La autobiografía de Tom Felton: alcohol, tres ingresos en rehabilitación y un amor imposible con Emma Watson

El actor, que interpretó a Draco Malfoy en las películas de Harry Potter, lanza un libro de memorias en el que desgrana sus adicciones y cómo hizo de la bebida su vía de escape

Tom Felton posa en los estudios de Harry Potter en Londres, el 21 de junio de 2022.
Tom Felton posa en los estudios de Harry Potter en Londres, el 21 de junio de 2022.Mike Marsland (Mike Marsland/Getty Images for W)

Tom Felton (Epsom, Reino Unido, 35 años) saltó a la fama por interpretar a Draco Malfoy en la saga de las ocho películas de Harry Potter y convertirse en uno de los personajes más conocidos, a pesar de su enemistad con el protagonista. 11 años después del estreno de la última película, el actor británico publicó el martes su libro de memorias, en cuya promoción está inmerso, titulado Beyond the Wand: The Magic and Mayhem of Growing Up a Wizard, (cuya traducción podría ser Más allá de la varita: magia y caos de crecer como mago, editado por Penguin y aún no publicado en español). En él relata la cara y la cruz de su vida durante la grabación de Harry Potter y cómo ha vivido esta posterior década.

El intérprete ha reconocido que empezó a abusar del alcohol —desde “varias pintas a diario” hasta los chupitos de whisky con las que las iba acompañando— en su veintena para intentar huir de la situación mental en la que se encontraba entonces, tras finalizar las grabaciones, aunque en los fragmentos que han llegado hasta la prensa no especifica cuál era su condición. Primero fue su manager, que entonces era también su novia, quien le pidió que buscara ayuda. Sin embargo, si finalmente ingresó en rehabilitación fue gracias a una conversación que tuvo con su abogado. “Apenas le había visto en persona, pero me habló de una manera muy honesta”, reconoce el actor sobre su encuentro con el letrado que, como recuerda, fue muy sincero en sus palabras: “No te conozco muy bien, pero pareces un buen tipo. Solo quiero decirte que esta es la intervención número 17 que hago en mi carrera por este motivo. 11 de esas personas están muertas. No seas el número 12”.

Unas palabras que le ayudaron a dar el paso y lidiar con el problema. La primera vez que ingresó, en una clínica en Malibú (California, EE UU), no duró ni 24 horas. En el segundo intento, fue expulsado de otro centro por incumplir las reglas, puesto que se coló en una habitación femenina. Aunque consiguió estabilizar su vida y abandonar el alcohol, hubo un tercer ingreso en una clínica. “Honestamente, puedo decir que fue una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar. Pero el hecho de poder admitir que necesitaba ayuda, y que tenía que hacer algo al respecto, fue un momento importante”, afirma Felton. “Ya no me da vergüenza levantar la mano y decir: ‘No estoy bien”.

Años más tarde, Felton reconoce que tenía “cuestiones complicadas” que solucionar y recurrir a la bebida era su vía de escape. Contando su historia, el actor quiere ayudar a otros que están pasando por la misma situación y espera poder eliminar el estigma asociado a ir a terapia y a clínicas de desintoxicación: “De ninguna manera quiero suavizar la idea de ir a terapia, es un primer paso difícil de dar, pero quiero poner de mi parte para normalizarla. Creo que todos la necesitamos de un modo u otro, así que ¿por qué no resulta normal hablar de manera sincera acerca de nuestros sentimientos?”. No es el primer actor de la saga que ha admitido tener problemas con el alcohol. Daniel Radcliffe (Harry Potter) contó también que había recurrido a la bebida en momentos de debilidad.

Emma Watson y Tom Felton en una entrega de premios en el Royal Albert Hall de Londres en septiembre de 2003.
Emma Watson y Tom Felton en una entrega de premios en el Royal Albert Hall de Londres en septiembre de 2003.Brian Rasic (Getty Images)

En el libro, Felton también repasa su etapa como adolescente mientras interpretaba a Draco Malfoy. Ha confesado que se enamoró de su compañera de reparto, Emma Watson, que daba vida a la bruja Hermione Granger, algo que fue recíproco, pero que no llegó a fraguar por una cuestión de tiempos. “La quiero y la admiro como persona de un modo que no sería capaz de explicar”, relata en las memorias. Pero, quizá para decepción de muchos fans, aunque ambos sentían algo por el otro y que entre ellos llegó a surgir un cierto sentimiento, nunca ocurrió nada entre ellos. Algo que la propia Watson contó hace unos meses y que ahora Felton se ha encargado de confirmar. “Siempre tuve un enamoramiento secreto con Emma, pero quizá no del modo que a la gente le gustaría oír”, ha escrito en un extracto de sus memorias que ha publicado el diario británico The Evening Standard. “Eso no significa que no hubiera chispa entre nosotros. La hubo, sin duda, solo que en momentos distintos”.

En el programa especial por el aniversario de Harry Potter, estrenado por HBO en año nuevo, Watson recordaba cómo había sido para ella esa chispa. “Entré en la sala donde teníamos clases particulares durante el rodaje. Nos habían puesto como tarea dibujar nuestra imagen personal de Dios y Tom dibujó a una niña sobre un monopatín y una gorra puesta para atrás. No sé cómo decirlo, simplemente me enamoré de él”, contaba la joven. En el mismo especial, Felton reconoció haber sentido siempre una conexión especial con ella. Ahora mantienen una estrecha amistad y solo quedan las cenizas de lo que fue un amor platónico de la niñez en Hogwarts.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS