La fugaz acusación de Britney Spears a Justin Timberlake

La cantante publica en Instagram un mensaje en el que arremete contra su expareja y lo borra minutos más tarde

Justin Timberlake y Britney Spears cuando eran pareja.
Justin Timberlake y Britney Spears cuando eran pareja.

Durante tres años formaron la pareja del momento, pero después de su ruptura hace 20 Britney Spears y Justin Timberlake no volvieron a dirigirse la palabra, aunque sí a lanzar mensajes que se interpretaron como una clara referencia al otro y a la relación que ambos mantuvieron, principalmente por parte de él. Ahora, y después de haber guardado silencio al respecto durante tanto tiempo, Spears, libre desde hace unos meses de la tutela legal de su padre, ha decidido pronunciarse, aunque de manera fugaz. Este jueves la cantante, de 40 años, publicó en Instagram unas palabras dirigidas a su ex en el que le acusaba de utilizarla para ganar “fama y atención”.

En el mensaje publicado, la artista, ahora prometida con Sam Asghari, no menciona expresamente el nombre de Timberlake, pero sus palabras, en las que también se dirige a su familia, y la imagen con la que las acompañó, dejaron poco lugar a la imaginación. “Adivina qué. Tuve una llamada de Jesús anoche y ¿sabes lo que dijo? ‘Querida niña, tu mamá tuvo su ración con su libro en el momento exacto en que más la necesitabas… ¿todo para qué? ¡Fama y atención! Tu ex hizo lo mismo… con su primer disco, usando tu nombre, alegando que lo habías tratado fatal. Luego tu sangre... en los momentos más duros de tu vida, adivina lo que hace tu hermana… un libro también. ¿Todo para qué?”, escribió Spears, junto a una fotografía en la que aparecía acompañada de Timberlake cuando ambos eran pareja.

La publicación, eliminada minutos más tarde circula ahora en forma de pantallazos por las redes sociales y en ella hace mención a su madre, Lynn Spears, y al libro autobiográfico que esta lanzó en 2008 titulado Through the Storm: A Real Story of Fame and Family in a Tabloid World (algo así como A través de la tormenta: Una historia real de fama y familia en un mundo de tabloides) y en el que cuenta aspectos privados de la vida de su hija, como sus primeras relaciones sexuales y sus inicios en el consumo de alcohol y drogas siendo apenas una adolescente. También apela a su hermana, Jamie Lynn Spears, a quien ha acusado de utilizar su nombre para promocionar Things I Should Have Said, las memorias que ha lanzado recientemente y donde describe el comportamiento de la cantante como “errante” y “paranoico”.

Aunque ni Spears ni Timberlake confirmaron cuál había sido la razón de su ruptura, lo cierto es que la versión que acabó calando en el imaginario popular fue la de que ella le había sido infiel y todo gracias a que poco después de que el noviazgo llegara a su fin, Justin Timberlake lanzó su primer álbum en solitario, de nombre Justified, y en el que se incluía la famosa canción Cry me a river en la que habla de un chico traicionado por su novia. En el videoclip del tema, además, la chica en cuestión guardaba una gran similitud con Spears, tanto en el físico como en la forma de vestir.

La actitud de Timberlake frente a la ruptura, dejando siempre entrever que Spears había sido la villana de la historia, le hizo incluso disculparse el año pasado después de que se difundiera un documental sobre su vida que abordaba su relación. “He visto los mensajes, las etiquetas, los comentarios y he querido responder. Siento profundamente todas las veces en mi vida que con mis acciones contribuí al problema, hablé cuando no tocaba o no defendí lo que era correcto. Sé que fallé. Entiendo que me quedé corto en esos momentos y en muchos otros y que me beneficié de un sistema que aprueba la misoginia y el racismo”, dijo entonces el cantante en su cuenta oficial de Instagram, para aludir después concretamente a Spears y pedirle perdón de forma expresa.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS