‘El Mundo Today’, el medio que viralizó la sátira: “Si el chiste más leído va sobre Sergio Ramos no vamos a hacer otro sobre él cada día”

La web humorística de actualidad ha creado un estilo tan reconocible que, a veces, son los medios tradicionales quienes parecen imitarla. Ahora publica un nuevo libro sobre el Horóscopo, como lo definen sus autores, “un engañabobos”

Xavi Puig y Kike García, creadores de la web satírica 'El Mundo Today', posan flotando en el espacio.
Xavi Puig y Kike García, creadores de la web satírica 'El Mundo Today', posan flotando en el espacio.El Mundo Today

Antes de El Mundo Today existió Esponjiforme. Xavi Puig (Barcelona, 41 años) y Kike García (Barcelona, 40 años) crearon en junio de 2002, mientras estudiaban filosofía, una plataforma que se definía como una “revista electrónica de filosofía o algo así”. En ella, con seudónimo, compartían sátiras (el término volverá a aparecer en breve en este artículo) sobre el entorno de la facultad y artículos como el curso de filosofía estoica de Paris Hilton (”el hombre sólo tiene el privilegio de aceptar lo que no puede entender en tanto que ser finito. No finito de tener la piel suave, sino de no poder llegar a todo”). En 2007, mientras ambos estudiaban Comunicación Audiovisual, Esponjiforme murió. El Mundo Today nació en 2009, en una realidad diferente, con uno viviendo en Madrid y otro en Barcelona. Su primera noticia publicada fue: “Según una encuesta, un 100% de los españoles ha contestado una encuesta alguna vez”, aunque quien consulte el archivo de noticias de la web, que comienza oficialmente en enero de 2009, encontrará una noticia aislada en septiembre de 1998. Bajo una captura de pantalla de la página de inicio primigenia de Google, se lee: “Dos estúpidos universitarios programa un nuevo buscador web al ignorar que ya existe Yahoo!”.

“En España hay una tradición importante de humor satírico, el terreno no estaba vacío cuando llegamos”, explican Puig y García. “Pero quizá sí en Internet, especialmente cuando empezamos nosotros. Existía El Garrofer, el blog que montó Juan Cavestany con un amigo y que, aunque quizá no cultivaba tanto la sátira, tenía titulares muy buenos, especialmente los de humor costumbrista. El primer medio satírico online de audiencia masiva sí fue el nuestro, y sigue siendo el único que hay de estas proporciones, rentable y mainstream, si no contamos con la edición digital de El Jueves que, aunque no es un diario satírico, no tardó en incorporar los titulares en cuanto vio que funcionaban”.

El Mundo Today, con 100.000 páginas vistas al día, 1,5 millones de seguidores en Twitter y casi 460.000 en Instagram, se ha convertido en un medio que todo el mundo conoce en España, ha dejado una estela que llega al lenguaje: “Parece El Mundo Today”, se dice de una noticia delirante o inverosímil. Se dice tanto que también han surgido a rebufo del éxito de la web agregadores de noticias con diseño parecido (que no tienen nada que ver con El Mundo Today). Pese a todo, parece que la realidad es a veces su única imitadora. “Seguimos estando un poco solos en esto de la literatura humorística digital”, admiten. Los tiempos no ayudan: El Mundo Today nació en un momento en que Facebook mimaba a los medios. “Pero luego acabó secuestrando a nuestros lectores”, lamentan.

Portada de 'El horóscopo de El Mundo Today'. El prólogo es de Albert Einstein.
Portada de 'El horóscopo de El Mundo Today'. El prólogo es de Albert Einstein.

Tras publicar un libro de historia y una edición corregida y ampliada de la Constitución Española, El Mundo Today vuelve a las librerías con un libro de horóscopo (El horóscopo de El Mundo Today), una de las secciones más queridas por los lectores de la web, según sus creadores. “Nosotros parodiamos cualquier contenido que se pueda encontrar en la prensa seria y, por desgracia, en la prensa seria se sigue publicando esto. Lo más curioso de este libro es que, siendo una burla del horóscopo, activa exactamente el mismo mecanismo que el horóscopo normal, que debe de apelar a algo muy primario en lo que caemos todos. La gente abre nuestro horóscopo y lo primero que hace es ir a ver qué decimos sobre su signo. ¡Aunque no crean en él y se burlen como nosotros! Es adictivo, pero en nuestro caso trata al lector como a una persona con los pies en la tierra, no en los astros”. Que nadie les pregunte a Xavi o a Kike de qué signo son ellos, no caerán en eso. “¿Sabes lo que marca la personalidad? Nacer el día concreto en el que estalla una guerra en tu país. Y es relativamente fácil aventurar ciertas cosas que van a marcarte. El resto es un engañabobos y no entendemos esa moda hipster de defender el horóscopo, el tarot y todas estas farsas, no simplemente tomándolas desde el punto de vista histórico, antropológico o estético, sino comprando lo que prometen”.

Defina “sátira”

Pero, exactamente, ¿qué es la sátira? “La sátira pretende hacer reír apuntando hacia algo o hacia alguien, ya sea caricaturizándolo, reduciéndolo al absurdo o, en definitiva, burlándose de lo que hace o dice, señalando sus incongruencias o indecencias. Son chistes que tienen una tesis, vaya. Esto no quiere decir que sea una tesis sólida o completamente articulada, es difícil que llegue a constituir siquiera un argumento. Son más bien disparadores de debates: un punto de partida que puede incentivar una conversación seria sobre el asunto. Quien lea El Mundo Today esperando encontrar argumentario o recetas de pensamiento va mal encaminado. La risa es la prioridad, y la tesis está supeditada a ella. En este contexto de exageración es imposible plantear un discurso sólido, eso no se le puede exigir al humorista, que igual preferirá la demagogia si despierta la carcajada a un chiste más tibio y panfletario, por mucho que esté mejor encaminada la tesis que éste defiende. Es inevitable, pese a todo, que el lector busque en nuestra sátira una reafirmación de sus ideas, cosa de la que también hemos hecho sátira”. (La sátira era esta: “Un chiste que refuerza su ideología, el más gracioso que ha leído este joven en mucho tiempo”, firmada por Javi Ramos). La noticia dice así: “Esta mañana, el diario satírico El Mundo Today ha publicado un chiste que Juan Camuñas, de 27 años, ya considera que es el más gracioso que ha leído en mucho tiempo. Aunque el chiste quizás no es el más ingenioso de esta web satírica, el hecho de que refuerce la ideología de Camuñas lo ha convertido en ‘una absoluta genialidad’, según sus propias palabras. Para Camuñas, los autores de este diario satírico son ‘brillantes’ porque de vez en cuando hacen chistes que le hacen pensar que sus creencias son las correctas y las creencias de los que no piensan como él son equivocadas”.

Xavi Puig y Kike García durante una intervención en los Premios Ondas 2016.
Xavi Puig y Kike García durante una intervención en los Premios Ondas 2016.Albert Garcia

Si se le pregunta a Xavi y a Kike si esa noticia funcionó, es posible que no sepan la respuesta o, al menos, no les interese demasiado ese dato. “Hemos dejado de medir el éxito. No sabemos cuáles son las noticias más leídas de hoy, o de esta semana, o del año. La información la tenemos a un clic de distancia, pero no la consultamos. ¿Por qué? Porque nunca nos ha servido para nada. Si el chiste más leído del año va sobre Sergio Ramos, no vamos a reaccionar haciendo un chiste sobre Sergio Ramos cada día. Esa estrategia, por cierto muy habitual, es una estupidez. Nuestra medida del éxito es el grado de satisfacción que nosotros mismos sentimos con respecto a nuestro trabajo, y si no haces caso a Kike, que nunca está satisfecho, la curva es ascendente”. Sí que recuerdan con más exactitud las noticias que les han traído problemas. Una de ellas llevaba como titular “Panini lanza un álbum de cromos con los delincuentes más buscados”. Tuvieron que tirar de abogados por la petición económica de Panini. Sobre Mariló Montero optaron retirar una noticia “para no arriesgarnos a que nos tocara un juez majareta. Luego la ves haciendo gracias en Ilustres Ignorantes y piensas que menudo blanqueamiento de la susodicha”. De todas formas, aclaran, estos incidentes son “anecdóticos”. “Hace mucho tiempo que no los sufrimos”.

Sobre qué reírse

Los creadores de El Mundo Today coinciden en que no hay un tema más delicado que otro a la hora de abordarlo con humor, pero “si se hace sátira sobre el sufrimiento, especialmente del vulnerable, más vale que sea graciosa y más vale que quede clara la tesis. Te llamarán de todo, pero si el trabajo es bueno te tiene que dar igual”. “Nuestro cometido no es defender un argumento o mediar entre dos extremos con un enfoque ponderado y reflexivo”, prosiguen. “Es imposible hacerlo con rigor desde el humor, que es un lenguaje por definición deformado y estridente. Pero si tienes muy claro que hay algo que no es de recibo y se te ocurre una forma graciosa de señalarlo, adelante. Hay gente con más talento que otra a la hora de expresar elegantemente críticas peliagudas. Nosotros solemos ser muy buenos en esto, la receta es hacerlo muchas veces y con honestidad, sin buscar provocar simplemente por llamar la atención, siendo un cafre. Pero no vamos a posicionarnos sobre todos los debates que sean tendencia en redes porque no es nuestro trabajo. No somos columnistas, a Dios gracias. Tengamos también en cuenta que en las redes es imposible que haya debates, si somos estrictos con el término”.

Una de las señas de identidad de El Mundo Today ha sido hacer humor sobre el mismo humor, o al menos partir de bases que exigen conocer un chiste anterior para pillar el nuevo. Últimamente ha tenido mucho éxito un texto sobre Nachter y supuestamente firmado por Nachter que era, literalmente, una columna de Jimina Sabadú publicada en EL PAÍS (Nachter ha sido acusado a menudo de copiar su contenido). No hace mucho también hacían humor sobre el humor en otra noticia titulada “¿El sitio perfecto? Este bar organiza noches de micro-cerrado” en el que se informa de que un bar de stand up comedy ha decidido mejorar su oferta no dejando subir a ningún cómico al escenario. Los mecanismos del humor parecen interesar mucho ahora: series como Hacks exploran el trabajo de dos cómicas y los monólogos de Ricky Gervais no solo son desmenuzados en tribunas, sino que su propio contenido analiza también cómo funcionan la ironía o la ofensa. “Es muy positivo que los cómicos susciten odios y pasiones, que se hable de su trabajo, que haya interés por el oficio y por sus mecanismos. A ver si así nos alejamos de esta condescendencia que nosotros aún percibimos cuando ciertos individuos nos hablan de lo que hacemos como si fueran gracietas que ellos, simplemente por tiempo –porque tienen un trabajo serio–, no pueden dedicarse a pensar. Está bien que empiece a haber humoristas que se crean dioses, a ver si así empujan hacia arriba a los que se creen que son basura y llegamos a un punto intermedio, donde se reconozca que hay oficios quizá más importantes al tiempo que se es consciente de lo difícil que resulta dedicarse a la comedia, y de que la buena comedia merece el mismo prestigio del que goza el buen drama. O las novelas de Albert Espinosa. Solo pedimos eso”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Guillermo Alonso

Es editor web de ICON. Trabaja desde 2017 en EL PAÍS. Anteriormente formó parte de Vanity Fair (como director de su edición digital) y de Telecinco. Ha publicado dos novelas, 'Vivan los hombres cabales' y 'Muestras privadas de afecto' y el ensayo 'Michael Jackson. Música de luz, vida de sombras'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS