Burundi abre la vía para perpetuar al presidente en el poder

Según los resultados provisionales, el 73,18 % de los electores votó a favor de la reforma constitucional

Ciudadanos de Burundi esperan en fila para poder votar en el referéndum sobre la reforma constitucional, este jueves 17 de mayo.
Ciudadanos de Burundi esperan en fila para poder votar en el referéndum sobre la reforma constitucional, este jueves 17 de mayo. Berthier Mugiraneza (AP)

Burundi ha publicado los primeros resultados provisionales del referéndum de reforma constitucional celebrado este jueves. Según la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), el 73,18 % de los electores votó a favor de la reforma, frente al 19,6 % que se pronunció en contra, según ha informado la agencia France Presse. El resultado abre la vía para que el actual presidente, Pierre Nkurunziza, de 54 años y que lleva 13 años en el poder, pueda mantenerse en el Gobierno hasta 2034. 

"El escrutinio del referéndum de 2018 fue bueno en general en todo Burundi, a pesar de pequeños problemas de logística y de que a algunos responsables se les impidió el acceso a las mesas de votación, aunque ese problema se resolvió en el acto", ha afirmado el portavoz de la CENI, Prosper Ntahorwamiye, citado por medios locales. Hasta ahora, los resultados son los que se han enviado desde 14 de las 18 provincias del país, donde se encuentran cerca del 70% de los 4,8 millones de electores inscritos. El CENI aún no ha indicado cuándo serán comunicados los resultados oficiales, según la agencia France Presse. 

Más información

La reforma de la Constitución amplía, entre otras medidas, los mandatos del presidente de cinco a siete años pero sin considerar el tiempo que ya lleva en el cargo. Así, el actual presidente del país africano podría presentarse de nuevo a las elecciones en 2020 y renovar en 2027 hasta 2034. La Constitución actual, promulgada en 2005 durante el primer año de Gobierno de Nkurunziza, limita los mandatos a cinco años —con un límite de dos legislaturas consecutivas—, como se acordó en los Acuerdos de Arusha, un pacto firmado en 2000 que allanó el terreno para el fin de la guerra civil entre las etnias hutu y tutsi y que causó 300.000 muertos. Por eso, para los partidarios del no, reformar la Constitución constituye una violación de estos acuerdos de paz.

La reforma también permitirá al presidente nombrar de forma directa al vicepresidente y a los miembros del Gobierno, sin necesidad de que los apruebe el partido político, y estos podrán no pertenecer a la misma etnia o partido que el jefe de Estado.  

La campaña se ha visto salpicada de polémica. Según recoge la agencia France Presse, los partidarios del no han denunciado presiones sobre los electores para que voten a favor de la reforma.  

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La decisión del presidente Nkurunziza de volver a presentarse a un tercer mandato y su posterior reelección en 2015 desató una oleada de protestas seguida de una represión contra los manifestantes y los opositores, además de un intento de golpe de Estado fallido en mayo de ese año. La crisis ha dejado al menos 1.200 muertos y más de 400.000 refugiados. 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción