Trump intenta apaciguar los temores de Japón

El presidente reafirma ante Abe el compromiso de defensa y evita ahondar en sus diferencias

El presidente de EE UU, Donald Trump, y el primer ministro japonés, Shinzo AbeFoto: atlas | Vídeo: Pablo Martinez Monsivais

Donald Trump evitó este viernes incomodar a Shinzo Abe. El presidente estadounidense dijo lo que quería oír el primer ministro japonés: reafirmó el compromiso de seguridad con el país nipón, y no ahondó en sus diferencias sobre defensa, libre comercio y política monetaria. Las palabras de Trump apaciguan, por ahora, los temores de Abe después de que el republicano cuestionara en la campaña electoral el tratado que obliga a EE UU a defender a Japón y lo acusara de robar empleos estadounidenses y manipular su moneda.

Abe ha logrado posicionarse como un interlocutor privilegiado de Trump. Fue el único líder extranjero con el que se reunió tras ganar las elecciones de noviembre y es el primero al que invita a pasar el fin de semana en su club en Florida. El primer ministro japonés es, además, el segundo mandatario con el que se reúne Trump desde su toma de posesión, el 20 de enero. Y Abe fue también el último líder extranjero que se reunió con Barack Obama, a finales de diciembre en Pearl Harbor, antes de que cediera la presidencia.

Los principales objetivos de Abe en la reunión en la Casa Blanca eran demostrar la voluntad nipona de contribuir al plan económico del presidente estadounidense y recibir de Trump un compromiso público con la seguridad de Japón y sus disputas territoriales marítimas con China. Logró ambos objetivos en la rueda de prensa conjunta aunque no se concretaran.

Trump abogó por reforzar la alianza militar entre ambos países, lo que puede chocar con la Constitución pacifista japonesa, y dijo que buscaría una “relación comercial libre, justa y recíproca”. Preguntado por las acusaciones de manipulación de la moneda, se limitó a decir que confía en lograr un “terreno de juego más igualado” para todos los países.

Abe recogió el guante y cortejó a Trump. Evitó valorar el bloqueo judicial al veto migratorio impulsado por el presidente, dijo que su victoria populista demuestra el “dinamismo de la democracia” y se mostró optimista en lograr un entendimiento en política comercial tras retirar Trump a EE UU del TPP, el acuerdo de libre comercio con 11 países del Pacífico, entre ellos Japón.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS