Shannen Doherty, sobre su cáncer: “Si tuviera que pedir un deseo, sería simplemente vivir”

La actriz de ‘Sensación de vivir’ ha protagonizado una película donde, por primera vez tras ser diagnosticada, la enfermedad es el hilo conductor

Shannen Doherty, en agosto de 2019.
Shannen Doherty, en agosto de 2019. / Cordon Press

A sus 50 años y después de 40 de carrera actoral, Shannen Doherty vuelve a ponerse delante de una cámara tras una época en la que sus proyectos han sido muy escasos a causa del cáncer de mama que sufre desde hace más de un lustro. La actriz ha protagonizado una película para televisión en la que también se habla sobre el cáncer, y ha dirigido además contenido para la misma productora, Lifetime.

Este es el primer proyecto de ficción en el que Doherty aborda la cuestión del cáncer tras sufrir el suyo. Cuenta que ha sido “bastante cuidadosa” a la hora de llevar su experiencia al mundo actoral, pero que el guion la convenció.

Al hilo del lanzamiento de la película, Doherty ha contado que, en su día a día, trata de no poner demasiado el foco en su enfermedad. “Mi marido dice que nunca sabrías que tengo cáncer”, cuenta sobre quien es su esposo desde hace una década, el fotógrafo Kurt Iswarienko. “Nunca me quejo. Ni hablo de ello. En este punto, es parte de la vida”.

Más información
Shannen Doherty sube a redes una foto sin retocar y lanza un mensaje: “Ya saben, sin rellenos, sin bótox, sin un ‘lifting”

Doherty explica que siente que tiene “una mayor responsabilidad” en su vida pública, que hasta ahora ha separado de su vida actoral. Responsabilidad “acerca de hablar sobre el cáncer y quizá de educar más a la gente, de hacerles saber que quienes están en grado cuatro están muy vivos, muy activos”, ha contado en una charla telemática con varios periodistas durante la presentación del proyecto, donde afirma que no ha tenido que dar consejos al resto de las actrices ni a la directora. “Esas fabulosas mujeres hicieron un trabajo genial con todo el proceso de preparación. Todas nos mostramos, fuimos muy honestas. Fue un increíble placer ser parte de ello”, cuenta.

En la película, una de las protagonistas, diagnosticada con cáncer, tiene una lista de deseos que quiere cumplir antes de morir y que va tachando poco a poco. Pero Doherty afirma que no está en ese punto. “Creo que una lista de deseos sería raro en mi situación, porque supondría que estoy tratando de quitarme cosas antes de que se me acabe el tiempo. Yo no tengo lista porque voy a ser la persona con cáncer que más viva del mundo”, aseguraba. “Si tuviera que pedir un deseo, sería simplemente vivir. Es lo único que hay en mi lista por ahora”.

Shannen Doherty, que se hizo popular a principios de los noventa gracias a su papel de Brenda en la serie Sensación de vivir y que tuvo una segunda etapa de éxito a finales de esa misma década con Embrujadas, contó hace seis años que sufría un cáncer de mama. A lo largo de este tiempo ha mostrado públicamente los efectos de la enfermedad: desde cómo ha perdido el pelo a causa de los agresivos tratamientos hasta los problemas que ha tenido con su seguro de salud. En agosto de 2017, dos años después del diagnóstico, comunicó que la enfermedad estaba en remisión. Pero en febrero de 2020 hizo público que el tumor volvía a dar la cara de una forma muy agresiva. “Es un trago muy amargo en todos los sentidos. Estoy petrificada, muy asustada”, contó entonces. “Definitivamente, tengo días en los que digo por qué a mí. Y luego cambio a, bueno, ¿por qué no a mí? ¿Quién más? ¿Quién más aparte de mí merece esto? Ninguno de nosotros lo merece”, reflexionaba.

En esta segunda etapa de la enfermedad, Doherty también se ha mostrado al natural en sus redes sociales, contando su enfermedad y cómo ha cambiado su cuerpo. “Estaba viendo películas esta noche y me he dado cuenta de que hay unos cuantos personajes femeninos con los que puedo identificarme”, escribía el pasado mes de junio en su perfil de Instagram, donde tiene casi dos millones de seguidores. “Ya sabes, mujeres sin rellenos, sin bótox, sin haberse hecho un lifting facial. Mujeres que aman sus rostros y toda la experiencia que estos muestran”.

En una reciente entrevista para la publicación Entertainment Tonight, en la que charló con la también actriz —y buena amiga suya— Sarah Michelle Gellar, contó que su intención es cambiar la visión que se tiene sobre el cáncer. “Quiero que, cuando la gente escuche acerca del cáncer en grado cuatro, no piense en alguien gris, en caída libre, que no puede moverse, que tiene que estar ingresado y no puede trabajar. Te descartan muy rápido, incluso aunque estés vital y saludable y feliz y deseando salir y trabajar”, defendía. “Todo el mundo está terminal. Yo podría vivir mucho más tiempo que alguien con una salud perfecta. Nunca se sabe”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS