El mercado más grande de Centroamérica queda reducido a cenizas

El Ayuntamiento de la Ciudad de Guatemala cifra en 1.200 los locales comerciales destrozados por un incendio

Los bomberos trabajaron por más de 12 horas para combatir las llamas.
Los bomberos trabajaron por más de 12 horas para combatir las llamas.NUESTRO DIARIO

En una nueva prueba de la fortaleza de la que ya han hecho gala en ocasiones anteriores, los más de 6.000 vendedores de el mercado de La Terminal en la Ciudad de Guatemala, el más grande de Centroamérica y cuyos puestos de venta fueron reducidos a cenizas el martes por un incendio que se declaró en horas de la madrugada y no fue controlado sino hasta el atardecer, dedicaron la jornada del miércoles a buscar entre los escombros algún objeto que pudiera ser de utilidad en la reconstrucción de sus puestos de venta.

El panorama era desolador. Hierros retorcidos, cenizas y ríos de agua sucia eran el paisaje donde familias enteras trataban de reconocer lo que, apenas unas horas antes, eran las tiendas coloridas donde ofrecían sus productos. De acuerdo a cifras oficiales, aunque no definitivas, el número de negocios destruidos ronda los 1.200, por lo que se considera que el número de damnificados supera los 6.000.

Llegaron con las primeras luces del día y su principal preocupación fue coordinar con las autoridades que se les conceda una ubicación provisional, para empezar a vender cuanto antes. “Estamos muy golpeados, pero resurgiremos. Haremos florecer nuevamente nuestros negocios”, comentó Claudia Pérez, propietaria de una talabartería.

Paralelamente, grupos de damnificados negociaban con las autoridades, municipales y nacionales, que se les concediera un espacio para improvisar sus tenderetes, mientras se procede a reconstruir los edificios dañados. Otros, con ayuda de azadones y carretillas de mano, se dedicaban a retirar los escombros. Fueron horas de una intensa actividad.

En horas de la tarde, Carlos Hernández, vicepresidente del Comité de Vendedores se dirigió a sus compañeros para anunciarles que habían recibido el ofrecimiento formal de ser reubicados en las áreas de estacionamientos, mientras que el secretario municipal, Héctor Cifuentes, dijo que el Ayuntamiento cuenta con un fondo de 23 millones de quetzales (unos tres millones de dólares), “que serán utilizados para la reconstrucción”.

En tanto, el presidente de Guatemala, Otto Pérez, dijo a los vendedores que ha girado instrucciones a los ministerios de Economía y Finanzas (Hacienda), para que agilicen una política de microcréditos que faciliten a los damnificados reiniciar su actividad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Es la cuarta vez que este mercado se incendia desde su inauguración, a finales de la década de 1950. En esta ocasión no se registraron víctimas mortales. El antecedente más dramático se remonta a noviembre de 2006, cuando un siniestro originado en una venta de juegos pirotécnicos consumió 60 locales. 18 personas murieron calcinadas en esa ocasión.

En todos los incidentes, el mayor obstáculo para los bomberos ha sido la ausencia de una red de hidrantes que les permita reabastecerse, extremo que quedó nuevamente en evidencia este martes. Es, además, un riesgo latente para todos los vecinos de la Ciudad de Guatemala.

Según una fuente del Ministerio de Economía, La Terminal es el mercado más grande de Centroamérica y más de 30.000 personas lo visitan diariamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS