Shakira se vuelca en la recuperación de su padre tras anunciar su separación con Piqué

La cantante comparte en sus redes sociales un vídeo casero junto a su progenitor, de 90 años, que sufrió una aparatosa caída hace unos días

William Mebarak y su hija, la cantante Shakira, en un momento de la gala de la Latin Recording Academy en noviembre de 2011 en Las Vegas, Nevada.
William Mebarak y su hija, la cantante Shakira, en un momento de la gala de la Latin Recording Academy en noviembre de 2011 en Las Vegas, Nevada.Michael Tran

Después de una temporada complicada, Shakira ha compartido en sus redes una buena noticia: la recuperación de su padre. La semana pasada la cantante colombiana, de 45 años, y el futbolista Gerard Piqué, de 35, anunciaban en un escueto comunicado conjunto que ponían fin a 12 años de relación. Unas semanas antes se había visto a la cantante en una ambulancia. La revista ¡Hola! aseguró entonces que Shakira había sido atendida por una crisis de ansiedad. Ella utilizó las redes sociales para desmentirlo y afirmar que estaba acompañando a su padre, William Mebarak, de 90 años, tras haber sufrido “una caída importante”. Cinco días más tarde, la de Barranquilla ha elegido este mismo canal para anunciar que su padre se encuentra en casa y que ha iniciado su recuperación.

“Con mi papá de alta, ya en casa y en el camino ascendente, ayudándole con su estimulación cognitiva después del traumatismo. Gracias a todos por arroparnos con su inmenso cariño” ha escrito Shakira en sus perfiles de Instagram y Twitter junto a un vídeo en el que se la puede ver pasando carteles con palabras mientras su padre las lee en voz alta. El vídeo ha sido grabado en la que fuera la casa de la pareja, en una exclusiva urbanización de Esplugues de Llobregat. De fondo, tras el ventanal, se puede apreciar una solitaria portería. Según apuntan medios catalanes, Piqué ha abandonado el domicilio familiar y reside en un piso de su propiedad en la ciudad de Barcelona.

Más información
Shakira y Gerard Piqué anuncian que se separan tras 12 años de relación

Estas son las primeras imágenes personales que la cantante comparte desde que se hizo pública esa ruptura hace escasos días. Desde entonces, en sus perfiles sociales había primado el silencio; de hecho, el único tema del que hablaba era el profesional. De ahí que también haya recibido millones de Me gusta (en concreto, más de seis millones en menos de un día en Instagram) y cientos de comentarios, en general cargados de cariño por parte de sus seguidores. Sus redes sociales se han limitado en las últimas semanas (y en especial en los últimos días, en los que se han observado con especial interés) a promocionar dos proyectos que desmuestran su buen momento profesional: el lanzamiento de la canción Te Felicito, junto a Rauw Alejandro y su participación en el programa Dancing with Myself, de la cadena estadounidense NBC. Pero de forma paralela la cantante ha sido protagonista por otros eventos menos agradables.

El pasado mes de mayo la Audiencia de Barcelona rechazaba el recurso de Shakira y la dejaba a un paso del banquillo por defraudar 14,5 millones a la Hacienda española. El juez sostiene que, entre 2012 y 2014, la cantante era residente fiscal en España y, por tanto, debía pagar sus impuestos, cosa que no hizo. Shakira sostiene que durante esos años residió en Bahamas.

Además, estos días la colombiana también se enfrenta a su mediática separación de Gerard Piqué, con quien tiene dos hijos, Milan y Sasha. La pareja se conoció unos meses antes del Mundial de Sudáfrica de 2010, donde ella interpretó la canción oficial del evento, la famosa Waka Waka. Él formaba parte de la selección española, que se convirtió entonces en campeona del mundo, y ahí su relación se estrechó. La cantante oficializó la relación en su cuenta de Twitter en marzo de 2011, con la frase: “Les presento a mi sol”. Posteriormente le dedicó la canción Me enamoré, en la que relataba cómo se conocieron. De hecho, el futbolista aparecía en el videoclip. A pesar de sus dos hijos y de llevar juntos más de una década, la pareja nunca decidió casarse, ya que, aseguraban, no les hacía falta.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS