El mayor suministrador de gas para España

España paga al año 4.000 millones por el gas argelino, que cubre el 38% de la demanda

Argelia es, de largo, el principal suministrador de gas natural para España. Principalmente a través del gasoducto Medgaz pero también a través de buques con gas licuado, desde Argelia llega el 38% del gas natural que consume España. Muy lejos le siguen Nigeria (18,6% del mercado) y Catar (13,4%), según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). Aunque la crisis ha reducido la demanda eléctrica en España, las importaciones desde Argelia siguieron creciendo (un 13% más en 2011 que el año anterior). La factura que paga España por el gas de Argelia alcanzó en 2011 los 3.934 millones de euros, el 42,5% de los 9.257 millones de euros que el país destina a importar gas natural.

La magnitud de las cifras explica que las relaciones entre España y Argelia estén marcadas por la energía, con frecuentes visitas de los ministros de Industria a Argel. Madrid necesita el gas de Argel y a su vez para estos, la Península es la puerta de entrada a Europa, que busca reducir su dependencia del gas ruso. Para eso necesita prolongar el gasoducto, que ahora termina en Almería tras recorrer 200 kilómetros bajo el Mediterráneo a una profundidad que llega a los 2.000 metros.

Ese gas se usa principalmente para producir electricidad, ya que el gas cubre el 14% de la demanda española. Irónicamente, España exporta una parte pequeña de esa electricidad a Marruecos, vecino de Argelia, a través de dos cables submarinos en el Estrecho.

Las relaciones de las empresas involucradas en este comercio han sufrido sobresaltos. El gasoducto Medgaz, que entró en vigor en 2011, sufrió en diciembre pasado un vuelco en su accionariado con la venta del 32% en manos de las españolas Iberdrola y Endesa a la belga Fluxys. En 2011, Gas Natural y la empresa estatal argelina Sonatrach cerraron en junio pasado seis años de pleitos por el precio de los contratos del gas. La española acordó pagar 1.300 millones de euros por la revisión de precios y luego se hizo con el 10% del gasoducto.

En 2007, Sonatrach arrebató a Repsol y Gas Natural la explotación de Gassi Touil, el mayor proyecto de explotación en el Magreb, del que habían resultado adjudicatarias tres años antes y que preveía una inversión de 5.200 millones.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS