Íñigo Onieva responde en Instagram: “Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara”

El empresario, pareja de la marquesa de Griñón desde 2020, reconoce su mediática infidelidad en un mensaje publicado en sus redes sociales

Íñigo Onieva, en un evento en el Casino de Madrid, en noviembre de 2021.
Íñigo Onieva, en un evento en el Casino de Madrid, en noviembre de 2021.Atilano Garcia (ZUMAPRESS.com / Cordon Press)

Las primeras declaraciones públicas de Íñigo Onieva un día después de anunciarse su compromiso con Tamara Falcó fueron para negar una supuesta infidelidad. El viernes, el día después de su buena noticia, se difundía un vídeo en el que se le veía besar a otra mujer durante un festival de música, y él se escudaba diciendo, mientras caminaba cogido de la mano de la marquesa de Griñón, que esas imágenes eran de hace tres años. Ella aseguraba a los periodistas que los seguían que su boda con el empresario nocturno seguía en pie. Pero el sábado, la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó borraba de su cuenta de Instagram la feliz foto con la que anunciaba su próxima boda, dando a entender así que el compromiso había quedado anulado. Este domingo él ha respondido, ha reconocido la infidelidad y ha pedido perdón.

“En los vídeos difundidos aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello”, empieza Onieva, de 33 años, en el mensaje que ha publicado como stories (que se borran pasadas 24 horas) en su cuenta de Instagram. “Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente”. Y es que tras asegurar que ese vídeo es de su asistencia al festival Burning Man de hace tres años, televisiones y revistas del corazón se han puesto a escudriñar las imágenes y a las personas que aparecen en ellas cuál detectives.

Así, han identificado a la mujer con la que se besa. Apuntan que es una modelo que vive en Nueva York, y que en su cuenta de Instagram publicó hace tan solo una semana fotos de su paso por el festival analizando “su primer” Burning Man, acto que tiene lugar en el desierto de Nevada (Estados Unidos). Al final del vídeo en el que recoge su experiencia, se puede ver a Onieva (aunque sin rastro del beso). También se han dedicado a analizar las publicaciones pasadas de Onieva, en las que no se lo veía con la misma ropa en ninguna de las ediciones anteriores. Además, analizaron las cuentas en las redes sociales de sus compañeros de fiesta, y vieron que hace dos semanas iban vestidos con la misma ropa con la que se los ve en el polémico vídeo.

Más pistas: el programa Ya es verano de Telecinco iba un poco más allá y aseguraba que la música que suena de fondo durante el ya mediático beso es Banho de Folhas (Maz Remix), que se publicó en abril. Y el programa Socialité, de la misma cadena, descubrió que, además, Onieva llevaba consigo una cantimplora con el logo de Lula Club, un local nocturno del que es socio y que se inauguró en Madrid a finales de 2021.

Foto de familia en el 40º cumpleaños de Tamara Falcó, celebrado en noviembre en Madrid. De izquierda a derecha: Íñigo Onieva, Isabel Preysler, Tamara Falcó, su hermana Ana Boyer y el marido de esta, Fernando Verdasco.
Foto de familia en el 40º cumpleaños de Tamara Falcó, celebrado en noviembre en Madrid. De izquierda a derecha: Íñigo Onieva, Isabel Preysler, Tamara Falcó, su hermana Ana Boyer y el marido de esta, Fernando Verdasco.SOPA Images (Atilano Garcia / SOPA Images/Sip / Cordon Press)

“Estoy completamente enamorado de Tamara y es la mujer de mi vida, por lo que me duele enormemente haberla hecho daño”, prosigue en sus explicaciones Íñigo Onieva, seguramente consciente de que todas esas pistas ya no le valen para seguir manteniendo su versión. “Para evitar mayores perjuicios a Tamara y a nuestras familias, pido que no se continúe difundiendo imágenes que puedan afectar a nuestro derecho a la intimidad, y se abstengan de publicar informaciones que están afectando a nuestra privacidad”, termina.

Esta última parte parece algo fácil de pedir, pero difícil de conseguir. El sábado por la mañana se pudo ver a Tamara Falcó, de 40 años, enfadada y nerviosa al encontrarse con varios fotógrafos y periodistas en la puerta de su casa, en una céntrica calle madrileña. Desde que el viernes por la tarde asegurara seguir confiando en su prometido —con quien empezó una relación en noviembre de 2020— y tener el apoyo de la familia [tenían fecha de boda, 17 de junio de 2023, y lugar elegido, El Rincón, la finca que heredó de su padre], han cambiado muchas cosas en su relación.

“Quiero a Tamara con locura y nos vamos a casar pese a quien le pese”, decía el viernes Onieva. “¿Estás loco o qué?”, respondía ella a un periodista que le preguntaba si sería capaz de perdonar una infidelidad. Tamara Falcó, que por ahora no ha borrado el resto de las fotos de su Instagram en las que aparece con Íñigo Onieva, no se ha vuelto a pronunciar de nuevo sobre la infidelidad ahora reconocida, por lo que si habrá finalmente boda o no, si siguen juntos o no, es una pregunta que está en el aire. A la infidelidad, se ha sumado una mentira mediática que su pareja dijo a los periodistas confiado mientras la cogía de la mano.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS