Cientos de inmigrantes retornan a Lesbos para pasar como refugiados

Frontex detecta que "cientos" de inmigrantes hacen la ruta inversa desde Macedonia para registrarse como sirios, iraquíes o afganos

Inmigrantes esperando en la frontera entre Grecia y Macedonia.
Inmigrantes esperando en la frontera entre Grecia y Macedonia.ALKIS KONSTANTINIDIS (REUTERS)

Un nuevo flujo ha resurgido en esta crisis de los refugiados que asola a la Unión Europea (UE). Durante los últimos días, Frontex ha identificado que “varios” inmigrantes económicos están retornando desde la frontera con Macedonia hacia la isla griega de Lesbos para registrarse como refugiado sirio, iraquí o afgano. Fuentes de la agencia aseguran que se trata de “cientos” y detallan que son, en su mayoría, argelinos, iraníes y mauritanos.

Están regresando a la isla helena inmigrantes registrados previamente porque en Macedonia no les dejan pasar, según alertan las autoridades de Frontex —muchos de ellos traductores que identifican la lengua materna de los inmigrantes y refugiados— con presencia en el terreno. Macedonia está bloqueando desde hace semanas la entrada a su territorio de miles de inmigrantes que no tienen la condición de refugiado. Es decir, de todo aquel que no sea identificado como sirio, afgano o iraquí. Muchos de los que allí permanecen varados no fueron registrados en el centro de Moria, en la isla de Lesbos. Ahora regresan al puerto del Pireo, en Atenas, para embarcar en un ferri dirección Lesbos y allí ser registrados por primera vez como sirio, afgano o iraquí. Los que ya habían sido identificados y registrados como inmigrante económico adquieren un pasaporte falso en las mafias en Atenas para hacerse pasar por refugiado de un país en conflicto y registrarse como tal por segunda vez.

El objetivo de hacerse pasar por un nacional de Siria, Irak o Afganistán es obtener más tiempo para permanecer en suelo comunitario antes de que las autoridades competentes otorguen o no el asilo político internacional al que los países de la UE están obligados por derecho internacional.

Preocupación en la isla de Quíos por asbesto en el aire

La agencia de fronteras de la UE ha detectado hace un par de semanas la posibilidad de que el aire que se respira en uno de los centros de refugiados —de momento vacío, aunque las autoridades están en alerta para la recepción de refugiados— en la isla del Egeo, el de Tabakika, contenga un alto nivel de asbesto. Los oficiales de contacto de Frontex, alertaron a sus superiores en Varsovia, donde está la sede de la agencia, sobre la peligrosidad,"incluso a veces letal", de este componente que es una variante impura del amianto y se encuentra en el material de construcción y objetos sintéticos y textiles.

De momento, las autoridades han repartido mascarillas “de alta calidad” entre la veintena de trabajadores y han solicitado un examen “químico y médico” de la situación para conocer cuál es el grado de peligrosidad. Desde Varsovia, la agencia sugiere la retirada del campo de sus agentes de manera preventiva incluso sin haber esperado a las pruebas de peligrosidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS