El último homenaje de Camila, Kate Middleton y la princesa Carlota a Isabel II está en sus joyas

La reina consorte ha lucido un broche que perteneció a la reina Victoria y la princesa de Gales ha escogido unos pendientes de perlas y una gargantilla de cuatro vueltas con un broche de diamantes, ambas piezas de la colección de la difunta monarca británica

De izquierda a derecha, la duquesa de Sussex, Meghan Markle, la reina consorte Camila, la princesa de Gales, Kate Middleton y, en primer término, el príncipe Jorge y la princesa Carlota, durante el funeral de la reina Isabel II en Londres.
De izquierda a derecha, la duquesa de Sussex, Meghan Markle, la reina consorte Camila, la princesa de Gales, Kate Middleton y, en primer término, el príncipe Jorge y la princesa Carlota, durante el funeral de la reina Isabel II en Londres.POOL (via REUTERS)

Si había alguien que sabía lanzar mensajes a través de sus joyas, esa era la reina Isabel II. Tomando el testigo de esa virtud, la reina consorte, Camila, y la princesa de Gales, Kate Middleton, además de la bisnieta de la monarca, la princesa Carlota, han dado un último homenaje a la reina en su funeral, que se ha celebrado este lunes 19 de septiembre en la abadía de Westminster, en Londres, después de 11 días de luto oficial desde su muerte el pasado 8 de septiembre.

La nueva reina consorte, Camila, que ha acompañado en todo momento al rey Carlos III en las exequias, ha lucido un broche del Jubileo de Diamantes de la reina Victoria. La pieza tiene forma de corazón, con tres zafiros engastados y el número 60 en el interior, que son los años que un monarca alcanza cuando se celebra un jubileo de diamante. Este broche perteneció a la reina Victoria y fue un regalo de sus nietos, los que sobrevivieron de su difunta hija, la princesa Alicia. Varios medios de comunicación británicos apuntan que Camila ha optado por usarlo, en vez de las perlas —la joya por excelencia en los funerales reales—, como un guiño especial a Isabel II, la monarca británica con el reinado más largo, reemplazando a la reina Victoria, quien permaneció en el trono durante 63 años.

Pero no ha sido la única joya que perteneció a Isabel II y que la reina consorte ha lucido en estos días de luto oficial. Para la ceremonia religiosa que se celebró el pasado 12 de septiembre en la catedral de Edimburgo, Camila eligió uno de sus favoritos: un broche de brillantes en forma de ramo de flores, una pieza familiar que en un principio perteneció a la colección privada de la Reina Madre; seguidamente, y tras su fallecimiento en 2002, pasó al joyero de Isabel II, para luego pertenecer a la esposa de Carlos III. Aunque se desconoce la fecha exacta en la que se lo regaló, la primera aparición pública en que Camila lució la joya se remonta a 2015, según apunta la revista ¡Hola!.

La reina consorte, Camila, asiste a una ceremonia religiosa por Isabel II el 12 de septiembre de 2022 en Edimburgo, Escocia. Luce un broche de brillantes en forma de ramo de flores que perteneció a la Reina Madre.
La reina consorte, Camila, asiste a una ceremonia religiosa por Isabel II el 12 de septiembre de 2022 en Edimburgo, Escocia. Luce un broche de brillantes en forma de ramo de flores que perteneció a la Reina Madre. Max Mumby/Indigo (Getty Images)

Por su parte, la nueva princesa de Gales ha escogido dos piezas de enorme simbolismo para la familia real británica, para el matrimonio conformado por la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, además de para su suegra, Lady Di. Para mostrar sus respetos a la difunta reina, Kate Middleton ha lucido unos pendientes de diamantes y perlas de Bahréin y una gargantilla de cuatro vueltas de perlas con un broche de diamantes en el centro, ambos de la colección personal de Isabel II. El collar fue un diseño encargado a la casa Garrard y realizado con perlas que el Gobierno japonés le regaló a Isabel II cuando realizó una visita oficial al país en la década de los setenta.

Kate Middleton ha caminado junto al príncipe Guillermo y a sus dos hijos, el príncipe Jorge, de nueve años, y la princesa Carlota, de siete, durante el cortejo fúnebre tanto a la entrada como a la salida de la catedral londinense. No era la primera vez que la princesa de Gales usaba esta gargantilla, que la misma reina Isabel II lució en un banquete estatal en Bangladés en 1983 y que un año antes, en 1982 —curiosamente la fecha de nacimiento del príncipe Guillermo y Kate Middleton—, Lady Di también llevó, un préstamo que le hizo su suegra para una cena de gala en un viaje de Estado a los Países Bajos. Al igual que los pendientes de perlas, que también ha mostrado Kate Middleton en el funeral de Estado y que fue un regalo de Bahréin a la entonces princesa y heredera al trono por su boda con Felipe de Edimburgo en 1947.

La reina Isabel II luce la gargantilla de cuatro vueltas con un broche de diamantes en el centro, en una cena estatal en Bangladés en 1983.
La reina Isabel II luce la gargantilla de cuatro vueltas con un broche de diamantes en el centro, en una cena estatal en Bangladés en 1983. Tim Graham (Getty Images)

Este último detalle hace suponer por qué Kate Middleton emplearía también estas dos piezas en dos fechas muy emotivas: en noviembre de 2017 durante una cena de celebración por el 70º aniversario de boda de la reina Isabel y el príncipe Felipe y para el funeral del duque de Edimburgo en 2021. Más recientemente, en junio de 2022, la princesa de Gales luciría los mismos pendientes para las celebraciones del Jubileo de Platino.

No es el único gesto de homenaje de Kate Middleton a su abuela política que se ha podido ver en estos 11 días de luto oficial a través de las joyas que ha lucido. Para la ceremonia de recepción de los mandatarios que han acudido al funeral de Estado, celebrada este pasado domingo en el palacio de Buckingham, la esposa del Guillermo de Inglaterra eligió un collar de perlas que también pertenece al joyero personal de la reina Isabel II y que la monarca lució en numerosas ocasiones.

Meghan Markle, duquesa de Sussex, llora durante el funeral de Estado y el entierro de la reina Isabel II, en Londres, 19 de septiembre de 2022.
Meghan Markle, duquesa de Sussex, llora durante el funeral de Estado y el entierro de la reina Isabel II, en Londres, 19 de septiembre de 2022. TOBY MELVILLE (REUTERS)

Además de Meghan Markle, esposa del príncipe Enrique, que ha repetido los pendientes de perlas (un regalo personal de Isabel II que ya usó en el cortejo en la capilla ardiente en Westminster Hall), los bisnietos también ha participado en este particular y brillante homenaje a la monarca británica. La princesa Carlota, de siete años, que junto a su hermano, el príncipe Jorge, ha acompañado a la comitiva fúnebre de la mano de sus padres, los príncipes de Gales, también ha lucido en su solapa un broche en forma de herradura, regalo de la reina Isabel II y un claro homenaje a su bisabuela, amante de los caballos.

La princesa Carlota, que luce un broche en forma de herradura, sale de la abadía de Westminster tras el funeral de Estado por Isabel II.
La princesa Carlota, que luce un broche en forma de herradura, sale de la abadía de Westminster tras el funeral de Estado por Isabel II. Chris Jackson (Getty Images)

Sobre la firma

Belén Hernández

Redactora de Estilo de Vida, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde escribe sobre cultura y tendencias, pero también sobre infancia, medio ambiente y pobreza en países en desarrollo. Antes trabajó en El Mundo y Granada Hoy. Es granadina, licenciada en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS