Trump: “No estaría aquí si no fuera por las redes sociales”

El presidente defiende que usa Twitter para contrarrestar a los medios y asegura que EE UU está preparado para responder a Corea del Norte

Un video de Donald Trump este sábado, el Texas, en un concierto benéfico para los afectados por el huracán Harvey.
Un video de Donald Trump este sábado, el Texas, en un concierto benéfico para los afectados por el huracán Harvey.LM Otero (AP)

Muchos de los republicanos que le apoyan desearían que dejase de usar Twitter como lo hace. Sin embargo, él tiene muy claro que ha llegado a la presidencia del país más poderoso del mundo gracias a ello. Donald Trump defendió ayer sus tuits como contrapeso a la información de los medios de comunicación, que, a su juicio, son injustos con él. “No estaría aquí si no fuera por las redes sociales”, dijo en una entrevista en la Fox.

A Trump Twitter le ha permitido saltarse a horarios e intermediarios. Lo usa con la misma soltura para insultar a rivales, para celebrar los buenos datos de la Bolsa, o para amenazar con un holocausto nuclear a Corea del Norte. Si a la campaña de Barack Obama en 2008 se la consideró pionera en el eso de estas plataformas, Trump ha sido el encargado de explorar nuevos códigos de conducta de los políticos en ellas.

Más información
El inquietante ‘crescendo’ de Donald Trump en Twitter
Trump recrudece su ataque a la periodista: “Es tonta como una roca”

“Cuando alguien dice algo de mí, puedo ir y pum, pum, pum, y ocuparme de ello. De otra forma, no conseguiría difundir lo que creo”, explicó en una entrevista matinal en la televisión. El republicano no ha cambiado de hábitos una vez llegado a la presidencia, sigue combativo en las redes, llamando a su exrival electoral, la demócrata Hillary Clinton, “corrupta” o tachando a los medios críticos con él de “perdedores” o “fracasados”. Trump defiende que sus tuits “están bien hechos”.

“Siempre fui un buen estudiante, soy una persona que hace bien ese tipo de cosas. Y dudo que estuviera aquí si no fuera por las redes sociales, para ser sincero. Porque hay unos medios ahí fuera cuentan mentiras y me tratan muy mal”, apuntó el presidente, que sí se siente cercano a la cadena conservadora que le entrevistaba. Trump, pese a sus abiertas y frontales críticas al periodismo, suele da frecuentes entrevistas en los medios.

En la de este domingo, defendió las bondades de la reforma fiscal que quiere aprobar antes de final de año, y que supone un importante recorte de impuestos, y también abordó las tensiones crecientes con Corea del Norte. Trump aseguró que el país está más que listo para afrontar cualquier desafío del régimen de Kim Jong-un. "Estarías impactado de ver cuan totalmente preparados estamos, si necesitáramos estarlo", dijo. "¿Sería agradable no hacerlo? La respuesta es sí. ¿Pasará? Quién sabe", continuó, siempre dejando claro que la opción militar está sobre la mesa.

Tuvo buenas palabras para China, al que ha estado presionando para que sea más duro con el régimen norcoreano. "Él [el presidente Xi Jinping] está por China y yo opor Estados Unidos", dijo, “pero tenemos una relación muy buena, yo diría que excepcional, y China nos está ayudando de veras", agregó

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS