Joaquín Cortés, desahuciado y condenado a pagar 55.000 euros

El bailarín español llevaba 18 meses sin pagar el alquiler de la vivienda de Lisboa en la que residía junto a su familia

El bailarín y coreógrafo Joaquín Cortés.
El bailarín y coreógrafo Joaquín Cortés.Luis Sevillano

Corren tiempos difíciles para Joaquín Cortés. El bailarín cordobés, uno de los artistas españoles más reconocidos en todo el mundo, ha recibido una orden de desahucio y ha sido condenado a pagar 55.000 euros al propietario del inmueble en el que vivía de alquiler junto a su familia, ubicado en un exclusivo barrio de Lisboa, según ha informado el medio portugués Correio da Manhã.

A principios de año, salía a la luz que el bailarín había dejado de pagar el alquiler de la casa de la capital portuguesa, acumulando una deuda de 20.000 euros. Cortés llevaba 18 meses sin pagar el alquiler, una mensualidad que asciende a 1.200 euros. “Empezó a decir que pagaría más tarde y luego dejó de responder a cualquier tipo de notificación”, ha lamentado el propietario en el citado medio local. Ante la falta de respuesta del bailarín, el casero decidió acudir a los tribunales y emprender acciones legales para poder recuperar su vivienda. Ahora, tras varios meses de enfrentamientos en los juzgados, Cortés deberá abandonar la vivienda y abonar al casero la cuantía dictada por la justicia portuguesa.

Según afirma el medio portugués, el propietario del inmueble está de acuerdo con la sentencia. Sin embargo, no cree que el artista le vaya a abonar el dinero acordado, ya que no se presentó al juicio, y desconoce su paradero. “Espero poder entrar pronto a la casa para ver cómo está. El señor Joaquín dijo que me iba a devolver las llaves, pero de momento no lo ha hecho”, ha apuntado el casero al periódico local. Cabe destacar que el contrato de alquiler finalizó el 29 de abril.

La pareja del bailarín y madre de sus dos hijos, la psicóloga Mónica Moreno, se pronunció al respecto a principios de año, cuando salió a la luz la noticia, admitiendo la deuda y justificando que el impago se debía a las “terribles condiciones” en las que se encontraba el inmueble. Principalmente, apuntaba, debido a humedades y termitas. “Durante días no pudimos dormir en nuestra habitación porque había muchos bichos, luego productos tóxicos… Fue una experiencia horrible”, detalló Moreno en la revista Semana.

Según afirmaron fuentes cercanas al propietario a las que tuvo acceso Okdiario, la relación entre el célebre inquilino y el propietario del inmueble era muy buena antes del impago, hasta el punto que le descontó 400 euros del alquiler, siempre y cuando este le pagara varios meses por adelantado.

No es la primera vez que Joaquín Cortés se enfrenta con la justicia. En 2010, el bailarín fue condenado a un año de prisión por quedarse con 700.000 euros de unos empresarios argentinos con los que pretendía montar un negocio, aunque finalmente no tuvo que cumplir la pena. Dos años después, en 2012, era acusado de apropiación indebida por una supuesta estafa en el montaje de una discoteca. También fue absuelto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS