Imputado el agente de policía que mató a un afroamericano tras detener su coche

El agente Yanez disparó a Philando Castile, de 32 años, tras ordenarle detener su coche por un faro averiado

El fiscal del condado de Ramsey.
El fiscal del condado de Ramsey.David Joles (AP)

La justicia de Minnesota ha acusado de homicidio involuntario en segundo grado a Jerónimo Yanez, el agente de policía que mató a Philando Castile, un afroamericano de 32 años que fue parado mientras conducía el pasado mes julio y cuya muerte fue retransmitida en directo a través de Facebook por su pareja.

“Es mi conclusión que el uso de uso de una fuerza mortal por parte del agente Yanez no fue justificada y que existe suficiente evidencia para demostrar que esto es cierto”, explicó el fiscal del condado de Ramsey, donde se ha llevado a cabo la investigación.

El suceso se produjo el 6 de julio, cuando Philando Castile conducía su coche por una autovía del suburbio de Saint Paul (Minnesota). Su vehículo tenía uno de los faros de luz averiados y el agente Yanez lo detuvo por este motivo. Como muestra el vídeo tomado por la novia de la víctima, que viajaba en el asiento del copiloto, Yanez se acercó a la ventanilla del conductor para pedirle la documentación.

Castile, que poseía licencia para portar armas, intentó avisar al policía de que llevaba consigo un arma, algo que es legal. Según las autoridades, Yanez disparó a Castile mientras este se agachaba para sacar su carnet de conducir, pensando que el sospechoso se disponía a coger una pistola. El vídeo mostró cómo la víctima caía inconsciente tras haber recibido cuatro disparos del agente. Yanez, nervioso, continuó gritando a la novia que no se moviera y encañonando a Castile.

El incidente conmocionó a la ciudad y provocó una ola de protestas por todo el país. El gobernador del Estado de Minnesota declaró, tras los sucesos, que la raza de Castile podría haber jugado un papel en su muerte. La familia de la víctima alegó lo mismo.

Yanez, que también ha sido imputado por desenfundar peligrosamente su arma, comparecerá ante el juez este viernes.

La muerte de Castile se une a una larga lista de muertes de afroamericanos, en la mayoría de casos desarmados, a manos de la policía. Los casos más recientes son el de Keith Lamont Scott, un afroamericano de 43 años que fue abatido por agentes de la policía mientras esperaba dentro de su coche en una zona residencial de Charlotte (Carolina del Norte), o Terence Crutcher, que murió a tiros por un agente al bajarse de su coche que estaba averiado en medio de una autovía en Oklahoma.

El debate por este tipo de incidentes se ha intensificado en los últimos dos años, desde la muerte de un afroamericano desarmado en Ferguson (Misuri). Los departamentos de policía del país han implementado medidas, como el uso de cámaras en los uniformes de los agentes, para mitigar la discriminación racial implícita que existe entre las autoridades cuando interactúan con la comunidad afroamericana y poder esclarecer los hechos y aplicar la justicia con mayor claridad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS