Enrique de Inglaterra tiene nuevo trabajo: director de impacto en una ‘start up’ de salud mental

El nieto de Isabel II fue primero usuario de la aplicación de BetterUp y ahora la empresa se convierte en su última incursión en los negocios desde que no es miembro activo de la casa real británica

Enrique de Inglaterra, en un encuentro Jon Bon Jovi en Londres, en febrero de 2020.
Enrique de Inglaterra, en un encuentro Jon Bon Jovi en Londres, en febrero de 2020.HANNAH MCKAY (Reuters)

Enrique de Inglaterra tiene un nuevo trabajo. Así lo ha anunciado la empresa BetterUp, una startup dedicada a temas de salud mental en la que el nieto de Isabel II asume el puesto de director de impacto. El contacto con BetterUp —calificada como un unicornio, es decir una compañía de capital privado no cotizada que supera los 1.000 millones de dólares de valoración— llegó porque el duque de Sussex la utilizó como usuario durante un par de meses.

Así lo ha manifestado él mismo: “He estado utilizando la aplicación y trabajando con un coach durante un par de meses y completar el cuestionario inicial fue un poco incómodo porque la experiencia de uso no se ajusta a una lista de preguntas de opciones múltiples. Me doy cuenta de que soy un caso atípico, así que no hay necesidad de que los ingenieros trabajen en eso”, bromeó en sus declaraciones Enrique de Inglaterra. “Me pusieron en contacto con mi coach que, francamente, es increíble y siempre me ha dado buenos consejos y una nueva perspectiva que es muy valiosa”, añadió.

Este nuevo puesto ejecutivo dentro de BetterUp es la última de las incursiones en los negocios que ha ido realizando el príncipe Enrique, algunas en compañía de su esposa Meghan Markle, desde que dejaron de ser miembros activos de la familia real británica hace un año. El nuevo cargo tiene que ver con uno de los intereses de la pareja: la salud mental. También con uno de los objetivos que ambos han señalado de cara a sus actividades futuras: crear impacto en la vida de las personas. Así lo ha manifestado el propio príncipe Enrique al contestar a preguntas de The Wall Street Journal sobre los motivos que le han llevado a participar en esta empresa: “El coaching proactivo ofrece infinitas posibilidades para el desarrollo personal, una mayor conciencia y una vida mejor en todos los aspectos”. De él se espera que participe en iniciativas que incluyan decisiones de estrategia de productos, actos solidarios y que defienda públicamente temas relacionados con el objeto de esta startup, que no es otro que la salud mental.

Alexi Robichaux, director ejecutivo de BetterUp, ha explicado al diario estadounidense que conoció al príncipe Enrique a través de un amigo común y que comenzó a conversar con él sobre el puesto que ahora es una realidad durante el pasado otoño. De la función del duque de Sussex en la empresa Robichaux ha dicho: “Es un papel significativo e importante”. Unas palabras que retratan una función que es relativamente rara en el mundo empresarial pero más común en organizaciones sin ánimo de lucro como Amnistía Internacional EE UU, por ejemplo.

Sobre lo que no se tiene detalles, porque Alexi Robichaux se ha negado a dar datos sobre ello, es de la remuneración que recibirá Enrique de Inglaterra por su trabajo, aunque el ejecutivo de BetterUp si ha concretado que se unirá al equipo directivo de la compañía como “uno más de la empresa”. También se espera de él que acuda a eventos especiales de la compañía y los ejecutivos de la misma han destacado el valor que puede aportar. “Viene de un entorno muy diferente a otros ejecutivos”, ha dicho Robichaux y esto, a su juicio, significa incorporar una nueva e interesante perspectiva, entre las que destacó como punto fuerte y diferenciador la experiencia militar del duque de Sussex y su actitud abierto sobre sus propias luchas personales con el dolor y los problemas de salud mental.

Por su parte Enrique de Inglaterra ha manifestado lo importante que resulta luchar por estar mentalmente sanos: “Se trata de reconocer que no es tanto lo que nos pasa como lo que nos ha sucedido a lo largo de la vida”. Y ha añadido: “A menudo, debido a las barreras sociales, las dificultades financieras o el estigma, muchas personas no pueden concentrarse en su salud mental hasta que se ven obligadas a hacerlo. Quiero que nos alejemos de la idea de que tienes que sentirte roto antes de pedir ayuda“.

No es nuevo que empresas punteras recurran a rostros famosos para impulsar su visibilidad y su mensaje, pero en el caso de BetterUp su director ejecutivo ha dejado claro que decidieron que Enrique de Inglaterra ocupara el puesto de director de impacto porque quería que el título de su puesto reflejara la amplia gama de responsabilidades que significa. Alexi Robichaux también ha explicado que el duque de Sussex “es sinónimo de este enfoque de aptitud mental que es invertir en uno mismo. No fue difícil venderlo internamente en la empresa”. La compañía tiene una red de 2.000 coachs y su plataforma es usada por grandes compañías estadounidenses como los hoteles Hilton, Chevron o Salesforce.com, según detalla The Wall Street Journal.

El director ejecutivo que será el nuevo jefe del príncipe Enrique también ha informado sobre las primeras aportaciones de su nuevo empleado: en una reunión de estrategia reciente sobre cómo posicionar un producto, recomendó que los ejecutivos enmarquen la herramienta en términos de resistencia y superación de la adversidad y los reveses en un momento desafiante. El hijo del heredero al trono de Inglaterra no tendrá un equipo propio pero sí a muchos empleados dispuestos a escucharle. “Tendrá a toda la organización corriendo para ayudarlo”, concluyó Robichaux.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS