Meghan Markle aboga ante el Senado de EE UU por la conciliación: “Me crie comiendo ensaladas a cinco dólares”

La duquesa de Sussex ha reclamado a través de una carta que el Gobierno garantice el sustento de todos aquellos padres que se ven obligados a abandonar el cuidado de sus hijos por tener que trabajar

Meghan Markle, duquesa de Sussex, durante el 2021 Global Citizen Live Festival en Nueva York.
Meghan Markle, duquesa de Sussex, durante el 2021 Global Citizen Live Festival en Nueva York.ANGELA WEISS (AFP)

Desde la creación de la fundación Archewell, los duques de Sussex han mostrado su compromiso e interés en participar en proyectos solidarios. Tras aunar esfuerzos para enfrentarse a las consecuencias sociales de la pandemia de la covid-19, Meghan Markle ha vuelto a mostrar su lado más activista al escribir una carta que no ha dudado en enviar al Senado de Estados Unidos. En ella pide la conciliación familiar para los americanos y desvela las dificultades económicas que atravesó de niña para demostrar que, a pesar de la situación privilegiada que comparte actualmente con su marido, ella misma lo llegó a sufrir: “Me crie comiendo ensaladas a cinco dólares —o puede que fuera incluso menos, ni siquiera lo recuerdo— y sabía lo duro que trabajaban mis padres para poder conseguir simplemente eso. A pesar de ello, me sentía afortunada”.

“Muchos otros países tienen programas sólidos que brindan meses de tiempo para que ambos padres (biológicos o adoptivos) estén en casa con sus hijos. Estados Unidos no garantiza a ninguna persona un solo día de licencia pagada. Si queremos ser excepcionales, no podemos ser la excepción”, ha reclamado la duquesa. La baja por maternidad en Estados Unidos es uno de los temas que suscitan más polémica en el país, ya que se trata de uno de los cinco países en todo el mundo que aún no asume el sueldo de la madre trabajadora durante este periodo de permiso, junto con Lesoto y Esuatini en África, Papua Nueva Guinea y Australia. El Estado de California es la excepción a esta regla, a pesar de que en algunos ni siquiera se recoge el derecho a la incapacidad temporal durante el embarazo, parto y postparto.

La duquesa de Sussex no ha dudado en contar más sobre su propia historia personal para hacer visual su deseo. “Comencé a trabajar en la tienda de yogur local a los 13 años. Serví mesas, cuidé niños y trabajé por turnos para cubrir gastos. Trabajé toda mi vida y ahorré como pude, pero incluso eso era un lujo, porque la realidad era que se trataba de llegar a fin de mes y tener lo suficiente para pagar el alquiler y poder echar gasolina al coche”, ha confesado Markle en su carta. La exactriz estadounidense, que nació y se crio en Los Ángeles, ha expresado su voluntad para que ninguna familia deba enfrentarse a situaciones similares. “La madre o el padre que trabaja se enfrenta al conflicto de estar presente en la vida de su hijo o cobrar un sueldo. Son 20 o 30 años, incluso más, décadas de dedicar tiempo, cuerpo y energía sin fin, no solo a la búsqueda del sueño americano, sino simplemente al sueño de la estabilidad”, ha explicado en su misiva.

Sus dos hijos, Archie y Lilibet, han supuesto un antes y un después en la vida de la pareja, algo que ha recalcado durante su explicación. “En junio, mi esposo y yo dimos la bienvenida a nuestro segundo hijo. Como cualquier padre, estábamos muy contentos. Como muchos padres, también estábamos abrumados. Pero como pocos padres, no nos tuvimos que enfrentar a la dura realidad de pasar esos primeros meses críticos con nuestro bebé o de volver al trabajo. Sabíamos que podíamos llevarla a casa y, en esa etapa vital (y sagrada), dedicarlo todo a nuestros hijos y a nuestra familia. Sabíamos que al hacerlo no tendríamos que tomar decisiones imposibles sobre el cuidado de los niños, el trabajo y la atención médica que tantas personas tienen que tomar todos los días. Ninguna familia debería tener que elegir entre ganarse la vida y tener la libertad de cuidar de su hijo”, ha descrito en su petición. Una búsqueda a las ayudas familiares para los ciudadanos, sin importar su origen o condición.

Tanto ella como Enrique de Inglaterra ya han trabajado anteriormente para aportar su granito de arena en hacer de esta petición una realidad. Fue en agosto de 2020 cuando los duques comenzaron a trabajar como voluntarios en Los Ángeles junto a la asociación Baby2Baby, dedicada a ayudar a las familias sin recursos. Un compromiso que siguen manteniendo y comparten desde su fundación con numerosas organizaciones. Su último movimiento tuvo lugar a mediados de octubre de 2021, cuando el príncipe Enrique y Markle anunciaron su inminente colaboración con la compañía Ethic, una firma comprometida con asuntos como la justicia racial, la igualdad de género o el cambio climático.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS