Muere la madre de Ana Obregón a los 95 años

Un año después de la pérdida de su hijo, la actriz se despide de su madre, que ha fallecido este sábado

Ana Obregón junto a su madre, en una imagen del Instagram de la actriz.
Ana Obregón junto a su madre, en una imagen del Instagram de la actriz.

Un año después de la pérdida de su hijo, Aless Lequio, Ana Obregón ha recibido otro duro golpe. Su madre, Ana María Obregón Navarro, de quien tomó su nombre artístico, falleció ayer a los 95 años de edad. La actriz y empresaria se ha despedido de ella a través de su Instagram. “Ahora los dos amores de mi vida están juntos para siempre”, se lee en el texto que acompaña a una fotografía de la bióloga de bebé en brazos de su madre. “Mamá, cuida mucho de mi niño hasta que yo llegue que espero sea pronto, y dile que le quiero más que a mi vida”, continúa. “Os amo desde siempre y para siempre”.

Hija de Carmen Rubio Arrabal y del famoso empresario Juan Obregón Toledo, Obregón Navarro se casó con el arquitecto Antonio García Fernández poco después de conocerse y juntos montaron su primera inmobiliaria. Su buen ojo para los negocios les permitió invertir en varios terrenos y en 1969 llegó la gran oportunidad de sus vidas. El conde de los Gaitanes, amigo de Antonio, le ofreció la compra del 95% de las acciones de Niesa, propietaria de los terrenos de lo que hoy es La Moraleja. Allí construyó también el hogar familiar y una casa para cada uno de sus cinco hijos, a los que el matrimonio siempre quiso tener cerca.

Obregón Navarro fue ingresada el pasado abril y recibió el alta el 19 de ese mes para recuperarse en su casa, un hecho que Ana Obregón celebró en sus redes. La actriz siempre ha estado muy unida a su madre, amiga y confidente. Ella fue uno de sus principales apoyos cuando decidió comenzar en el mundo de la interpretación, y en los peores momentos de su vida: tras su separación de Alessandro Lequio y durante la enfermedad de Aless.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS