Cristina Fernández recibe el alta médica tras una semana en el hospital

La presidenta de Argentina deberá guardar diez días de reposo a causa de una infección intestinal

Cristina Fernández, durante una sesión de la ONU celebrada en Nueva York el pasado 24 de septiembre.
Cristina Fernández, durante una sesión de la ONU celebrada en Nueva York el pasado 24 de septiembre. JEWEL SAMAD (AFP)

Cristina Fernández salió del sanatorio porteño Otamendi tras pasar siete días en él a causa de una infección bacteriana en un área del colon llamada sigmoides.  El equipo médico presidencial, al que nadie podrá acusar de dilapidar información, emitió un escueto comunicado en el que señala: “La Sra. Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, presenta buena evolución del cuadro de sigmoiditis que la afecta. En la fecha se otorgó el alta de internación. Continúa con tratamiento antibiótico, dieta especial, reposo y control evolutivo en la residencia presidencial de Olivos, contraindicándose realizar desplazamientos por diez días”.

 A consecuencia de la enfermedad, Fernández no podrá asistir a la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo fin de semana en Australia. En su lugar asistirán el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. En la cumbre del G-20 Fernández podría haberse reunido con la presidenta reelecta Dilma Rouseff por primera vez tras las pasadas presidenciales. Y también podría haber mantenido encuentros con otros presidentes en relación al contencioso que mantiene su Gobierno con los llamados “fondos buitre”.

La convalecencia de la presidenta se produjo después de que el 17 de octubre sufriera una faringitis por la que tuvo que guardar reposo 48 horas. Además, Fernández fue sometida en octubre del año pasado a una operación quirúrgica en la que se le extirpó un hematoma del cráneo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Francisco Peregil

Es corresponsal para el Magreb desde 2015, con sede en Rabat. Antes ejerció desde Buenos Aires durante tres años como corresponsal para Sudamérica. Comenzó en EL PAÍS en 1989, después de trabajar varios meses en 'El Mundo'. Es autor de las novelas 'Era tan bella', –mención especial del jurado del Premio Nadal en 2000– y 'Manuela'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS