadas por la esposa de Justin Timberlake, Jessica Biel, quien a modo de comentario puso en la imagen un cariñoso “te quiero” acompañado por un emoji de corazón. La pareja tiene dos hijos.

Britney Spears y Justin Timberlake formaron una pareja que ya es historia del pop de la primera década de los 2000 en todo su apogeo. Un cuento de amor y despecho, pero también de marketing, lucha de poderes, juego con los medios e industria musical. La pareja de artistas, entonces incipientes y brillantes estrellas del panorama mundial, salieron juntos entre 1999 y 2002 en una relación que dio la vuelta al mundo y acabó, como era lógico, por su edad y exposición, fatal.

La relación entre Timberlake y Spears se convirtió en icónica por su ingenuidad. Ambos, rubios, dulces, sonrientes, vestían a juego en las entregas de premios o presumían de ser vírgenes. Pero el sueño se quebró en abril de 2002, cuando los medios estadounidenses dieron cuenta de que habían roto por una supuesta infidelidad de la cantante con uno de sus bailarines, un extremo que nunca llegó a confirmarse.

Timberlake supo amortizar mejor que nadie la relación con la diva del pop, que siempre alcanzó cotas de popularidad y empatía mucho mayores que él; no en vano fue y sigue siendo denominada la princesa del pop. Poco después de su ruptura, el cantante lanzó su carrera en solitario, para cuya promoción no dejó de utilizar el fantasma de Spears en entrevistas y charlas, contando que él fue quien le dio a la diva su primer beso o que, cuando acabaron su relación, le prometió que seguiría ahí para ella y que nunca revelaría los motivos de su ruptura.

La semana pasada se celebró el juicio por la tutela legal de la cantante. Jamie Spears, el padre de Britney Spears, seguirá compartiéndola con un fondo de inversión que ella designó hace años. Así lo ha determinado la juez del Tribunal Superior de Los Ángeles, Brenda Penny, en el juicio celebrado el pasado jueves y en el que rechazó la petición del progenitor de la artista de asumir íntegramente su tutela legal. Tal y como lleva ocurriendo en estos últimos 12 años, Jamie continuará como tutor legal de Spears, pero deberá seguir compartiendo todas sus decisiones, incluidas las referentes a las finanzas, con el fondo privado Bassemer Trust. Se esperan nuevas audiencias sobre este caso para el 17 de marzo y el 27 de abril.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS