Kanye West inicia su vida sin Kim Kardashian

La pareja negocia los términos de separación mientras que él tiene restringidas las visitas a sus hijos

Kim Kardashian y Kanye West hace un año.
Kim Kardashian y Kanye West hace un año.Danny Moloshok (Reuters)

El pasado 6 de enero se confirmaba lo que era un secreto a voces desde hacia meses: Kim Kardashian y Kanye West habían decidido divorciarse tras siete años de matrimonio. Kardashian contrató a la abogada especializada en los divorcios de las estrellas, Laura Wasser, para que negociara un acuerdo privado y blindado. Hace ya semanas que la estrella mediática, de 40 años, no lleva su anillo de casada mientras el rapero, de 43, permanece en su rancho de Wyoming donde pasó las vacaciones de Navidad, en lugar de hacerlo con la familia Kardashian, un indicio más del deteriorado estado de su relación.

Desde ese anuncio de separación, los protagonistas de esta historia casi no han aparecido en público. Ella ha sido vista en alguna ocasión entre idas y venidas al plató donde graba la última temporada de Keeping Up With the Kardashians, en la que al parecer habla de su divorcio, aunque los nuevos capítulos tardarán en emitirse. Y él viajó hace unos días a Los Ángeles, California, en su avión privado para mantener reuniones de trabajo y volvió a su retiro. Su entorno está preocupado por cómo este proceso afectará a su equilibrio emocional.

“Kanye no lo está haciendo bien. Está ansioso y muy triste. Sabe que el matrimonio ha terminado y no hay nada que se pueda hacer en este momento. También sabe lo que está perdiendo al terminar con Kim”, ha dicho un portavoz de Kardashian a la revista People. La pareja no está dando explicaciones, pero se manifiesta a través de declaraciones de fuentes como esta.

El año 2020 resultó ser difícil para el famoso matrimonio. “Simplemente no tienen los mismos intereses cuando se trata de su futuro como familia”, añade esta fuente. “Kim Kardashian siempre ha apoyado públicamente a su marido y también lo ha hecho ante su familia. Estuvo a su lado en un momento en el que pocas esposas habrían hecho eso [pidió comprensión para su esposo, con trastorno bipolar, después de que este publicara una retahíla de erráticos mensajes en contra de Kardashian]. Hay muy pocas esperanzas de reconciliación”, dice la fuente. “Tendría que ser un milagro. Pero Kanye cree en los milagros”.

Kardashian es quien se está encargando del cuidado de los cuatro hijos de la pareja: North, de siete años; Saint, de cinco; Chicago, de tres; y Psalm, que cumplirá dos años en mayo. Ella le ha dicho a su círculo íntimo que quiere que West sea parte de sus vidas aunque de momento tiene las visitas restringidas. “Kim ha dejado en claro que Kanye puede hablar con sus hijos cuando quiera”, dice la fuente. “Ella nunca ha amenazado con mantenerlo alejado de los niños. Solo requiere que no les haga daño. Kanye puede hacer videollamadas con los niños en cualquier momento que quiera, aunque lo hace en pocas ocasiones”. Y añade: “Kim no quiere hacerle daño. Simplemente sabe que ya no puede estar casada con él. Él es muy consciente de que ella ha sido una buena esposa. Todavía la ama mucho. Pero lo comprende”.

El divorcio será millonario, pero no parece que el dinero vaya a ser un gran obstáculo, ya que el rapero está dispuesto a ser generoso. De la pareja, el que más dinero tiene es West, sin embargo, gran parte de su patrimonio neto está vinculado a su empresa de ropa, sin liquidez. Otra pieza clave de la fortuna del rapero está en su marca de zapatos, que es conocida porque cada par de zapatillas cuesta más de 200 dólares. El valor de la empresa está vinculado a Adidas, que fabrica, comercializa y distribuye las deportivas. Forbes estimó en abril de 2020 que la marca tiene un valor de 1.260 millones de dólares (unos 1.050 millones de euros).

Kim Kardashian puede tener menos fortuna que su esposo, sin embargo, cuenta con más liquidez y es menos dependiente de la tendencia de su marca, así como de los caprichos de sus consumidores. Al igual que West, la mayor parte de la fortuna de Kim Kardashian se encuentra en una marca con su nombre. En octubre de 2020, Forbes estimó que la participación del 72% en su compañía de cosméticos KKW Beauty tiene un valor de aproximadamente de 500 millones de dólares (415 millones de euros).

Kardashian ganó millones de dólares tras 13 años de protagonizar Keeping Up With the Kardashians y gracias a sus aplicaciones. A esto se suma a su fama en Hollywood y varios trabajos de modelaje y patrocinio. Sin embargo, su mejor momento llegó cuando vendió el 20% de KKW Beauty a Coty (el gigante cosmético) por 200 millones de dólares en efectivo (165 millones de euros), durante el año pasado por 70 millones de dólares (58 millones de euros).

La pareja al casarse firmó un contrato de separación de bienes, pero durante su matrimonio adquirieron inmuebles y realizaron negocios en común. Son propietarios de varias casas y tienen varias hipotecas; incluida la mansión ubicada en Calabasas, Los Ángeles, un apartamento en Miami y dos ranchos en Wyoming. De acuerdo con los documentos que West envió a Forbes el año pasado, también hay cinco millones de dólares en arte, casi cuatro en vehículos, 3,2 en joyas e incluso 300.000 en ganado.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS