Kanye West, vetado en los Premios Grammy por su mala conducta en redes sociales

A pesar de contar con cinco nominaciones, el representante del rapero ha confirmado que la organización del evento lo ha eliminado de su lista de invitados

Kanye West, en abril de 2019 en el festival de Coachella, California.
Kanye West, en abril de 2019 en el festival de Coachella, California.Amy Harris (AP)

Los más de 15 millones de seguidores que acumula Kanye West en su cuenta de Instagram han sido testigos de las continuas y controvertidas publicaciones del rapero contra su exesposa Kim Kardashian y su actual pareja, el humorista Pete Davidson. El pasado miércoles, un comentario racista contra el presentador del programa estadounidense The Daily Show, Trevor Noah, era el detonante que provocaba la suspensión de la cuenta del artista durante 24 horas. Ahora, también parece ser el motivo que ha impulsado a la organización de los Premios Grammy a vetar al rapero en su próxima edición, que se celebrará el 4 de abril. Así lo adelantó The Blast el pasado viernes y lo ha confirmado el representante del rapero a People y Variety. Una decisión que se debe, según palabras textuales del equipo de West, de 44 años, a su “preocupante comportamiento en línea”.

Aunque la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos que otorga los galardones no se ha pronunciado al respecto, fuentes cercanas al rapero, a las que tuvo acceso The Blast, aseguran que su equipo recibió una llamada telefónica la noche del viernes, informándole de que había sido retirado de la lista de artistas invitados al espectáculo. Esta decisión, aseguran, se debe, en parte, a que Trevor Noah será el anfitrión del evento y la organización ha querido evitar cualquier tipo de tensión u enfrentamiento entre ambos, después del ataque racista del rapero en su contra. El citado medio también ha confirmado que este veto no ha sorprendido al equipo de West que atacan a la organización por considerarla obsoleta y sin importancia en la cultura musical.

A pesar de que el rapero suma cinco nominaciones en la próxima edición de los Grammy, entre las que destacan la de Álbum del año y Mejor álbum de rap por su disco Donda, West no figuraba en la primera lista de actuaciones que la organización del evento publicó el pasado martes. Sin embargo, según la revista Variety, el representante del rapero había confirmado que sí que tenían acordada su actuación. Aunque el entorno de West acusa a Trevor Noah de ser el causante de su veto, fuentes cercanas al presentador han asegurado a CNN que él no tuvo nada que ver con esta decisión y que no mantuvo ninguna conversación con los productores del evento sobre el rapero. “La idea de que Trevor Noah o su equipo pidieron a los Grammy que prohibieran la presentación de Kanye West es ridícula”, sostienen.

Tras salir a la luz la noticia, un aluvión de comentarios han inundado las redes sociales. Entre ellos destaca el del también rapero conocido como The Game, quien colabora con West en el controvertido tema Eazy que se estrenó a principios de mes, donde el intérprete de Donda no solo hace referencia a Pete Davidson en la letra de la canción, también aparece secuestrando y enterrando en el videoclip a una figura animada que recuerda al humorista. “Una y otra vez nos muestran que únicamente quieren robar la cultura”, se lee en la publicación del rapero en defensa a West.

El veto en los Grammy no es la única repercusión que han tenido las últimas actuaciones del cantante en las redes sociales. Después de la suspensión de su cuenta de Instagram, las críticas de los usuarios se han disparado en contra del rapero, incluso se ha lanzado una recogida de firmas a través de la plataforma change.org para eliminar a West del festival de Coachella, que celebrará su próxima edición del 15 al 24 de abril y donde el rapero es cabeza de cartel. “Hemos visto a Kanye acosar, manipular y lastimar a Kim, Pete y otros durante más de un año. Nadie parece querer enfrentarse a él”, se lee en la descripción de la solicitud creada en la plataforma. “Es ridículo que se le permita hacer esto libremente. Coachella (junto con otras marcas que aún trabajan con él) deberían avergonzarse de sí mismos y no deberían darle más altavoz”. Hasta la fecha, cerca de 30.000 personas han firmado la petición.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS