Protesta vecinal en la localidad argentina de Jachal tras la reapertura de la mina Barrick

A 24 horas de reiniciadas las operaciones , vuelven a exigir el cierre definitivo

Parte de los caños corrugados que la firma tuvo que reparar.
Parte de los caños corrugados que la firma tuvo que reparar.Barrick

La polémica en torno al funcionamiento de la mina Veladero en San Juan (a 1.100 kilómetros de Buenos Aires) parece no terminar. Muy por el contrario, los ánimos de muchos de los vecinos de Jáchal se han caldeado en las últimas horas tras conocerse la noticia de que Barrick ha retomado las tareas en la mina a cielo abierto ubicada a 300 km río arriba del pueblo. El pasado 8 de septiembre, el gobernador provincial, Sergio Uñac, paralizó en forma temporal la explotación luego de que la firma canadiense comunicara con una semana de retraso un nuevo incidente con agua con cianuro en el valle de lixiviación, aunque sin el daño ecológico que tuvo el derrame de 2015. El ministerio de Ambiente, incluso, denunció a Barrick ante la justicia federal por incumplimiento del protocolo de comunicación y seguridad.

Este miércoles por la mañana, un grupo de activistas de la asamblea Jáchal no se toca, un pueblo de 20.000 habitantes a una hora de San Juan capital, ingresó al municipio como si se tratase de simples contribuyentes que iban a hacer trámites, pero el objetivo era otro. Cerca de las 11, y con el intendente Miguel Vega en su despacho, los vecinos decidieron la toma del edificio y el encadenamiento de 2 mujeres, mientras 100 personas de la carpa ubicada enfrente, en la plaza del pueblo, hacían el apoyo con cantos y pancartas. A los pocos minutos llegó el cuerpo de infantería. También los abogados.

Dos mujeres se encadenaron en el interior del ayuntamiento.
Dos mujeres se encadenaron en el interior del ayuntamiento.Jáchal no se toca

“La asamblea informa a la comunidad que se realiza una toma pacífica en reclamo a las autoridades para que hagan público el resultado de los análisis de agua del mes de agosto en los que se registra un importante avance de la contaminación de ríos y pozos con metales pesados, mercurio, aluminio, manganeso, entre otros, por encima de lo permitido”. La referencia que la asamblea hizo en el comunicado que repartieron a la comunidad hace alusión a un informe hidrológico de muestras tomadas el pasado 30 de septiembre, aunque los mismos resultados se percibieron en otro exámen del 6 de julio y que EL PAÍS diera cuenta hace algunas semanas. Aluminio, manganeso, cadmio, cromo, níquel, plomo y zinc fueron los metales hallados en el río Jáchal y en la localidad de Mogna, donde viven unos 300 habitantes. Allí también se ha encontrado mercurio.

Con el patrocinio de los abogados Marcelo Arancibia y Diego Seguí, la asamblea Jáchal no se toca solicita al juez Hugo Quiroga, subrogante de Pablo Oritja, la restitución “de manera inmediata”, de la medida cautelar que paralizó a Veladero, “en razón de los principios precautorio y preventivo que prescribe la Ley General del Ambiente”, según reza el escrito. No obstante, el objetivo de los asambleístas continúa siendo el cierre de la mina Veladero y de cualquier otra explotación a cielo abierto en la cordillera.

La ocupación es pacífica y durará por tiempo indeterminado.
La ocupación es pacífica y durará por tiempo indeterminado.Jáchal no se toca

El 21 de septiembre, el ministerio de Ambiente de la Nación denunció penalmente a Barrick por el incumplimiento del protocolo de emergencia y comunicación. En una conferencia de prensa que brindó el titular de la cartera, Sergio Bergman, se anunció la intervención de la firma estatal Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA) para las nuevas tomas de muestras desestimando la participación de la Universidad Nacional de Cuyo, que hasta ahora cumplía ese trabajo en forma mensual por un convenio que incluye un reporte simultáneo a la Municipalidad y a la Asamblea.

Barrick anunció la reanudación de las operaciones este martes, luego de obtener la aprobación por parte de la gobernación de San Juan. El intendente Uñac, de viaje en Buenos Aires por una actividad de la Federación Argentina de Municipios (FAM), hasta ahora no se ha pronunciado acerca de la ocupación pacífica en Jáchal. El visto bueno llegó luego de que Veladero completara una serie de trabajos de reparación requeridos por las autoridades provinciales, con el objetivo de prevenir que un incidente similar vuelva a ocurrir. Estos trabajos incluyen la elevación de las bermas perimetrales que rodean al valle de lixiviación.

La organización ambiental Greenpeace y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) cuestionaron la decisión de la justicia de San Juan de habilitar las actividades en Veladero –tras 15 días de suspensión- y reclamaron el cierre definitivo de la mina de Barrick Gold. Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace declaró: “En menos de un año Barrick permitió que se contaminen 5 ríos de la zona por los derrames en la mina. Habilitar nuevamente este emprendimiento es no tener ningún tipo de interés por el ambiente y por los glaciares. Dos semanas de suspensión a una empresa con dos derrames de cianuro en 1 año, y que opera además en una zona prohibida por la Ley de glaciares, parece una burla. Hay que cerrar la mina”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS