Consulta la carta de Jim Mattis a Donald Trump

El secretario de Defensa de EE UU le anuncia en la misiva al mandatario que deja su cargo en febrero de 2019

Esta es la carta enviada por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para comunicarle su dimisión. Las diferencias de Mattis con parte de las políticas del presidente eran evidentes desde hacía meses, pero la dimisión se ha producido en plena polémica por el repliegue en el conflicto sirio, una decisión del republicano que el secretario de Defensa, un general condecorado, rechaza. En su despedida, advierte a Trump de que "su opinión de tratar a los aliados con respeto están fuertemente respaldadas".

Querido señor presidente: He tenido el privilegio de ser el vigésimo sexto secretario de Defensa de nuestro país, lo que me ha permitido servir junto a los hombres y mujeres del Departamento en defensa de nuestros ciudadanos y nuestros ideales.

Estoy orgulloso del progreso que se ha logrado en los últimos dos años en algunos de los objetivos clave de nuestra Estrategia de Defensa Nacional: dotar al Departamento de una base presupuestaria más sólida, mejorar la preparación de nuestras fuerzas y reformar sus prácticas empresariales para un mayor rendimiento. Nuestras tropas continúan teniendo las capacidades necesarias para afrontar los conflictos y mantener una fuerte influencia global de EE UU.

Siempre he creído que nuestra fortaleza como nación está indisolublemente unida a la fortaleza de nuestro sistema de alianzas y asociaciones. Si bien EE UU sigue siendo una nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses ni desempeñar ese papel de manera efectiva sin mantener alianzas sólidas y mostrar respeto hacia esos aliados. Al igual que usted, he dicho desde el principio que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no deberían ejercer como la policía del mundo. En su lugar, debemos usar todas las herramientas del poder estadounidense para proporcionar una defensa común, incluido un liderazgo efectivo de nuestras alianzas. Las 29 democracias de la OTAN demostraron esa fuerza en su compromiso de luchar junto a nosotros después del ataque del 11 de septiembre contra Estados Unidos. La coalición de 74 naciones para derrotar al ISIS es una prueba más.

De manera similar, creo que no podemos ser ambiguos en nuestro enfoque hacia aquellos países cuyos intereses estratégicos están cada vez más en tensión con los nuestros. Está claro que China y Rusia, por ejemplo, quieren conformar un mundo coherente con su modelo autoritario, con una influencia creciente sobre las decisiones económicas, diplomáticas y de seguridad de otras naciones, para promover sus propios intereses a expensas de sus vecinos, Estados Unidos, y nuestros aliados. Es por ello que debemos usar todas las herramientas del poder estadounidense para proporcionar la defensa común. Mis opiniones sobre cómo tratar a los aliados con respeto están fuertemente respaldadas y formadas por más de cuatro décadas de inmersión en estos temas. Debemos hacer todo lo posible para promover un orden internacional que sea más propicio para nuestra seguridad, prosperidad y valores, y ese esfuerzo nos fortalece por la solidaridad de nuestras alianzas.

Debido a que tiene derecho a tener un Secretario de Defensa cuyas opiniones estén más en consonancia con las suyas sobre estos y otros temas, creo que es correcto que renuncie a mi puesto. La fecha de finalización de mi mandato es el 28 de febrero de 2019, una fecha que debe dejar tiempo suficiente para que se nombre y confirme a un sucesor, así como para garantizar que los intereses del Departamento se mantienen a salvo.

Me comprometo con todo mi esfuerzo a lograr una transición sin problemas que garantice las necesidades e intereses de los 2,15 millones de miembros del servicio y 732.079 civiles del Departamento de Defensa para que reciban atención del Departamento en todo momento y puedan cumplir con su misión crítica de protección permanente al pueblo americano. Aprecio mucho esta oportunidad de servir a la nación y a nuestros hombres y mujeres en uniforme.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Jim N. Mattis

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS