Un juez ordena indemnizar a la familia del agente de la DEA asesinado en México en 1985

El hijo de Kiki Camarena y la esposa y los hijos del piloto Alfredo Zavala, asesinado igualmente, recibirán un millón de dólares de los viejos capos del Cartel de Guadalajara

Rafael Caro Quintero.
Rafael Caro Quintero.cuartoscuro

Un juez mexicano ha ordenado indemnizar a las familias de Enrique Kiki Camarena y Alfredo Zavala con un millón de dólares. Camarena y Zavala murieron a manos de sicarios del Cartel de Guadalajara en 1985. El primero era agente de la DEA, la agencia antidroga de Estados Unidos. Kiki Camarena se había infiltrado en la organización criminal y Zavala, que era piloto, trabajaba con él. Descubiertos, los líderes del cartel ordenaron su secuestro y asesinato.

Han pasado 31 años de todo aquello. Algunos menos desde que la justicia condenara por lo ocurrido a dos capos del Cartel de Guadalajara, Ernesto Carrillo, alias Don Neto y Rafael Caro Quintero. En su escrito, divulgado hoy, el juez ordena que “un sentenciado, identificado como uno de los fundadores del Cartel de Guadalajara” debe “cubrir la reparación del daño”. Casi al final, añade que “en el derecho penal mexicano, cuando varias personas cometen un delito, independientemente de que se fijará la multa según su participación, tratándose de la reparación del daño, se considerará como mancomunada y solidaria”.

Después de pasar décadas en prisión, Caro Quintero consiguió la libertad en 2013 gracias a una argucia legal de sus abogados. Condenado a 40 años por el asesinato de Camarena, el Narco de Narcos había pasado 28 en prisión cuando salió. El año pasado, Don Neto dejó igualmente la cárcel, pero cumple condena en casa. Enfermo y anciano, Carrillo fue antaño uno de los puntales del Cartel de Guadalajara.

Hace unos meses, Caro Quintero negaba de nuevo su vinculación con el asesinato de Camarena en una entrevista con la revista Proceso. “No lo secuestré, no lo torturé y no lo maté. Sí estuve en ese lugar, [pero] no hablé con él. Yo no fui el que lo secuestré, ¿para qué iba a hablar con él? Yo solo fui a esa casa, porque me mandaron llamar para ir por un dinero para comprar unas pasturas y un camión”.

Con ese lugar se refería a la casa donde torturaron y mataron a Camarena en Guadalajara. De acuerdo a la versión oficial, el agente de la DEA desbarató operaciones del cartel y descubrió escondrijos que usaba la banda. Como venganza, los capos le habrían torturado y asesinado.

En condicional, porque además de la negativa de Caro Quintero, dos investigaciones periodísticas, una de Fox News y otra de Proceso, ambas publicadas en 2013, apuntaban que la CIA estaba detrás de los asesinatos.

En todo caso, el juez ordena que el “sentenciado” indemnice a los familiares de Camareza y Zavala en cinco días.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción