Un reloj nacido para surcar las profundidades

La relojera suiza TAG Heuer acaba de lanzar Aquaracer Professional 1000 Superdiver, una nueva máquina rotunda y precisa que puede sumergirse hasta un kilómetro y rinde homenaje a la tradición oceánica de la vasa

El modelo Aquaracer Professional 1000 Superdiver de Tag Heuer es una máquina rotunda y exacta diseñada para suplir las necesidades de los buceadores profesionales.
El modelo Aquaracer Professional 1000 Superdiver de Tag Heuer es una máquina rotunda y exacta diseñada para suplir las necesidades de los buceadores profesionales.

El estrecho vínculo que ha mantenido el fondo del mar con la medición del tiempo arranca con la misma pasión que el hombre ha sentido por explorar sus inagotables tesoros. En paralelo al desarrollo de instrumental y técnicas que hicieran del buceo una práctica independiente de la superficie (la invención de la primera escafandra autónoma en 1943 por los franceses Émile Gagnan y Jacques Cousteau marcaría un antes y un después), la relojería no ha cesado en su empeño por idear fórmulas precisas que convirtieran el tiempo en un aliado en vez de una condena durante la inmersión.

Con el recién lanzamiento de Aquaracer Professional 1000 Superdiver, una máquina rotunda y exacta diseñada para suplir las necesidades de los buceadores profesionales, la relojera TAG Heuer deja claro que lleva la delantera en el sector. Con un diseño tan robusto que permite resistir la presión submarina en términos extremos, su caja de 45mm con un grosor de solo 15,75 mm es una de las más finas en su categoría. Cumple así el empeño de Jack Heuer, ideólogo de la marca, de garantizar la legibilidad óptima en todos sus relojes.

Lens Position: 1611
Lens Position: 1611

Para los expertos en la materia, su incursión en el mercado revolucionará la forma de adentrarse por profundidades marinas de hasta un kilómetro. " A 1.000 metros hay cien veces la presión que hay a nivel del mar, nuestra cabeza no funciona igual, es lo que se llama narcosis en buceo. Por eso tan importante contar con un reloj resistente, que puedas ver claramente a golpe de vista y sea fácil de manejar”, explica Manu San Félix, explorador y biólogo marino que ha dedicado su vida a retratar el entorno marino con una cámara de vídeo.

Colaborador de la marca suiza desde 2012, San Félix fue parte inherente de la presentación del modelo en las islas Baleares el pasado mes de junio. “El nuevo Aquaracer Professional 1000 Superdiver es una gran herramienta para buceadores profesionales por su resistencia, durabilidad, legibilidad y por ser uno de los relojes más finos de su categoría”, narró en su centro de buceo en Formentera ante un grupo de periodistas y personalidades vinculadas a la marca, como el actor Maxi Iglesias o la atleta olímpica Ana Peleteiro, entre otros. El mismo que acompañó horas antes a su lanzamiento en la reapertura estacional de la boutique TAG Heuer en el puerto de Marina Ibiza, un símbolo de la estrecha relación que la relojera mantiene con la isla.

La evolución de un clásico bajo el mar

Con un indicador de horas en forma de flecha –y en color naranja para los minutos y segundos– que aumenta la visibilidad durante el buceo, este modelo culmina cuatro décadas durante las que TAG Heuer ha estado a la vanguardia del sector. Perfilado con la potente tecnología SLN Grade X1 que permite una visión legible en la oscuridad, recoge el testigo de otros iconos de la marca en esta categoría, como el Heuer 1000m Diver lanzado en 1982. Con una caja de 41,5 mm y la corona colocada a las cuatro para mejorar la ergonomía, este diseño pionero permitió que TAG Heuer entrara en el mundo de los relojes de buceo profesionales por la puerta grande, convirtiéndose en un elemento más del equipo submarino de La Spirotechnique, la empresa fundada por Jacques-Yves Cousteau.

La llegada dos años después del modelo Super Professional, con una caja mate de gran tamaño y un brazalete para llevarlo sobre el traje de neopreno, volvió a marcar un hito en la relojería marítima. Con un nuevo calibre TH30-00 creado junto a la manufactura suiza de alto rendimiento Kenissi, Aquaracer Professional 1000 Superdiver culmina ahora cuatro décadas de innovación, unido a un diseño de titanio de grado 5 mucho más ligero y ergonómico. El resultado es una reloj casi indestructible, idóneo para prácticas profesionales como el buceo de saturación a más de 200 metros de profundidad. “TAG Heuer lleva más de 40 años desarrollando atrevidos e innovadores relojes-herramienta de lujo, y el modelo Aquaracer Professional 1000 Superdiver es la esencia de nuestra experiencia única en este campo”, revela Frédéric Arnault CEO, de TAG Heuer. Un avance más para hacer realidad ese sueño del hombre de surcar el fondo del mar sin limitaciones.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Victoria Zárate

Periodista vinculada a EL PAÍS desde 2016. Coordinó la web de Tentaciones y su sección de moda y estilo de vida hasta su cierre en 2018. Ahora colabora en Icon, Icon Design, S Moda y El Viajero. Trabajó en Glamour, Forbes y Tendencias y ha escrito en CN Traveler, AD, Harper's Bazaar, V Magazine (USA) o The New York Times T Magazine Spain.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS