El fundador de Nubank y su esposa se suman al compromiso de donar su fortuna en vida al estilo Buffet

Los Vélez-Reyes, que apoyarán proyectos para dar oportunidades a niños y adolescentes en América Latina, se han unido a Giving Pledge

David Vélez, cofundador de Nubank, y su esposa, Mariel Reyes, en el selfie que han incluido en la carta en la que explican sus motivos para donar su fortuna.
David Vélez, cofundador de Nubank, y su esposa, Mariel Reyes, en el selfie que han incluido en la carta en la que explican sus motivos para donar su fortuna.RR. SS.

Una pareja latinoamericana, David Vélez, cofundador del banco digital Nubank, y su esposa, la emprendedora Mariel Reyes, ha anunciado este miércoles su compromiso de donar en vida a filantropía la mayoría de su fortuna. Forbes cifra la de él en 5.000 millones de dólares. Este ingeniero colombiano de 40 años dirige el exitoso neobanco, que arrasa en la región con sus más de 40 millones de clientes y ha revolucionado el panorama bancario en Brasil. Los Vélez-Reyes se han adherido a una iniciativa denominada Giving Pledge, siguiendo el ejemplo de Warren Buffet o los Gates.

Reyes, una economista peruana de 41 años, dirige reprograma, una start up que enseña programación informática a mujeres vulnerables, sobre todo negras y transexuales, en Brasil. Con ella y su esposo, este club de millonarios comprometidos ya tiene cuatro latinoamericanos. Los pioneros fueron Eli y Susi Horn, un empresario brasileño de 77 años y su mujer.

Más información
Gates y Buffet globabilizan la solidaridad de los megamillonarios
Nubank, el banco digital que arrasa en América Latina con 41.000 nuevos clientes al día

La pareja Vélez-Reyes, que vive en Brasil hace más de una década, ha anunciado su compromiso mediante una carta en inglés, publicada en la web de Giving Pledge, en la que explican que intención es destinar la mayoría de su fortuna a ofrecer oportunidades a los niños y adolescentes más vulnerables de América Latina porque “las oportunidades no están equitativamente distribuidas”.

Nubank es el origen del grueso de la riqueza que han acumulado. Vélez fundó la empresa junto a dos socios en 2012 tras abandonar su empleo en Sequoia Capital, el fondo de capital riesgo estadounidense, que le había enviado a Brasil a buscar oportunidades de inversión. Le bastó lidiar con la banca brasileña para, tras monumentales enfados, lanzarse a crear una alternativa, un banco digital sin comisiones. Acertó. “Nuestro objetivo es llegar a 100 millones en unos cinco o siete años por toda América Latina…”, decía en 2020 a este diario.

En su misiva, que ilustran con un selfie de ambos en una playa desierta, estos no mencionan explícitamente la desigualdad aunque sí definen América Latina como “una región que tiene mucho potencial, pero donde muchos millones todavía viven en la pobreza y tienen pocas oportunidades en la vida para crecer y desarrollarse plenamente”. Ambos explican que ellos, en cambio, sí que vienen de familias que les pudieron brindar oportunidades.

Vélez desciende de un clan de emprendedores de Barranquilla en el que “el mantra siempre fue: no hay que tener jefes, hay que hacer el propio camino”. Antes de fundar Nubank trabajó con Goldman Sachs y Morgan Stanley. Reyes fue empleada del Banco Mundial durante diez años.

El plan de estos millonarios es crear una plataforma de filantropía enfocada en América Latina con la que dar oportunidades a otras personas dispuestas a trabajar duro y afrontar, escriben, “algunos de los grandes problemas de manera poco convencionales”. Ya están reclutando al personal que les ayude en la misión filantrópica en la que se han embarcado porque “la vida es finita, porque “no puedes calza dos pares de zapatos al mismo tiempo” y porque quieren que sus hijos construyan sus propios caminos, que tengan esa “sensación de desesperación, que nos impulsa a trabajar muy duro para lograr algo que no tenemos”.

Los Vélez-Reyes son una minoría entre los 223 donantes de Giving Pledge por su origen y por su edad. La iniciativa suma compromisarios de 27 países. La mayoría ha cumplido los 60 años. Horn, un constructor brasileño nacido en Siria, judío ortodoxo y hasta ahora el único latinoamericano de este club, se describía en una entrevista con este periódico en 2019 como “socialista y de derechas”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Naiara Galarraga Gortázar

Es corresponsal de EL PAÍS en Brasil. Antes fue subjefa de la sección de Internacional, corresponsal de Migraciones, y enviada especial. Trabajó en las redacciones de Madrid, Bilbao y México. En un intervalo de su carrera en el diario, fue corresponsal en Jerusalén para Cuatro/CNN+. Es licenciada y máster en Periodismo (EL PAÍS/UAM).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS