El presidente chino visita India para impulsar una gran alianza económica

Xi busca contrarrestar el acercamiento entre Nueva Delhi y Tokio

Narendra Modi, junto a Xi Jinping, que sujeta una sombrilla, el miércoles en su visita a India
Narendra Modi, junto a Xi Jinping, que sujeta una sombrilla, el miércoles en su visita a IndiaD. SOLANKI (EFE)

El presidente chino, Xi Jinping, llegó el miércoles a India para una estancia de tres días, la primera de su mandato, en la que quiere fortalecer los lazos económicos y tender puentes en el aspecto político. Su anfitrión, el primer ministro indio, Narendra Modi, busca recibir en esta visita garantías de inversión para reactivar la economía de su país.

Xi, que culmina en India una gira de casi diez días por Asia Central y el subcontinente asiático, propone su programa en una columna en el periódico The Hindu: “Como los dos motores de la economía asiática, necesitamos convertirnos en socios cooperantes que avancen en la senda del crecimiento”. El presidente chino aspira a que las empresas de su país participen en ambiciosos proyectos de infraestructuras en India.

Más información
China se abre a una nueva era económica
India y Japón estrechan su alianza
India, el lento avance

Ambos países ya han prometido aumentar su intercambio comercial, de los 70.000 millones de dólares actuales a 100.000 millones en 2015. Aunque China ya es el principal socio comercial de India, este país arrastra un déficit comercial de 40.000 millones de dólares. Abrir más los mercados chinos a las empresas indias es uno de los objetivos de Modi. Ambos líderes podrían abordar una posible cooperación nuclear.

Sin embargo, no se espera que se alcancen acuerdos espectaculares. “Es una visita diplomática, simbólica. Los anuncios serán, sobre todo, piedras de toque que sirvan para desarrollar otras cosas más adelante”, explica Gauri Khandekar, del centro de estudios europeo FRIDE.

A China le interesa una aproximación a India, miembro como ella del bloque de países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) tanto en el terreno económico como en el político, para contrarrestar el acercamiento que viven Nueva Delhi y Tokio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por el momento, el primer ministro indio se deja querer y ha recibido a Xi con todos los honores. Si este jueves celebra con él su 64 cumpleaños en su Estado, Gujarat, el jueves se reunirá formalmente con él en Nueva Delhi.

Modi planteará también a Xi la inquietud que le plantean las intenciones chinas en el océano Índico. Pekín aspira a crear una “Ruta marítima de la Seda” que le permita conectarse a través del mar del sur de China y el Índico con el golfo Pérsico y los puertos orientales africanos. Para ello busca desarrollar alianzas estratégicas con países en torno a India. En su gira actual Xi ha visitado Maldivas y Sri Lanka con este objetivo. Nueva Delhi ve con preocupación ese estrechamiento de lazos entre Pekín y el “collar de perlas” de países a su alrededor, que teme que pueda acabar estrangulándola.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS