Un retrato de la escritora Nina Berberova, en enero de 1988.
Artículo bajo registro

Berberova

No hay más que leer ‘La Resurrección de Mozart’, o su prodigiosa ópera prima, ‘La acompañante’, para entregarle por siempre a Nina Berberova el corazón lector

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada