Gucci contra Gucci: la familia, indignada con la película que ahonda en la tragedia de la saga

Los miembros del famoso clan, marcado por el asesinato del magnate de la moda orquestado por su esposa, amenazan con emprender acciones legales

Adam Driver y Lady Gaga, en ‘House of Gucci’.
Adam Driver y Lady Gaga, en ‘House of Gucci’.EL PAÍS

Las pocas imágenes del rodaje de House of Gucci que se han filtrado no han gustado a los herederos de la casa italiana. Creen que la película, dirigida por Ridley Scott, “roba la identidad” de su familia. El nuevo proyecto de Scott, protagonizado por Lady Gaga y Adam Driver, está basado en el libro The Gucci Saga - From Luxury to Murder, From Creation to the Stock Market War (La Casa Gucci: Una sensacional historia de asesinatos, locura, glamur y codicia) de Sara Gay Forden, publicado en 2001. El largometraje repasa el asesinato en 1995 del magnate de la moda Maurizio Gucci orquestado por su exesposa Patrizia Reggiani. Locura, glamur, infidelidades, codicia y asesinatos son los ingredientes para armar un thriller de esos que corroboran que la vida real a veces supera al guion más enrevesado que se pueda imaginar.

Más información
Lady Gaga se deja ver convertida en la ‘viuda negra’ de Gucci
Los Gucci, éxito en la moda y escabrosos delitos de familia

“Estamos realmente decepcionados. Hablo en nombre de la familia”, dijo Patrizia Gucci, una de las primas hermanas de Maurizio, a Associated Press. “Roban la identidad de una familia para obtener ganancias, para aumentar los ingresos del sistema de Hollywood… Nuestra familia tiene una identidad, una vida privada. Podemos hablar de todo. Pero hay una frontera que no se puede cruzar”, continuó. Al considerar la película intrusiva, Patrizia Gucci dijo que intentó hablar con la esposa del director, Giannina Facio, pero no obtuvo respuesta.

Una escena que recrea la boda de Maurizio Gucci con Patrizia Reggiani.
Una escena que recrea la boda de Maurizio Gucci con Patrizia Reggiani.Andrew Medichini (AP)

Más allá de la trama, la familia Gucci cuestiona la elección de actores. Además de Lady Gaga, Adam Driver, Jared Leto y la francesa Camille Cottin, la película cuenta con leyendas del cine como Robert De Niro y Al Pacino en el reparto. Pero el físico del actor de Scarface, que interpretará el papel de Aldo Gucci, tío de Maurizio, inquieta. “Mi abuelo era un hombre muy guapo, como todos los Gucci, muy alto, de ojos azules y muy elegante. Lo interpreta Al Pacino, que no es muy alto, y allí se le presenta pequeño y realmente feo. Es una pena, porque no se parece a él en absoluto“, dijo Patrizia Gucci.

En cuanto al hijo de este último, Paolo Gucci, interpretado por Jared Leto, se le representa con calvicie avanzada y cabello descuidado. Una imagen que no se corresponde con los recuerdos de su propia hija: “Horrible, esto es horrible. Me siento ofendida”, comentó. La heredera dijo que su familia decidirá qué acción tomar después de ver la película. Su lanzamiento está previsto para el otoño de 2021, coincidiendo con el centenario de la fundación de la marca italiana. House of Gucci es el segundo gran proyecto cinematográfico de Lady Gaga, que sorprendió a todos cuando en 2018 protagonizó Ha nacido una estrella junto a Bradley Cooper.

Patrizia Reggiani, la 'viuda negra' de Gucci.
Patrizia Reggiani, la 'viuda negra' de Gucci.CORDON PRESS

Conocida como la viuda negra, Patrizia Reggiani fue condenada por ordenar el asesinato de su exmarido Maurizio Gucci, al que un sicario disparó cuatro tiros mortales a quemarropa y por la espalda en la puerta de su casa de Milán en 1995. La identidad de la instigadora del asesinato se descubrió dos años después. Para entonces, Reggiani, que se hacía llamar Lady Gucci, ya era uno de los personajes más excéntricos y seguidos de la crónica social en Italia. Fue condenada en 1998 a 26 años de prisión, aunque finalmente quedó libre en 2013. Pasó un total de 16 años en la cárcel, los dos últimos por voluntad propia tras rechazar la libertad condicional, alegando que nunca había trabajado, que no pensaba empezar a hacerlo entonces y que prefería vivir encerrada. Se trata de uno de los sucesos más truculentos de la sociedad italiana y de la industria de la moda.

La historia no terminó con la libertad de Reggiani ya que cuando salió de prisión, un juez le concedió una compensación vitalicia de un millón de euros al año que había pactado con el difunto, al considerar que haber instigado su asesinato no era motivo suficiente para revocar el acuerdo. En estos últimos años se ha enfrascado en una guerra sin cuartel con sus propias hijas primero, cuando recurrieron la sentencia, y después con su madre, que pretendió inhabilitarla legalmente. A finales de 2018 la viuda negra de Italia se comprometió a firmar un armisticio con su familia y a renunciar a una parte de la herencia a cambio de poder pasar algunas temporadas en el exclusivo chalet del clan en Saint Moritz, de disfrutar durante un mes al año del velero familiar y de ver a sus nietos, con quien no mantiene relación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS