Avril Lavigne se compromete con el músico Mod Sun con la torre Eiffel de testigo

La cantante canadiense, que ha rebajado en los últimos años sus apariciones públicas, acaba de lanzar nuevo disco y se prepara para pasar por el altar por tercera vez

Mod Sun y Avril Lavigne, en la pasada gala de los Grammy.
Mod Sun y Avril Lavigne, en la pasada gala de los Grammy.Emma McIntyre (Getty Images)

Durante la década de los dos mil se erigió como la reina del pop punk y su disco debut, Let go, aún figura como uno de los álbumes más vendidos de aquella época, pero de repende, en 2014, Avril Lavigne desapareció. Después de lanzar su primer disco después de años de ausencia en 2019, ahora el nombre de la canadiense vuelve a resurgir con fuerza no solo por su nuevo trabajo Love sux, disponible desde febrero, sino por su vida personal. Lavigne, de 37 años, acaba de comprometerse con el también músico Mod Sun, según ha anunciado ella misma este jueves en Instagram. “Te amo para siempre”, ha escrito en francés, junto a la fecha en la que tuvo lugar el compromiso: 27 de marzo.

En las fotografías publicadas por Lavigne, en las que luce un anillo con brillante en forma de corazón, se puede ver a la pareja con la Torre Eiffel de fondo, disfrutando de una copa de champán, sonriendo en primer plano o a Sun, de 35 años, arrodillado frente a la artista, en una pose clásica de pedida de mano. “Fue la propuesta romántica más perfecta que jamás podría pedir. Estábamos en París, en un bote en el río Sena. Teníamos un violinista, champán y rosas. Parecía que el tiempo hubiese detenido y solo estuviésemos nosotros dos en ese momento”, ha confesado la cantante al respecto, en declaraciones a la revista People. En dicha conversación, Lavigne desvela también que el anillo en cuestión que le ha regalado su ya prometido, ha sido hecho a medida y lleva inscritos los nombres de ambos y la expresión “Hola, icono”, que fueron las “primeras palabras” que Sun le dirigió.

Lavigne, que ya estuvo casada en otras dos ocasiones con Deryck Whibley y, posteriormente, con Chad Kroeger, asegura que desde la primera semana que Sun y ella escribieron y trabajaron juntos en el estudio para el álbum Love sux sabía que tenían una “conexión imparable”. “Hizo que cada día fuera mejor. Era como si lo conociera desde siempre. A medida que pasaba el tiempo, las cosas seguían mejorando y todo parecía increíblemente natural”, ha afirmado, mostrando su deseo de iniciar una vida juntos. “Espero divertirme, crear, trabajar juntos, hacer giras juntos, crecer juntos”, añade la cantante. Él también ha querido sumarse a las manifestaciones de amor a través de Instagram, publicando de la misma manera las imágenes de la pedida, y declarándole su amor a la artista: “El día que nos conocimos, supe que eras tú. Juntos para siempre hasta que nuestros días terminen. Tuve un sueño en el que te proponía matrimonio en París. Saqué un anillo y te pedí que lo usaras. Estaba agachado sobre una rodilla mientras miraba a tus ojos. Eres demasiado hermosa para que mis palabras te describan. Agarré tu mano, respiré por última vez... y dije ‘¿te casarías conmigo?”.

Desde 2014 a 2018 Lavigne estuvo prácticamente apartada de la vida pública debido, según confesó posteriormente en una carta publicada en su web, a la enfermedad de Lyme, causada por la picadura de una garrapata infectada, y que le obligó a permanecer en casa dos años aquejada de fuertes dolores. “Una noche pensé que me estaba muriendo, y yo había aceptado que me moría. Mi madre se tumbó a mi lado y me sujetó. Sentí que me estaba ahogando”, escribió entonces la cantante. En 2019 volvió de nuevo a la música con el lanzamiento de Head Above Water, aunque de una manera más discreta que en sus inicios. También ha recobrado poco a poco su actividad en redes sociales, donde por ejemplo en Instagram acumula casi 11 millones de seguidores y comparte principalmente contenido relacionado con sus proyectos profesionales.

En lo que respecta al plano sentimental, la propia Lavigne ha reconocido en People que no estaba en sus planes volver a tener una relación cuando conoció a Mod Sun, más bien todo lo contrario. “Estaba saliendo de una gran relación y, por primera vez en mi vida, pensé que probablemente debería estar soltera”, ha relatado. “Me reuní con Mod Sun para escribir una canción. Simplemente hicimos clic. Yo me preguntaba, ‘¿Deberías estar haciendo esto?’ Fue divertido y emocionante, y dije, ‘A la mierda. La vida es corta’. Soy Libra. Me encanta el amor”, concluye.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS