Adele confirma su relación con Rich Paul, representante de Le Bron James y capo de la NBA

La pareja de la cantante es un empresario de 39 años con una empresa deportiva que mueve contratos por valor de 1.400 millones de euros

Adele y Paul Rich en un partido de la NBA en Phoenix, Arizona, en julio de 2021.
Adele y Paul Rich en un partido de la NBA en Phoenix, Arizona, en julio de 2021.Christian Petersen (Getty Images)

Hace dos años y medio que Adele anunció la separación de su marido, Simon Konecki, padre de su hijo Angelo. En este período de tiempo a la cantante británica se le han asignado varios romances, pero ninguno se había hecho oficial. Hasta ahora. Este fin de semana y delante de sus casi 40 millones de seguidores en Instagram ha mostrado su relación con Rich Paul.

Más información
Adele, la estrella lenguaraz y controladora
Los renovados 32 años de Adele

Adele, de 33 años, ha acudido a la boda de unos amigos y ha colgado tres fotografías del enlace. En las dos primeras se la ve solo a ella, llevando un vestido largo en blanco y negro de Schiaparelli, con grandes pendientes en blanco y dorado y un marcado maquillaje. No es hasta la tercera y última cuando aparece junto a Rich Paul.

Rich Paul, de 39 años, no es un personaje desconocido en el mundo del famoseo. Hace casi dos décadas que fundó y que preside una agencia de talentos deportivos llamada Klutch Sports Group, que se dedica a gestionar las carreras de jugadores de la NBA y de la NFL, la liga de fútbol americano. Crecido en Cleveland en una familia humilde, fue en 2002 cuando Rich, entonces un vendedor de camisetas y zapatillas antiguas que él mismo tuneaba (de hecho, pensaba abrir una tienda), conoció a Lebron James en un aeropuerto y se hicieron amigos íntimos. Cuando James entró en la NBA, Paul empezó a representarle en una exitosa alianza que se ha mantenido y multiplicado con los años.

De hecho, con los años, Paul y su empresa Klutch, fundada en 2012, han gestionado a algunos de los talentos más importantes de ese universo, como John Wall, Ben Simmons y Anthony Davis; y precisamente ha sido en la boda de Davis donde Adele y Rich Paul han oficializado su relación. Con medio centenar de clientes, Forbes consideró en 2020 a la empresa californiana como la 13ª más poderosa de todas las agencias deportivas, y asegura que su ascenso ha sido “meteórico”. El pasado mes de abril la revista Time la consideró como una de las 100 empresas más influyentes de 2021; en la categoría de deporte estaban también en esa lista Nike, Adidas, la NBA y la Premier League británica. Entonces un Rich orgulloso escribió en su perfil de Instagram (con 330.000 seguidores): “Nunca permitas que las acciones o las palabras de desprecio de aquellos que son inferiores devalúen tus sueños”. “Cuando empecé Klutch, oí todo el ruido, pero me negué a escucharlo. [...] El éxito se mide por el conocimiento, la longevidad, la comprensión, la verdad, la honestidad, y no lo financiero o material”. Según Forbes la empresa ha gestionado contratos por valor de más de 1.400 millones de euros y ha logrado unas ganancias de casi 50 millones de euros.

Fue el pasado mes de julio cuando se empezó a relacionar a la cantante con el gestor deportivo. Algunos fotógrafos les habían captado cenando o paseando juntos, pero hasta el momento ellos no se habían pronunciado ni dejado ver públicamente. De hecho, hace un año se la relacionó con el rapero londinense Skepta, pero en ningún momento llegaron a confirmar el posible romance.

A sus 33 años, hace algo más de 10 que Adele se convirtió en una de las grandes estrellas del panorama internacional gracias a la publicación de su álbum 21, alabado por la crítica y adorado por el público. A lo largo de este tiempo la joven ha sido celosa con la privacidad de su vida personal. De hecho, fue durante un concierto celebrado en Brisbane, Australia, en marzo de 2017 cuando confirmó que se había casado, subida en el escenario, con Konecki. Entonces su hijo tenía cuatro años. La relación se rompió en abril de 2019 y el divorcio se hizo oficial en abril de 2020 y en enero de 2021 se supo que habían alcanzado un acuerdo de divorcio. Los términos del mismo, en el que estaba en juego la fortuna de más de 170 millones de euros de la vocalista, han quedado en secreto.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS