Los hijos mayores de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton asisten al funeral por su bisabuela

El príncipe Jorge, de nueve años, y la princesa Carlota, de siete, se han sumado al cortejo fúnebre en la abadía de Westminster y al del castillo de Windsor junto al resto de la familia real británica

Los príncipes Jorge y Carlota, delante de su madre, Kate Middleton, y de su tía, Meghan Markle, esperaban este lunes la entrada del féretro de la reina Isabel en la abadía de Westminster. Foto: PHIL NOBLE (AP) | Vídeo: REUTERS

Los dos hijos mayores de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, el príncipe Jorge y la princesa Carlota, han asistido este lunes al funeral por su bisabuela, Isabel II, celebrado en la abadía de Westminster y en el castillo de Windsor. Es la primera vez que los dos jóvenes príncipes, de nueve y siete años, respectivamente, participan en los actos públicos celebrados en el Reino Unido tras el fallecimiento de la reina, el pasado 8 de septiembre. Quien no ha asistido a ninguno de los dos servicios religiosos es el príncipe Luis, el hijo pequeño de los príncipes de Gales, de cuatro años.

El domingo por la noche se confirmó la presencia de los dos pequeños en el funeral, algo que, según fuentes recogidas por el Daily Mail, es una “decisión familiar colectiva”. Jorge y Carlota han llegado en coche a la abadía de Westminster, acompañados por su madre y la reina consorte, Camila. Vestidos de luto riguroso, han entrado junto a su madre en la iglesia, donde esperaban más de 2.000 invitados, entre jefes de Estado, mandatarios, familiares y miembros de la realeza, en el que se ha convertido en el mayor funeral de Estado del siglo XXI. Tras unos minutos de espera en el interior de la iglesia, ambos se han sumado al recorrido que ha hecho el ataúd de la monarca por el pasillo del templo hasta el altar. Detrás del féretro, en primera línea, ha caminado solemne el rey Carlos III junto a Camila; seguidos de los otros tres hijos de Isabel de Inglaterra, Ana, Andrés y Eduardo. A continuación, con semblante serio, los nuevos príncipes de Gales, Guillermo de Inglaterra y su esposa Kate Middleton, han caminado junto a sus dos hijos; Guillermo cogiendo de la mano a Jorge —primero y segundo en la línea de sucesión al trono británico— y Catalina, a Carlota — tercera en la línea de sucesión—. Tras ellos, Enrique de Inglaterra junto a su esposa Meghan Markle y, ya después, otros miembros de la familia real británica.

La princesa Kate Middleton llega junto a sus hijos los príncipes de Gales, Jorge y Carlota, al castillo de Windsor para el entierro de la reina Isabel II.
La princesa Kate Middleton llega junto a sus hijos los príncipes de Gales, Jorge y Carlota, al castillo de Windsor para el entierro de la reina Isabel II. Kirsty O'Connor (AP)

Guillermo de Inglaterra, el príncipe Jorge, Kate Middleton y la princesa Carlota se han sentado juntos en primera fila para seguir la ceremonia. El lugar de Enrique —quinto en la línea de sucesión— y su mujer ha sido en la bancada contraria, en la segunda fila. A su lado, Beatriz de York, otra de las nietas de la reina Isabel. Terminado el servicio religioso, la familia real británica ha seguido el mismo orden para escoltar la salida de la iglesia del féretro de la reina. A su llegada al castillo de Windsor, los príncipes Jorge y Carlota se han sentado en primera fila, de nuevo, entre sus padres y junto a Enrique de Inglaterra y Meghan Markle.

La última vez que se vio públicamente a Jorge y Carlota fue el pasado 7 de septiembre. Justo un día antes del fallecimiento de la reina Isabel, los príncipes de Gales acompañaban a sus tres hijos para una primera toma de contacto con su nuevo colegio, la exclusiva escuela Lambrook, a unos 20 minutos en coche de la localidad de Windsor. La mudanza de la familia a Windsor corresponde al deseo de los príncipes de criar a sus hijos con una cierta normalidad, lejos de Londres y de la prensa. También fue una decisión tomada para poder estar más cerca de Isabel II, puesto que desde que Enrique abandonó su papel activo en la familia real, y se mudó a Estados Unidos, Guillermo había empezado a representar a la reina en cada vez más actos.

Los príncipes Jorge y Carlota, acompañados de su madre, Kate Middleton, a su llegada a la abadía de Westminster para asistir al funeral de la reina Isabel.
Los príncipes Jorge y Carlota, acompañados de su madre, Kate Middleton, a su llegada a la abadía de Westminster para asistir al funeral de la reina Isabel.PHIL NOBLE (AFP)

Precisamente por ese inicio de curso escolar tan reciente, Kate Middleton decidió quedarse en Windsor junto a sus hijos en lugar de viajar junto al castillo de Balmoral (Escocia) el día de la muerte de la monarca. Según comentó la princesa al gobernador general de Australia, David Hurley, durante la cena de Estado celebrada el domingo por la noche en el palacio de Buckingham, al pequeño príncipe Luis le está costando entender la situación y tiene muchas preguntas, mientras Jorge empieza a comprender lo importante que llegó a ser su bisabuela. Según reveló Hurley a medios británicos, el más joven ahora consulta a su madre cosas como: “¿Crees que todavía podemos jugar cuando vayamos a Balmoral?”.

En marzo, Jorge y Carlota asistieron junto a sus padres al memorial por el duque de Edimburgo, celebrado en la misma abadía de Westminster, en Londres. Una ceremonia celebrada cuando estaba a punto de cumplirse el primer aniversario de la muerte del marido de la reina Isabel, y a la que también asistieron reyes y herederos al trono de las coronas europeas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS