Destituido un ministro peruano que agredió a la empleada de una aerolínea

El ex titular de Trabajo protagonizó un episodio violento cuando le impidieron abordar un vuelo El gobierno lo sostuvo en el cargo pese a pedidos de renuncia durante casi dos semanas

José Villena habla con la prensa el pasado día 6.
José Villena habla con la prensa el pasado día 6.AGENCIA ANDINA

El ministro de Trabajo, José Villena, quiso abordar la noche del martes 27 un vuelo en la ciudad de Arequipa, pero llegó tarde. La encargada del embarque de la aerolínea LAN, Ana Ramos Mariscal, lo había llamado por un altavoz pero el vuelo estaba ya cerrado. Cuando ella le impidió el paso por motivos de seguridad, el funcionario la empujó con ambos brazos y aún así, alcanzó la rampa del avión. Al día siguiente se supo lo ocurrido y desde entonces, se multiplicaron los pedidos para que renuncie. Sin embargo, hubo varios días de silencio del Gobierno de Ollanta Humala y, luego, expresiones de respaldo hacia él. La noche de este domingo, por fin se produjo su reemplazo: eran ya casi dos semanas de desgaste y críticas al gabinete.

Ramos denunció la agresión la misma noche del martes en la comisaría del terminal, pues no sabía quién la había empujado, pero al día siguiente retiró la denuncia. La prensa de Lima especuló con que la joven habría recibido presiones de los dueños de la compañía para retirarla.

El informe médico-legal –que registró moretones en los brazos y dolor en el hombro de la joven– y la denuncia policial se filtraron una semana después a los medios: entonces la versión de Villena, quien había negado lo ocurrido, ya no pudo sostenerse: él había insistido en que “eran leyendas”, que no agredió a nadie y que el lunes 3 viajó a Arequipa a pedir disculpas a los trabajadores que se hubieran sentido agraviados.

Además de la denuncia, dos informes de seguridad enviados a la administradora del aeropuerto de Arequipa documentaron la agresión que protagonizó Villena. Los empleados de turno en la sala de embarque informaron de que la –entonces– máxima autoridad de trabajo en el país, ordenó detener el avión, ingresó a la rampa, les tomó fotos a todos y los amenazó diciendo que se quedarían sin empleo. Incluso, circuló un video en Youtube en el que se puede notar el comportamiento de Villena en el aeropuerto.

“El hecho es grave; en el marco de la dignidad de la mujer el hecho era inaceptable”, comentó la noche del domingo el congresista del Partido Popular Cristiano Juan Carlos Eguren en Canal N. “Lo raro fue la demora en que se vaya, lo que le ha generado (al gobierno) un gran desgaste”.

Villena es un hombre de confianza del ministro de Economía, Luis Castilla, y cuando éste fue consultado –cuatro días después del episodio del aeropuerto– se excusó diciendo que no se había enterado porque estuvo muy ocupado preparando su presentación para sustentar en el Congreso el presupuesto 2013. A su vez, el primer ministro, Juan Jiménez, también respaldó al funcionario, al calificar el hecho como “aislado y superado”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La primera dama, Nadine Heredia, quien suele pronunciarse primero que su esposo el presidente Ollanta Humala y que otros miembros del gabinete que guardan silencio en momentos críticos, tampoco se pronunció durante diez días acerca del hecho. Ante insistentes preguntas de los periodistas, dijo este sábado que había un informe médico “que hay que comenzar a dilucidar” y que el ministro Villena tendría que responder en el Congreso. La bancada parlamentaria fujimorista logró reunir las firmas suficientes para interpelar al ministro por este hecho y debía comparecer este martes 11. Posiblemente para evitar ese trance, el presidente peruano aceptó la renuncia el sábado último. La nueva titular de Trabajo es la abogada Teresa Laos.

El sábado 1, la joven agredida escribió en su estado de Facebook varias líneas acerca del hecho y condenó la prepotencia de la que fue testigo: “Vivo en un lugar donde el más fuerte no es más inteligente, ni el más culto, ni el que tiene más dinero, sino el que tiene poder”. Paradójicamente, Nadine Heredia, cuando declaró el sábado acerca del caso, recomendó a las mujeres que “Si están seguras, no retiren las denuncias”.

El ministro Villena no gozaba de la mejor relación con los sindicatos, mas sí de los gremios empresariales, y esta semana iba a cumplir un año ejerciendo el cargo. En noviembre, un informe del Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo situó al Perú entre los cinco países con los casos más graves y más urgentes de libertad sindical.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS