EE UU recorta su ayuda a México y Colombia y la aumenta a Centroamérica

El Departamento de Estado amplía su dotación a Centroamérica y confirma el cambio de prioridades de la Administración Obama

El secretario de Estados de EE UU, John Kerry.
El secretario de Estados de EE UU, John Kerry.MLADEN ANTONOV (AFP)

El presupuesto del Departamento de Estado para 2014 prevé un recorte de la ayuda exterior que destina a Colombia y a México y un incremento de los fondos asignados a Centroamérica. Las nuevas cuentas siguen el mismo patrón que las que se diseñaron para los años anteriores, en un reflejo del viraje en las prioridades de la Administración Obama en la región, que ahora parecen decantadas a propiciar el desarrollo económico frente a la seguridad. No obstante, conviene destacar que el aumento destinado a Centroamérica tiene como finalidad principal combatir al narcotráfico.

“Este nuevo presupuesto no es sólo una colección de números, es una ilustración de nuestros valores y prioridades”, explicó el secretario de Estado, John Kerry, el martes pasado ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, a donde acudió a defender sus cuentas para 2014. El presupuesto total del Departamento de Estado previsto para el próximo ejercicio asciende a 52.100 millones de dólares, un 4% menos que el de 2012 (aún no se tienen cifras del grado de ejecución del del año pasado).

Para el año que viene, el presupuesto destinado a Colombia se reduce en 61 millones de dólares, respecto de 2012, quedándose en 323 millones de dólares, y los fondos previstos para México son de 205 millones de dólares, un descenso de 124 millones

Pese a la disminución en sus asignaciones, Colombia y México siguen siendo los países de la región que más ayuda económica reciben de EE UU. Para el año que viene, el presupuesto destinado al primero se reduce en 61 millones de dólares, respecto de 2012, quedándose en 323 millones de dólares, y los fondos previstos para el segundo son de 205 millones de dólares, un descenso de 124 millones. El presupuesto para Centroamérica se ha incrementado en 26 millones, alcanzando los 162 millones de dólares.

“Estamos cambiando el equilibrio de nuestros recursos en la región”, ha reconocido un alto funcionario del Departamento de Estado. "La asistencia a Colombia y México ha disminuido porque en el pasado había sido muy, muy elevada, liderada por equipos militares de gran envergadura [tanques, aviones...]. Ahora estamos reestructurando estos programas dirigiéndolos más al ámbito de entrenamiento”, explicó.

En los últimos años, la Administración Obama ha decidido reducir la inversión del Plan Colombia y el Plan Mérida -sendos acuerdos bilaterales adoptados entre EE UU y Colombia, el primero, y entre EE UU y México y Centroamérica, el segundo, para luchar, esencialmente, contra el narcotráfico (y para terminar el conflicto armado con las FARC, en el caso del Plan Colombia)-, promoviendo el desarrollo de las fases menos costosas de ambos programas. Estos planes han sido duramente criticados por los grupos de derechos civiles y por un buen número de congresistas estadounidenses que cuestionan su eficacia y la violación de derechos humanos cometida por los militares destinatarios de parte de esa ayuda.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
La asistencia a Colombia y México ha disminuido porque en el pasado había sido muy, muy elevada. Ahora estamos reestructurando estos programas" Departamento de Estado

El cambio de estrategia de los Gobiernos de México y Colombia para luchar contra el narcotráfico, más centradas en promover políticas integrales destinadas a la prevención en lugar de polarizar los recursos en la confrontación con los cárteles, ha favorecido la consolidación del vuelco en las prioridades del Departamento de Estado en ambos países.

Este viernes, Kerry aseguró, tras una reunión con su homólogo mexicano, José Antonio Meade, que EE UU quería ampliar la colaboración “en el contexto más amplio de nuestras relaciones económicas”. México también prefiere que el apoyo de EE UU se centre en el desarrollo económico más que en la ayuda militar pesada.

La asistencia militar de EE UU a Colombia prevista para 2014 se ha recortado de 40 a 28 millones de dólares, mientras que la destinada a México se mantiene en siete millones. Por contra, la que recibirán Guatemala, El Salvador y Honduras quedará incrementada considerablemente. Guatemala sube la dotación de sus fondos de 500.000 a 1,7 millones de dólares, Honduras de un millón a 4,5 y El Salvador de 1,2 a 1,8 millones de dólares.

El presupuesto para Centroamérica se ha incrementado en 26 millones, alcanzando los 162 millones de dólares

Estos tres países centroamericanos forman el llamado Triángulo del Norte en el paso de la droga. El aumento de su presupuesto demuestra que, aunque en la región la forma de enfrentarse al narcotráfico puede estar cambiando, EE UU sigue determinado a cortar las vías de tránsito hacia su frontera de la droga que se cultiva en Sudamérica.

No obstante, EE UU también parece decidido a impulsar el desarrollo económico de Centroamérica. El canciller de Guatemala, Luis Fernando Carrera, confirmó a EL PAÍS que la Casa Blanca pretendía dar priorizar a las relaciones comerciales y al crecimiento en la región frente a las políticas de seguridad. De momento, en la región, el presupuesto para ayuda al desarrollo se ha reducido en cinco millones, comparado con el de 2012, si bien, en Guatemala, El Salvador y Honduras sí ha aumentado considerablemente.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS