La justicia venezolana requiere al número dos de Voluntad Popular

La coalición de partidos políticos de la oposición (MUD) ha cerrado filas con la formación

Un hombre participa en una manifestación en apoyo al líder opositor Leopoldo López el 19 de febrero del 2014.
Un hombre participa en una manifestación en apoyo al líder opositor Leopoldo López el 19 de febrero del 2014.EFE

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de partidos políticos de la oposición de Venezuela, ha cerrado filas con Voluntad Popular, uno de los partidos adherentes del pacto. Lo han hecho porque consideran que se ha iniciado una persecución política en contra de esa tolda. El número dos de la organización, Carlos Vecchio, confirmó al diario local Ultimas Noticias que sí existe una orden de captura en su contra pero sin abundar en los cargos.

La medida es la segunda de ese tipo contra un dirigente político de la oposición. En días pasados fue allanada en dos ocasiones la sede de Voluntad Popular. El Gobierno responsabiliza a la dirigencia de instigar los disturbios acaecidos el 12 de febrero frente a la sede de la Fiscalía General de la República en Caracas. “Tiene todo el aspecto de una operación de persecución política”, aseguró el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo.

El Gobierno ha prometido descabezar al sector de la oposición que ha llamado a la calle a enfrentarlos. La próxima en la lista será la diputada independiente María Corina Machado. La semana pasada los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela solicitaron a la Fiscalía General de la República que active el procedimiento necesario para despojarla de su fuero parlamentario. El Parlamento no ha sesionado desde la semana pasada porque está concentrado en atajar la crisis generada con las protestas. Su presidente Diosdado Cabello es el gran operador político del chavismo en esta hora. Este martes acompañó al opositor Leopoldo López a presentarse ante los tribunales. El presidente Nicolás Maduro agregó que Cabello había conversado con la familia de López durante tres noches consecutivas para acordar su entrega.

Voluntad Popular desmintió a Maduro en lo que lució como un esfuerzo para mantener el perfil combativo de su líder. Las medidas contra la dirigencia han hecho resurgir el espíritu unitario de la oposición. Hasta esta mañana las divisiones resaltaban más que las razones para mantener la alianza después de que la estrategia de acumular poder por vía electoral, que defienden, entre otros Aveledo y el gobernador del Estado de Miranda, Henrique Capriles, se haya visto desplazada por el grupo liderado por López.

Por esa razón la MUD ha convocado a una movilización el próximo sábado 22 de febrero para exigir al Gobierno el desarme de los grupos violentos que le apoyan. Este miércoles se vivió un nuevo episodio que parece conferirles la razón. Mientras esperaban la llegada de Leopoldo López al Palacio de Justicia sus simpatizantes fueron apaleados por una avanzada chavista que era arengada desde una plaza vecina. Los periodistas presentes narraron en su cuenta de Twitter las peleas. Todo ocurría mientras la Guardia Nacional Bolivariana desalojaba a los manifestantes del frente del edificio. A última hora se conoció que el tribunal que presidirá la audiencia preliminar del juicio a López se instalaría en la cárcel de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, donde está detenido el dirigente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS