Carlos de Inglaterra y Camilla Parker-Bowles retoman los viajes oficiales al extranjero de la familia real británica con una gira por Jordania y Egipto

El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles fueron recibidos a su llegada a Amán por el rey Abdalá II y la reina Rania

El príncipe Carlos de Inglaterra y la duquesa de Cornualles visitan las ruinas de la antigua ciudad de Gadara.
El príncipe Carlos de Inglaterra y la duquesa de Cornualles visitan las ruinas de la antigua ciudad de Gadara.KHALIL MAZRAAWI (AFP)

Hacía más de un año y medio, desde que llegó la covid-19, que ningún miembro de la familia real británica se embarcaba en un viaje oficial a un país extranjero y los primeros en retomar esa parte de la vieja normalidad han sido Carlos de Inglaterra y Camilla Parker-Bowles. Los destinos elegidos han sido Jordania y Egipto, en una visita que no es casual, sino que remarcará el centenario del país jordano y de la relación bilateral con Reino Unido. El viaje se inició mientras Isabel II continuaba guardando reposo y mantenía su agenda cancelada —que ha retomado este miércoles— y, según publica el periódico Daily Mail, la propia monarca ha autorizado el viaje en el “último minuto” y después de mantener una conversación telefónica con su hijo, mientras se recupera de su “lesión de espalda”.

La gira oficial, que comenzó este martes y se alargará hasta el viernes, se inició con la llegada del príncipe y la duquesa de Cornualles a la capital jordana. Allí fueron recibidos por el rey Abdalá II y la reina Rania, en el palacio Al Husseinieh, residencia oficial del mandatario, en una bienvenida que Clarence House ha calificado como “cálida”. Abdalá II y Rania ya ejercieron de anfitriones de Carlos y Camilla en 2015 y 2013 la última vez que visitaron respectivamente y por separado el país jordano.

En el primer día de la gira, el hijo de la reina Isabel II y su esposa, acompañados del príncipe Ghazi, visitaron el yacimiento arqueológico de Al-Maghtas, situado a orillas del río Jordán, y donde, según la tradición cristiana, es el lugar donde vivió San Juan Bautista y fue bautizado Jesús. Durante la visita, a la que hicieron referencia en la cuenta oficial en Instagram, Carlos y Camilla se acercaron a la misma orilla del río y se agacharon incluso para tocar el agua. “Fue particularmente especial visitar un lugar tan significativo para las tres religiones monoteístas, y donde se pueden celebrar las relaciones interreligiosas”, aseguraron posteriormente en redes sociales. De hecho, según cuenta el Daily Mail en su web, el príncipe Carlos se llevará cinco o seis botellas de agua del Jordán a Londres para utilizarla para futuros bautismos reales. El agua será transportada a la capilla real del palacio de St. James, donde se bautizó al príncipe Luis. En esa misma visita, también se acercaron a la colina de Elías, donde también según la fe cristiana, el profeta Elías fue llevado al cielo.

Posteriormente, la propia Rania de Jordania, al volante de un Tesla, fue la encargada de llevar a la duquesa de Cornualles a descubrir el trabajo de la fundación Jordan River, presidida por la reina jordana, y que ofrece soporte a niños de origen jordano, palestino y sirio en situación vulnerable. En el centro, mantuvieron un encuentro con varias adolescentes que acudían a un taller para desarrollar la autoestima y la asertividad. Además, Camilla Parker-Bowles también pudo ver artículos hechos a mano por artesanas locales y cuyos productos son vendidos en todo el mundo por Ikea. La jornada del martes acabó con la cena de gala en la residencia del monarca.

Como ocurre con todas las giras reales, el viaje se ha realizado a petición del Gobierno y servirá para reforzar los vínculos entre el Reino Unido y ambos países, que estuvieron bajo dominio británico en el pasado. Durante el encuentro, y según se explica en la página oficial del príncipe de Gales, se hará especial hincapié en la crisis climática y Carlos de Inglaterra se encargará de explorar “cómo los líderes, el sector privado y la sociedad en general pueden implementar los compromisos después de la COP26 y la Cumbre de Líderes Mundiales”, celebradas este mes de noviembre.

Esta no es la primera vez que Carlos de Inglaterra y Camilla Parker-Bowles visitan Jordania, pero este último viaje enfatiza la importancia de los vínculos entre el país y el Reino Unido, “que se sustentan en la profunda cooperación en materia de seguridad” de ambos territorios, indica el comunicado oficial, y la larga relación existente entre las dos familias reales.

El jueves está previsto que el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles viajen a Egipto, país que ha sido designado para la presidencia de la COP27 el año que viene, por lo que la visita también estará muy centarda en temas relacionados con el medio ambiente, por los que además Carlos de Inglaterra siente un gran interés. A su llegada, el príncipe y la duquesa se reunirán con el presidente, Al Sisi, y la primera dama, Entissar Amer, en el Palacio Al-Ittihadiya, para darles la bienvenida al país, que visitaron por última vez en 2006.

Sobre la firma

Helena Poncini

Es redactora en Gente y Estilo y anteriormente de 'El País Semanal'. Trabajó como redactora y fotógrafa para varios diarios españoles y portugueses en Lisboa, entre ellos 'El Periódico de Catalunya', 'Correio de Manha' y 'Jornal i'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y cursó el Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS