Jennifer Lopez rompió con Alex Rodriguez porque no confiaba en él

Portavoces de la artista aseguran que estaban en crisis desde hace tiempo, que ella estuvo “hundida” pero que intenta salir adelante con su trabajo y sus hijos

Jennifer Lopez y Alex Rodriguez se besan tras la actuación de la cantante en la toma de posesión de Joe Biden como presidente de EE UU, elo 20 de enero de 2021 en Washington, EE UU.
Jennifer Lopez y Alex Rodriguez se besan tras la actuación de la cantante en la toma de posesión de Joe Biden como presidente de EE UU, elo 20 de enero de 2021 en Washington, EE UU.POOL New (Reuters)

La falta de confianza es un mal que puede arrasar con cualquier tipo de relación, ya sea familiar, amistosa o romántica. Y eso es precisamente lo que ha puesto la puntilla en el noviazgo de Jennifer Lopez y Alex Rodriguez. La cantante y el exjugador de beisbol rompieron su compromiso matrimonial a mediados del mes de marzo, pero fue un mes después cuando anunciaron su separación definitiva después de cuatro años de relación. Ha sido ahora, una semana después de conocerse la noticia, cuando se han empezado a conocer los motivos de esa ruptura. La pareja ha estado junta cuatro años. La suya ha sido una relación sentimental y también empresarial.

Según distintas fuentes, fue Lopez quien decidió la separación. La falta de confianza en su pareja fue lo que acabó por extinguir una relación que hace ya un mes estaba herida de muerte. JLo “no podía confiar plenamente en él”, ha dicho un amigo de la artista en la revista People. “Intentó arreglarlo pero había demasiados asuntos por resolver”, explica una persona próxima a la artista, que afirma que la cantante y actriz llegó a estar “hundida”. “No creo que lo mejor para ella fuera seguir con Alex”.

“A ambos les gustaba pasar más tiempo juntos como una familia, pero les resultaba difícil mantener esa chispa especial cuando se veían”, relata esa misma fuente. Algo que refrendan otras fuentes conocedoras de los motivos de JLo en el medio ET Canada. “Ella sabía que era el momento de dejarlo. Había problemas cuando se abordaban los planes de boda y problemas de confianza que no podía dejar pasar”.

“Jennifer ha hecho todo lo posible por mantener la cabeza bien alta desde la ruptura”, añade. “Se ha estado cuidando mucho, en lo mental, lo físico y lo espiritual, y se ha rodeado de gente que la quiere y de sus hijos. También se ha centrado en su trabajo. Mantenerse ocupada y hacer muchas cosas que le llenan ha sido bueno para ella”, aseguran.

Estos días JLo se encuentra trabajando en una comedia romántica titulada Shotgun Wedding, cuyo rodaje la ha llevado hasta la República Dominicana. De hecho, Rodriguez fue a visitarla al país caribeño poco después de que se anunciara la cancelación de su boda, en marzo, pero pese a ello la relación no se salvó. La actriz se está centrando en aquello que más disfruta: sus hijos y su trabajo. “Jennifer ya ha pasado por este tipo de situaciones complicadas antes. No es de las que se sienta y se pone a llorar”.

La cuestión de la infidelidad también ha rodeado la relación de JLo y ARod, como se les conoce en Estados Unidos. Sin embargo, las mismas fuentes afirman a la revista People que esa no ha sido la causa: “Si él la ha engañado o no, no importa”, cuenta una fuente de la industria musical. “Lo que ella no toleraría es que el miedo se interpusiera entre ellos”.

La artista se está recuperando, poco a poco, y sobre todo con ayuda de sus hijos: “Es lo que la hace más feliz”, afirman los conocedores de Lopez a este medio. Pero también explican que, como es lógico, “los niños están tristes por la ruptura porque han crecido muy unidos, pero también quieren lo mejor para su madre, para que sea feliz. Entre las dos familias hay amor y respeto”. JLo tiene dos niños, Emme y Max, mellizos de 13 años nacidos de una anterior relación con el músico Marc Anthony. Ambos guardan una estrecha relación, y de hecho el músico ahora está ayudando a su exmujer con la ruptura al hacerse cargo de los chicos mientras ella rueda en República Dominicana.

Alex Rodriguez aportó a la pareja dos niñas, Natasha, de 15 años, y Ella, de 11, de una anterior relación con Cynthia Scurtis. Rodriguez y Lopez siempre han contado que el hecho de que los cuatro, de edades similares, se llevaran tan bien fue algo que les impulsó en su relación y les dio fuerza para seguir adelante. “Nuestros hijos se han convertido en mejores amigos y eso nos mantiene a la vez conectados y agradecidos. No podríamos haber pedido nada mejor que los cuatro se lleven bien entre ellos”, contaba el exjugador de béisbol en una entrevista conjunta con People en 2018. “Yo amaba mucho a sus hijos y él amaba y aceptó a los míos, que se abrazaron de inmediato”, añadía Lopez.

De ahí que la peor parte de la separación se la estén llevando los cuatro chicos, y que la pareja esté “especialmente triste por ellos, porque eran íntimos. No es la situación ideal pero es inevitable”, ha dicho un amigo de Lopez en la prensa estadounidense. “Intentarán ser amigos, y hay respeto. Pero definitivamente irán por caminos separados”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción