Tamara Falcó reaparece: “Soy muy creyente y todo pasa por algo”

La marquesa de Griñón confirma su ruptura con Íñigo Onieva tras filtrarse las imágenes de la infidelidad del empresario: “He confiado hasta que la evidencia era aplastante”

Tamara Falcó posa para los medios en el Teatro Real, este martes.
Tamara Falcó posa para los medios en el Teatro Real, este martes.José Oliva (Europa Press)

Desde que Tamara Falcó anunció su compromiso con Íñigo Onieva apenas se ha dejado ver en público. ¿La razón? La felicidad le duró apenas 24 horas. Un día después de dar la noticia de la boda, salía a luz un vídeo en el que se veía a su prometido besando a otra mujer. Tras el revuelo por las imágenes, el pasado viernes la marquesa de Griñón paseaba de la mano de su pareja mientras este aseguraba que el vídeo era de 2019, antes de que empezara su relación con Falcó. Su siguiente movimiento fue también público, pero en el ámbito de las redes sociales: el sábado ella eliminaba la imagen del anuncio del compromiso y el lunes bloqueaba a su expareja en su cuenta de Instagram. Volvió a aparecer frente a las cámaras el pasado domingo a la salida de su casa, en Madrid, horas antes del comunicado que publicó Onieva en redes sociales, reconociendo finalmente la infidelidad. Han sido días de un constante ir y venir de informaciones, de filtraciones de nuevos posibles engaños, de comunicados y de declaraciones públicas de familiares. Y este martes ella ha hablado y ha oficializado la ruptura: le ha llamado por primera vez “exnovio” y ha calificado de “imposible” una eventual reconciliación.

La marquesa de Griñón, que se ha refugiado en casa de su madre, Isabel Preysler, reapareció el lunes por la tarde en la presentación de Kronos Home, una de las marcas de la que es embajadora y la que se ha encargado de reformar su nuevo lujoso ático que ya mostró en su reality de Netflix Tamara Falcó: La marquesa. Las primeras declaraciones han sido en el coche, sin dinero de exclusiva de por medio, mientras se dirigía al evento. Ha cogido el teléfono al presentador de Sálvame mientras el programa se emitía en directo en Telecinco y una cámara seguía a su vehículo por las calles de Madrid hasta el Teatro Real. “Soy muy creyente y todo pasa por algo. Llevo rezando muchísimo a la virgen de Medjugorje”, ha contestado a la primera pregunta que le ha realizado Jorge Javier Vázquez. “Quiero pediros perdón porque durante mucho tiempo no os he creído y gracias por el trabajo de investigación. De verdad que os estoy muy agradecida”, ha dicho después de tres días en los que ha copado todos los programas del corazón.

“Imagínate para mí lo que es el matrimonio, que es una promesa de amor eterno, y ya no te digo de familia... Estoy contenta de que haya salido ahora”, ha seguido contestando Falcó a las preguntas del presentador. “Yo entiendo el amor de una forma un poco diferente. Quiero a alguien que tenga los mismos valores que yo y que me trate con respeto. La confianza es base en una pareja y yo he confiado hasta que la evidencia era aplastante. No me arrepiento”. A las preguntas de si era conocedora de las infidelidades de Onieva, Falcó se ha mostrado tajante: “Yo lo he dicho mil veces, si hubiera sabido un poquito de todo esto, no habríamos llegado hasta este punto. Al final estoy contenta porque confío en Dios, si esto ha pasado es por algo, esto solo puede ir para bien”, ha zanjado.

Tras entrar por teléfono en Sálvame, le esperaba en el Teatro Real una nube de periodistas y fotógrafos. “Lo primero, quiero dar las gracias a todo el mundo que me ha apoyado, que ha buscado información, mis amigos, mi familia… Ha sido todo muy reciente, estoy en estado de shock. Al final, si todas estas noticias hubieran salido estando casada o, peor, ya con familia, habría sido terrible. La verdad que si no llego a tener esos vídeos… Yo decidí apostar por mi exnovio y lo llevé hasta que vi que era verdad”, han sido sus primeras palabras en el photocall, visiblemente emocionada e interrumpida constantemente por los periodistas.

“El Íñigo con el que yo me he prometido no tiene nada que ver y, la verdad, es difícil de creer, pero él se dedicaba a la noche, viajaba mucho… yo siempre he creído que una relación tiene que darte una libertad. Y la confianza es la base. Yo no tenía ningún problema con ello, pero con unos límites. Nunca pensé que estaría abusando de mi confianza”, ha reconocido. “Para los cuernos soy muy cuadriculada, eso unido a la mentira…”, en referencia a cuando el pasado viernes por la tarde él confirmó a los medios que los vídeos eran de hace tres años. “El viernes por la noche él empezó a decir: ‘Puede que sea verdad’. Yo le dije: ‘Que sepas que me da igual si han sido seis segundos o un nanosegundo, si es verdad esto se ha acabado”.

La marquesa ha afirmado que se ha decidido a hablar para cortar los rumores que decían que ella era conocedora de las infidelidades y que no lo hará más por el cariño que le ha tenido. Y ha terminado bromeando sobre otra de las teorías de estos días: que es su madre la que ha filtrado los vídeos.

Este martes, la mujer con la que se relacionó a Onieva en un primer momento ha negado ser la protagonista del polémico vídeo en el que el empresario besa a una chica morena, pero ha reconocido haber estado con él en el festival Burning Man que se celebra cada año en el desierto de Nevada (Estados Unidos). “Conocí a Íñigo Onieva a través de un amigo en común. Nos tomamos fotos juntos, pero no pasó nada más allá de eso. No había ningún interés romántico entre nosotros y nunca sucedió nada. No soy la mujer del vídeo que ha estado circulando y publicándose”, explicaba en su cuenta de Instagram.

Onieva, que tuvo que marcharse del piso de Falcó tras filtrarse las comprometedoras imágenes, regresó a casa con su familia. Aunque él todavía no ha reaparecido ante las cámaras, sí lo ha hecho su madre, Carolina Molas. “Tamara está sufriendo una barbaridad”, confesaba ayer la exsuegra de Falcó a los medios. “Los dos están muy mal, cada uno con sentimientos distintos, obviamente”.

Todo parecía ir sobre ruedas en la vida de Tamara Falcó el jueves: planes de boda con Onieva, una exitosa serie documental sobre ella en Netflix (de la que estaba preparando la segunda temporada) y continuas apariciones en actos públicos y de televisión. Está por ver que pasará en los próximos días, pero las fotos de ellos juntos continúan, por ahora, en la cuenta de Instagram de la marquesa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS