Sarah Ferguson sobre Isabel II: “Es increíblemente moderna”

La duquesa de York afirma en una entrevista que la monarca británica ha sido su “mayor mentora” y la califica de “comprensiva, indulgente y generosa”

La princesa Beatriz y Sarah Ferguson conversan con la reina Isabel II en Ascot, en 2018.
La princesa Beatriz y Sarah Ferguson conversan con la reina Isabel II en Ascot, en 2018.Max Mumby (GETTY)

Pese a todo. Ni los escándalos protagonizados por ella misma ni el divorcio del príncipe Andrés han hecho mella en la relación que Sarah Ferguson mantiene con la reina Isabel II y a la que la duquesa de York considera que ha sido “más madre” que su “propia madre”. Así lo ha afirmado durante una entrevista en Tea with Twiggy, el podcast en el que la modelo británica Twiggy entrevista a personajes de múltiples ámbitos, desde actrices como Sienna Miller hasta hipnotizadores, escritores y empresarios. “Mi mayor mentora y la persona que cree en mí es la reina”, ha confesado Ferguson, cuya madre murió en un accidente de tráfico en 1998.

Más información
Beatriz de York, hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, embarazada de su primer hijo
Sarah Ferguson reflexiona sobre su amistad con Diana de Gales: “Nos colocaron como la santa y la pecadora”

La relación entre la monarca y Ferguson se ha mantenido a lo largo de los años, y a pesar de ellos, y tiene ahora la posibilidad de reforzarse ante la ausencia del fallecido Felipe de Edimburgo, quien nunca vio con buenos ojos a su nuera. El príncipe llegó a vetar su presencia en actos de la familila real tras la publicación en 1992 de unas controvertidas imágenes que dieron la vuelta al mundo y en las que se podía ver a la duquesa en una actitud comprometida con el empresario John Bryan y en top less. Sin embargo, la monarca decidió este verano invitarla de nuevo a Balmoral y unirse así al descanso estival de la familia real. “Admiro lo increíblemente moderna que es. Y cuan flexible, comprensiva, indulgente y generosa“, ha añadido Ferguson sobre la monarca, en la conversación con Twiggy. “Y amable. Creo absolutamente que no hay mejor mentora. La coherencia de su majestad ha sido un gran honor. Un gran honor. Me dan ganas de llorar “.

No es la primera vez que Ferguson alude a una distante relación con su madre, Susan Mary Wright. El pasado mes de enero, la duquesa de York afirmó a la revista US Weekly que no haber tenido a su madre cerca, había sido determinandte para “ser una madre muy presente” con sus hijas, Beatriz y Eugenia. “Siempre he estado muy cerca de mis chicas y es una alegría verlas embarcarse en esta próxima fase de sus vidas”, agregó, en referencia a la maternidad de ambas. Eugenia, casada con Jack Brooksbank y de 31 años, dio a luz el pasado mes de febrero, mientras que su hermana Beatriz, de 33 y unida a Edoardo Mapelli Mozzi, lo hará a finales de año.

La semana pasada, Sarah Ferguson llegó a Balmoral junto al príncipe Andrés para unirse a la reina en sus vacaciones de verano, apenas unas horas después de que Virginia Giuffre, una de las víctimas de Jeffrey Epstein, le acusara ante la justicia de abusar de ella cuando tenía 17 años. El matrimonio, que se divorció en 1996, ha seguido unido —e incluso viven juntos desde entonces en el Royal Lodge— pese a las infidelidades y las informaciones y testimonios que vinculan al hijo de la reina Isabel II con el pederasta, algo que Andrés de Inglaterra siempre ha negado y que le mantiene retirado de la vida pública desde hace meses.

Además de sobre su relación con la soberana, Fergie —como se la conoce popularmente— ha conversado también con la exmodelo sobre su estrecha relación con Lady Di, a quien se sigue sintiendo profundamente unida. “Adoraba cada parte de ella. Ella era mi mejor amiga y adoraba la forma en la que me quería. Era una mujer muy especial”, ha comentado sobre la princesa de Galas, de cuyo fallecimiento se cumplirán 24 años el próximo 31 de agosto. “Si Diana estuviese aquí ahora estaría muy orgullosa de sus nietos, hijos y esposas”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS