La fiscal del caso Ruby recibe una carta con dos balas

La misiva estaba escrita a mano y contenía amenazas de muerte contra Ilda Boccassiniy y referencias explícitas al caso de la bailarina Karima El Marough

La joven marroquí Karima el Mahroug, conocida como Ruby, después de testificar por primera vez  el pasado 17 de mayo contra personas del entorno de Berlusconi
La joven marroquí Karima el Mahroug, conocida como Ruby, después de testificar por primera vez el pasado 17 de mayo contra personas del entorno de BerlusconiSTEFANO PORTA (EFE)

Ilda Boccassini es desde hace años la pesadilla de Silvio Berlusconi. La fiscal de Milán ha instruido varias causas contra el tres veces primer ministro italiano y, hace solo 10 días, pidió para él seis años de cárcely la inhabilitación perpetua por abuso de poder e inducción a la prostitución de menores en el llamado caso Ruby. Berlusconi y su entorno nunca se han ocultado a la hora de descalificar a Boccassini y a sus colegas, organizando incluso concentraciones de los cargos públicos del Pueblo de la Libertad (PDL) a la puerta de los juzgados. Ahora, sin embargo, la situación de acoso ha pasado a mayores. Mediante un comunicado, el fiscal jefe de Milán, Edmondo Bruti Liberati, ha dejado constancia de que “en las últimas semanas se han recibido, siempre en aumento, numerosas cartas anónimas con graves amenazas hacia la fiscal Ilda Boccassini y, por último, una carta con dos proyectiles”.

 La misiva con las balas llegó el miércoles. Al igual que muchas de las decenas de cartas recibidas en las últimas semanas, estaba escrita a mano, contenía amenazas de muerte dirigidas a la fiscal Boccassini y referencias explícitas al caso Ruby. De ahí que el fiscal jefe de Milán haya optado por sacar a la luz las amenazas y, de paso, subrayar su compromiso en la lucha contra el crimen: “La fiscalía de Milán y todos sus magistrados desempeñan, y seguirán desempeñando con inmutable serenidad, la tarea de investigar y defender la acusación en la fase oral, con el más riguroso respeto de las reglas y las garantías procesales, fieles al principio constitucional de la igualdad de todos ante la ley”.

Berlusconi y su entorno nunca se han ocultado a la hora de descalificar a Boccassini y a sus colegas

 Durante su alegato del pasado 13 de mayo, Boccassini se tomó seis horas para justificar su petición de pena contra Silvio Berlusconi. La fiscal consideró “fuera de toda duda” que el exjefe de Gobierno mantuvo relaciones sexuales pagadas con Karima El Marough, conocida por Ruby, cuando la joven marroquí aún no había cumplido los 18 años. Además, dejó constancia de que, durante la noche del 27 al 28 de mayo de 2010, el entonces primer ministro telefoneó desde París a la comisaría central de Milán para que pusieran en libertad a Ruby, que había sido detenida por robo, alegando que era la sobrina del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak y su detención podría originar un conflicto diplomático. Según la fiscal, la verdadera razón de la llamada era evitar que saliera a la luz “el sistema de prostitución organizado en la mansión de Arcore para la satisfacción del placer sexual” del político y magnate. La sentencia, prevista para el próximo 24 de junio, amenaza muy seriamente la carrera política de Berlusconi, quien de aquí a entonces hará todo lo posible por poner en marcha otro de sus habituales subterfugios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS