5.600 millones coronan a Kanye West como el artista negro más rico de EE UU

Las colaboraciones del artista con Adidas y Gap han multiplicado su fortuna, así como sus inversiones en las marcas de Kim Kardashian, según ‘Bloomberg’

Kanye West, en Nueva York en octubre de 2019.
Kanye West, en Nueva York en octubre de 2019.TheImageDirect.com (GTRES)

Un imperio. No se puede definir de otro modo la enorme cantidad de dinero, marcas de moda, poder y lujo que ha amasado a lo largo de sus 43 años el rapero Kanye West. En las últimas décadas, el patrimonio del músico y empresario ha ido creciendo poco a poco, en ocasiones a trompicones y con deudas, pero en los últimos años ha dado un salto exponencial. Según un informe al que ha tenido acceso el portal económico Bloomberg, hoy la fortuna de West, incluidas sus uniones empresariales, estaría valorada en 6.600 millones de dólares, más de 5.580 millones de euros.

El informe al que ha tenido acceso Bloomberg ha sido elaborado por la financiera UBS. En él se recoge que han sido sobre todo dos empresas las que han elevado el estatus financiero de West. Por un lado está Yeezy, la célebre marca de zapatillas y equipamiento deportivo que fundó en 2013 y que le ha hecho rico: está valorada entre 2.700 y 3.970 millones de euros. Durante la pandemia, las ventas de esta línea de zapatillas que tiene junto a la multinacional Adidas subieron más de un 30%, proporcionándole más de 160 millones de euros, según ese documento, que considera que se trata de un sector que seguirá creciendo. Por el otro, el acuerdo al que ha llegado con la firma de moda Gap, para la que ha diseñado una línea de prendas que llegará en julio a las tiendas y que está valorada en casi 820 millones de euros.

Explica el medio económico que en el informe de UBS se recoge que las expectativas de West están puestas en ese nuevo contrato con Gap, que pretende hacer crecer hasta los niveles de popularidad y aceptación de Yeezy, cuyo control creativo y financiero es suyo. Eso mismo quiere la compañía textil de San Francisco, que tratará de reinventarse, rejuvenecer su imagen, remontar las compras y acercar su producto a nuevos públicos gracias al rapero, del que han contado que está muy centrado en este nuevo trabajo. West siempre mantendrá el control de ambas colaboraciones; en la de calzado ha firmado una exclusiva con Adidas los próximos cinco años, mientras que con Gap ha cerrado el trato hasta 2030.

Además, el informe refleja que el artista tiene una liquidez de más de 103 millones de euros, que su catálogo musical está valorado en otros 93 y que tiene inversiones de más de 1.430 en otros negocios, entre ellos en Skims, la firma de ropa interior que lanzó su todavía esposa, Kim Kardashian, de la que está separándose. El salto cuantitativo no está nada mal para un empresario que hace apenas cinco años debía, como él mismo contó, casi 14 millones de dólares, y hace cuatro casi 45, y que llegó a pedirle a Mark Zuckerberg que invirtiera en sus empresas a través de Twitter.

Entre Yeezy, Gap, sus inversiones, su música y su fortuna personal, el montante de West rozaría los 5.600 millones de euros, lo que según medios como el New York Post equipararía su fortuna con la de Robert F. Smith, empresario de 58 años y presidente de una firma de capital privado que según el Índice de Billonarios de Bloomberg tendría unos 5.900 millones y es la persona negra más rica de EE UU. Los dos estarían lejos de la más rica del mundo, el empresario nigeriano Aliko Dangote, de 63 años, con 9.980 millones de euros.

Sin embargo, otros han tratado de desmentir esas cifras de vértigo y han asegurado que no son correctas. Es el caso de Forbes, publicación especializada en calcular las fortunas de los más ricos. Según los cálculos de la revista, el dinero que acumula West sería de alrededor de un tercio de esta cifra, unos 1.520 millones de euros en total, porque entre otras no se puede tener en cuenta la valoración de Gap, puesto que la colección ni siquiera ha arrancado. Ellos mismos reconocen que es “un gran salto” desde los casi 1.100 millones que le estimaban el pasado mes de mayo, pero que está muy lejos de esos 5.580.

Sean cuales sean las mareantes cifras, queda por ver qué ocurrirá con la fortuna de West ahora que ha anunciado su divorcio de la que ha sido su esposa los últimos siete años, la estrella de la telerrealidad y también empresaria Kim Kardashian. Los últimos meses, desde que se anunciara su separación, Kardashian se ha quedado con sus hijos en California mientras West ha permanecido la mayor parte del tiempo en su rancho de Wyoming, con viajes a Los Ángeles para ver a sus hijos y para seguir desarrollando sus negocios.

Ambos tenían firmado un contrato prenupcial, pero es posible que haya quedado obsoleto, porque los negocios de ambos han crecido exponencialmente desde que se casaron. Hasta hace unas semanas se calculaba que la unión de sus fortunas era de unos 1.800 millones de euros, 1.100 de West y algo más de 700 Kardashian, pero este último informe puede ponerlo todo del revés e incluso modificar lo que lleguen a dictar los tribunales de un divorcio que se dirime por capítulos y de forma televisada.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS