La Unión Europea prepara más controles de seguridad aérea

Los aparatos electrónicos y los objetos vetados a bordo centran la discusión

Varios militares patrullan en la estación de metro de Auber, en París.
Varios militares patrullan en la estación de metro de Auber, en París.Richard Bord (Getty Images)

La aviación civil constituye el objetivo más sensible de los grupos terroristas. Para elevar el nivel de protección ante eventuales ataques, la Comisión Europea ha presentado a los países miembros una propuesta para introducir varios controles adicionales sobre el equipaje de mano que pueden llevar los viajeros en el avión. Las fuentes comunitarias consultadas rehúsan detallar las medidas, que deberán recibir el visto bueno de los Estados, pero ofrecen dos pistas: la posibilidad de aumentar el número de objetos prohibidos a bordo y un mayor control de los dispositivos electrónicos, que los expertos de la UE consideran una potencial amenaza para la seguridad aérea.

Más información

El miedo a que los móviles inteligentes o las tabletas puedan esconder un explosivo casero en el lugar de la batería ha llevado a Estados Unidos y Reino Unido a impedir que este tipo de aparatos accedan al avión si están descargados. Sin precisar si esta medida concreta figura en las propuestas de Bruselas, las mismas fuentes comunitarias admiten que se trata de una cuestión muy sensible, sometida a debate. Los expertos antiterroristas ya han discutido sobre ello y ahora son los de aviación civil quienes lo analizan.

Pero Bruselas sabe que no habrá pasos adicionales sin el visto bueno de los Estados miembros y algunos de ellos se han mostrado hasta ahora reacios a introducir nuevas medidas de seguridad. El brutal atentado de Francia y la llamada de atención que ha supuesto el fenómeno de los combatientes europeos en Siria e Irak —ciudadanos con pasaporte comunitario que viajan a la zona de conflicto y en ocasiones vuelven radicalizados— suponen un aliciente para lograr mayores avances ahora.

El Ejecutivo comunitario estudia también cómo mejorar el reclutamiento y la formación de los guardas de seguridad. Hay 2,5 millones desplegados en toda la UE, pero su entrenamiento y modos de trabajo resultan heterogéneos, lo que provoca lagunas de protección.

Toda esa reflexión debe materializarse en algo concreto: una nueva estrategia antiterrorista europea para la próxima primavera. La maquinaria de respuesta a lo ocurrido en Francia se pondrá en marcha el próximo 19 de enero. Los ministros de Exteriores de la UE debatirán ese día en Bruselas sobre la lucha contra el terrorismo. Y a finales de mes, los de Interior tratarán sobre las herramientas que tienen a su cargo para reforzar la seguridad en una reunión informal en Riga (Letonia).

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción