El titular de la Marina defiende al Gobierno en el caso Ayotzinapa

El portavoz de los padres de los desaparecidos en Iguala rechaza que hayan sido manipulados, como señaló el secretario mexicano

Miembros de Amnistía Internacional colocan unmural con el rostro de los desaparecidos en Iguala (Guerrero, sur de México).
Miembros de Amnistía Internacional colocan unmural con el rostro de los desaparecidos en Iguala (Guerrero, sur de México). REUTERS

El almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de la Marina Armada de México, dijo el miércoles que el Gobierno ha sido “extremadamente profesional y paciente” para resolver los sucesos ocurridos en Iguala, que se saldaron con la muerte de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes de magisterio de Ayotzinapa, Guerrero (sur del país). “Me enoja que manipulen a los padres de familia, me da tristeza que se lucren con el dolor de los padres de los muchachos”, aseguró sin mencionar directamente a los responsables en un encuentro con medios de comunicación.

Más información
Matanza en Iguala
Obama ofrece ayuda forense a México por el caso de Iguala
El narco y la pobreza del sur, en la diana
La popularidad de Peña Nieto cae a dos años de iniciar mandato
"Este es un país en descomposición"

El portavoz de los padres de los desaparecidos, Felipe de la Cruz, respondió a las declaraciones de Soberón Sanz y rechazó cualquier tipo de manipulación: “Los títeres son ellos, nosotros no somos tontos”.

Las palabras de Soberón Sanz ocurren en la misma semana en la que el secretario de la Defensa de México, Salvador Cienfuegos, insistiera en una reunión similar a un grupo de periodistas que “solo el esfuerzo de todos los sectores de la sociedad permitirá un México en paz y seguro”. Las declaraciones de ambos transcurrieron en las reuniones anuales que, con motivo de fin de año, sostienen con representantes de los medios de comunicación.

Un sondeo de Consulta Mitofsky de febrero de 2014 señalaba a la Marina mexicana como la institución oficial más respetada del país. Sobre una escala de cero a 10, obtenía un 8,3 de índice de confianza. La institución que Soberón Sanz encabeza ha estado detrás de varios de los mayores golpes que el Gobierno mexicano ha asestado al crimen organizado. No obstante, los sucesos del 26 de septiembre pasado han sumido al país en una crisis institucional sin precedentes.

El Congreso mexicano ha aprobado también esta semana la modificación de la Procuraduría General de la República (PGR) por una Fiscalía que fortalezca la ejecución de las investigaciones y cuente con una mayor autonomía que la actual PGR, que encabeza Jesús Murillo Karam y que actualmente depende de la Presidencia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La Procuraduría mexicana ha anunciado que la identificación de los restos de uno de los estudiantes desaparecidos, Alexander Mora, fortalece su tesis de que los jóvenes murieron en un asesinato masivo. No obstante, la Universidad de Innsbruck (Austria), que efectúa los análisis de ADN encargados por la PGR, ha reconocido que los restos están en tal estado que las posibilidades para confirmar que se trata de los 42 desaparecidos son muy bajas. El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), en el que los padres de los jóvenes han depositado su confianza, ha dicho falta evidencia para precisar si los restos hallados en el basurero de Cocula, a 22 kilómetros de Iguala, correspondan a los estudiantes.

El secretario de la Marina ya había declarado en una reunión similar, en diciembre de 2013, que, a raíz de las detenciones de capos como Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, las quejas por supuestas violaciones a los derechos humanos contra la institución habían aumentado y que estas eran alentadas por los propios carteles. “Ellos han encontrado la forma de estar filtrando este tipo de informaciones que muchas de ellas no son ciertas y se convierten en un medio de presión para lograr que nosotros nos salgamos del área. […] Muchas de estas han salido en Nuevo Laredo, fueron posteriores a la detención de El Z-40 y después de ahí empezaron a continuar. Repito, no quiero decir que no son ciertas, simplemente que llama la atención que a partir de esa fecha [15 de julio de 2013] aumentaron estas quejas”, dijo entonces.

Científicos mexicanos cuestionan la versión oficial de la matanza

L. DELLE FEMMINE, México

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) han afirmado este jueves que es "científicamente imposible" que los cuerpos de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala hayan sido incinerados en un basurero de Cocula, como declaró el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, el pasado 7 de noviembre.

El procurador explicó por entonces que, según el testimonio de tres sicarios, los cuerpos de los jóvenes habían sido arrojados a una gran hoguera prendida con llantas, ramas y gasolina, y que se habían calcinado tanto que resultaba muy complicado que pudiesen llegar a ser identificados, por lo que los fragmentos recogidos fueron enviados a un laboratorio especializado de Austria.

Los científicos de la UNAM y la UAM consideran que dicha versión no se sostiene, pues de acuerdo con sus cálculos no es posible obtener una fragmentación absoluta de un cuerpo sin utilizar un horno de alta tecnología o, en su defecto, la improbable cantidad de 30 toneladas de neumáticos.

De momento, el laboratorio austriaco ha identificado entre los restos el ADN de uno de los estudiantes desaparecidos, Alexander Mora Venancio, de 19 años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS