ELECCIONES EN EL REINO UNIDO

Thatcher dice que un triunfo del laborismo sumiría a Gran Bretaña en "una dictadura democrática"

La ex primer ministra británica advierte de que la reelección del laborista Blair podría llevar a la extinción del Reino Unido

Para la política conservadora una victoria arrolladora de los laboristas provocaría una "posible extinción" de Gran Bretaña como país. En un artículo escrito por la ex mandataria y publicado hoy en el periódico londinense The Daily Telegraph, Thatcher ha dicho que está a favor de gobiernos fuertes, pero no de Administraciones "arrogantes" y con un "culto a la personalidad".

"En principio no tengo nada en contra de grandes mayorías en los Comunes: de hecho, lo disfruto. Pero, en mi tiempo, y en el de mi sucesor, John Major (1990-97), el primer ministro siempre rendía cuentas", ha subrayado la que fue Jefa de Gobierno entre 1979 y 1990.

"Dos veces a la semana había preguntas rigurosas en la Cámara (de los Comunes) que eran tratadas -y se esperaba que así fuera- con respeto", ha agregado Thatcher. (Blair cambió las dos sesiones de preguntas al primer ministro en el Parlamento, que eran dos veces a la semana y de quince minutos cada una, por una semanal de media hora).

Más información
Los laboristas sacan partido de la desaforada irrupción de Thatcher contra el euro y la UE
DOSSIER DOCUMENTAL:: Elecciones 2001 en Reino Unido

Si el primer ministro laborista Tony Blair consigue un segundo mandato de Gobierno con una gran mayoría en el Parlamento, el país puede tener una Administración "arrogante", según la dama de hierro.

En opinión de la ex primera ministra, Blair "está comprometido con políticas que llevarán a la progresiva extinción de Gran Bretaña como nación independiente".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre Europa, Thatcher dice que la libra esterlina es una moneda fuerte y que si el país decide ingresar en el euro puede perder el poder para decidir su propia política económica.

Todos los sondeos de opinión dan al Laborismo una contundente victoria en las elecciones generales del 7 de junio, mientras que también se habla de que el partido podría incrementar aún más su mayoría en la Cámara de los Comunes.

Los laboristas tienen una ventaja de 179 escaños sobre el conjunto de los partidos representados en la Cámara de los Comunes, donde hay un total de 659 diputados.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS