Ryan Reynolds graba su primera colonoscopia como parte de un reto y le descubren un pólipo: “Me ha salvado la vida”

El actor canadiense colabora con la organización benéfica Lead from Behind para concienciar sobre la importancia de la detección temprana del cáncer colorrectal

El actor Ryan Reynolds durante un partido del equipo del que es dueño, el Wrexham de Gales, en mayo de 2022.
El actor Ryan Reynolds durante un partido del equipo del que es dueño, el Wrexham de Gales, en mayo de 2022.Lewis Storey (Getty Images)

Una apuesta perdida y una intervención médica como consecuencia. Este podría ser el guion de la próxima película de Ryan Reynolds, pero, en este caso, no tiene nada que ver con el cine. Todo empezó con un reto, y, tras perderlo, el intérprete canadiense tuvo que grabarse mientras se sometía a su primera colonoscopia. En ella, le descubrieron un pequeño pólipo que era necesario extirpar. Una apuesta que, literalmente, ha podido salvarle la vida.

Reynolds (Vancouver, de 45 años), muy activo siempre en redes sociales, ha querido dejar constancia en sus perfiles de esta anécdota. Pero, más allá de quedar en una simple publicación que compartiría en su cuenta de Instagram, donde alcanza los 44 millones de seguidores, el intérprete ha aprovechado para concienciar sobre la importancia de realizarse periódicamente controles para la detección temprana del cáncer colorrectal. “Es un paso muy sencillo que me ha salvado la vida”, asegura el actor de películas como Deadpool, El proyecto Adam o La proposición.

Todo empezó con Reynolds como protagonista, junto a su amigo y también actor Rob McElhenney (Colgados en Filadelfia), de un especial en colaboración con la organización benéfica Lead from Behind, fundada por Brooks Bell, al que diagnosticaron cáncer de colon en fase 3 a los 38 años. Reynolds y McElhenney, propietarios del equipo de fútbol gales Wrexham AFC, explican en el vídeo, que dura casi siete minutos, la apuesta: si McElhenney era capaz de aprender galés, Reynolds, padre de tres hijos con la actriz Blake Lively, grabaría su colonoscopia. El actor, no dudó en aceptar el reto al encontrarse en la edad en la que es conveniente empezar a cuidarse y realizarse controles rutinarios. “Nunca me habría hecho ningún procedimiento médico delante de la cámara para que fuese compartido. Pero no todos los días se puede dar visibilidad sobre algo que puede salvar vidas, esto es suficiente motivación para mí para dejar que una cámara se introduzca por mi trasero”, ha explicado el actor en el vídeo publicado en sus redes sociales. Un día después de su publicación, la colaboración suma en su canal de YouTube más de 250.000 reproducciones; la misma cantidad que en su Instagram.

Dicho y hecho. El actor grabó el procedimiento desde su llegada al hospital de Nueva York, donde fue atendido por los especialistas, hasta que termina la colonoscopia que dura 30 minutos, tras la que los médicos le informan de que han encontrado algo inesperado: un pólipo extremadamente pequeño por el que han tenido que operarle: “Hacerte esto te ha salvado la vida. No bromeo, no estoy siendo dramático. Por esto es precisamente por lo que se hace el procedimiento”, sentencia el médico.

Se trata de unas pruebas esenciales para diagnosticar indicios de cáncer en personas asintomáticas. Actualmente, no existe una forma segura de prevenir el cáncer colorrectal, pero las revisiones ayudan a reducir el riesgo de un problema mayor. Según los científicos, los pólipos tardan entre 10 y 15 años en convertirse en cáncer, por lo que un diagnóstico a tiempo es imprescindible. La idea de la campaña es concienciar de que el 90% de los casos tiene cura, siempre y cuando se descubra a tiempo, y de lo importante que es iniciar esta rutina a partir de los 45 años.

Pero Reynolds no fue el único en pasar por la sala de operaciones. Su compañero en la aventura acabó sometiéndose también a una colonoscopia. McElhenney también compartió el vídeo del procedimiento y cuenta, al igual que su amigo, que a él le encontraron tres pólipos más. Una noticia que, sin restarle importancia, se tomaron como una competición entre ambos. De ella, salió ganador McElhenney. Esta segunda detección vuelve a reforzar la recomendación del médico que recuerda la importancia de unas pruebas que son esenciales para evitar casos de cáncer de colon.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS