Sean Penn, una estrella de Hollywood en la emergencia

El dos veces ganador del Oscar ha viajado hasta Ucrania para grabar un documental que “cuente la verdad al mundo” sobre la invasión rusa

El actor y director Sean Penn asiste a una conferencia de prensa en la Oficina Presidencial en Kiev, Ucrania, el 24 de febrero.
El actor y director Sean Penn asiste a una conferencia de prensa en la Oficina Presidencial en Kiev, Ucrania, el 24 de febrero.REUTERS

A principios de la pasada semana, el actor Sean Penn se trasladó a Kiev con la intención de rodar un documental sobre la invasión rusa en Ucrania, según confirmó su productora Vice Studio. “Ucrania es la punta de lanza para el abrazo democrático de los sueños. Si permitimos que luchen solos, el alma de Estados Unidos se habrá perdido”, afirmó el actor, de 61 años. Penn se ha dejado ver en diferentes ruedas de prensa ofrecidas por los miembros del gobierno ucranio y se ha reunido con el presidente Volodímir Zelenski durante las horas más críticas del conflicto.

En la página de Facebook de la oficina del mandatario agradecen al estadounidense la “valentía y honestidad” mostradas con tal de “contarle al mundo la verdad” sobre la invasión. “Ha demostrado el coraje del que carecen muchos otros, incluidos los políticos occidentales”, precisa la declaración. Sus visitas al país comenzaron el pasado mes de noviembre, reuniéndose con periodistas y militares en la región oriental del Donbás, controlada por los separatistas prorrusos. Pero esta no es la primera vez que el también director y escritor hace gala de su activismo político.

Desde hace más de una década, Sean Penn ha decidido poner en un segundo plano el glamur de una carrera cinematográfica que le ha reportado dos premios Oscar como actor, el primero en 2004 por su trabajo en Mystic River y el segundo, cinco años después, por Yo soy Harvey Milk. Aprovecha su estatus de estrella internacional para dar voz a causas humanitarias de diferente cuño a través de su organización benéfica CORE (Community Organized Relief Effort). La última, con motivo de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la covid-19, ha logrado que se realicen pruebas de detección y se administren vacunas en barrios vulnerables en Estados Unidos. En 2019 colaboró en las tareas de rescate y reconstrucción en Bahamas tras el azote del huracán Dorian al mismo tiempo que viajaba a Turquía para rodar un documental sobre el periodista disidente Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado saudí en Estambul en octubre del año anterior.

El que fuera chico malo por excelencia del Hollywood ochentero —el mismo que no dudó en disparar a los fotógrafos que trataban de captar alguna imagen de su enlace con Madonna y que hizo de su mal carácter una seña de identidad— parece empecinado en expiar sus pecados por la vía del compromiso. Así lo demostró ante catástrofes naturales como el huracán Katrina, recorriendo las inundadas calles de Nueva Orleans en una lancha improvisada por él mismo con la que intentó rescatar a los damnificados. O en Haití, donde fue nombrado embajador itinerante del país por su incesante labor de ayuda tras el terremoto que devastó gran parte de Puerto Príncipe a comienzos de la pasada década. Su ocupación en este campo fue objeto de un documental estrenado en 2020, Citizen Penn. “La emergencia es mi lugar feliz”, le confesó una vez a Julia Roberts.

El presidente de Venezuela, Hugo Chavez, recibe al actor Sean Penn en Cumana, Venezuela, en octubre de 2008
El presidente de Venezuela, Hugo Chavez, recibe al actor Sean Penn en Cumana, Venezuela, en octubre de 2008REUTERS

Sus frecuentes intromisiones en la política y en conflictos geopolíticos despiertan opiniones encontradas y a menudo suscitan críticas y polémicas. Especialmente, en el caso de la controvertida entrevista que mantuvo con el narco fugado El Chapo Guzmán y en el de sus múltiples encuentros con Hugo Chávez, con quien forjó una amistad y al que calificó como “una de las fuerzas más importantes que hemos tenido el planeta” tras su muerte en 2013.

Según confesó la también intérprete Robin Wright (House of Cards), con quien estuvo casado entre 1996 y 2010 y madre de sus dos hijos, Penn no se lo piensa dos veces antes de pisar un charco mediático, como cuando se plantó en Bagdad en las semanas previas al inicio de la guerra de Irak para criticar la política del expresidente Bush. “La idea le vino de la nada. Ya me he acostumbrado a eso con Sean… Él no es de los que se sientan y dejan que las cosas sucedan”, relató en una biografía del actor. La impulsividad también parece dirigir su historial amoroso, protagonizando en los últimos años por breves romances con estrellas como Scarlett Johansson o Charlize Theron. A pesar de que en julio de 2020 se casó en una ceremonia oficiada por Zoom con su novia de los últimos años, la también actriz Leila George, el pasado mes de octubre la pareja anunció públicamente su separación.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS