La denuncia de Nisman contra Cristina Fernández sigue viva

El fiscal Pollicita, que que retomó la acusación tras la muerte de Nisman, apela contra el fallo que había desestimado la denuncia

El juez Daniel Rafecas, entrando a la Corte Federal
El juez Daniel Rafecas, entrando a la Corte FederalA. Marcarian (AP)

La denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por presunto encubrimiento de terroristas islámicos, sigue viva. El fiscal Gerardo Pollicita, que había retomado la acusación de Nisman y había incriminado de manera formal a la jefa de Estado, apeló ayer contra el fallo que la había desestimado.

Nisman presentó el 14 de enero la denuncia contra Fernández, su ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, y el diputado kirchnerista Andrés Larroque, además de otros dirigentes políticos, por el supuesto ocultamiento de los presuntos autores iraníes del atentado que en 1994 mató a 85 personas en la sede porteña de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). Cuatro días después falleció Nisman y aún la justicia investiga si se suicidó o quién lo mató. Su colega Pollicita presentó el 13 de febrero unas 46 supuestas pruebas, entre ellas varias escuchas telefónicas, para imputarlos.

El fiscal Pollicita ha apelado la sentencia de Rafecas porque la juzga “prematura” 

Pero el juez Daniel Rafecas desestimó la incriminación por considerar que no había pruebas de un delito. El Gobierno de Fernández firmó en 2013 un acuerdo con Irán para que cinco funcionarios y exfuncionarios de ese país procesados por la causa AMIA declarasen en su territorio, en lugar de comparecer ante los tribunales de Argentina. Nisman denunció que ese pacto se firmó a cambio de convenios comerciales y de que Buenos Aires retirara la orden a Interpol para la captura de esos cinco procesados. El juez Rafecas rechazó la acusación porque ni los acuerdos comerciales ni la petición a Interpol se concretaron nunca.

El fiscal Pollicita ha apelado la sentencia de Rafecas porque la juzgó “prematura” y pide que se agoten las vías de investigación antes de desechar la imputación. Lo reclamó ante un tribunal superior a Rafecas, la Cámara Federal, “en beneficio de los que aparecen mencionados en la denuncia del 14 de enero y de los que bregan por justicia hace dos décadas”, en referencia a los familiares de las víctimas.

El fiscal de la Cámara Federal, Germán Moldes, será quien ahora deba defender la apelación ante ese tribunal. Moldes es uno de los cinco fiscales organizadores de la multitudinaria marcha que se celebró el 18 de febrero en honor a Nisman, y que fue tachada por el Gobierno como “opositora”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS